La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san

Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
Majo-san

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3208
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 35
Localización : chilena
Galeones Snarry : 97961
Fecha de inscripción : 22/06/2009

Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san I_icon_minitimeMar Nov 22, 2011 10:11 pm

Por su error


Resumen: Severus Snape no soporta que nadie se meta en su vida, y por ende, que trate de hacer cambios en esta, pero cuando conoció a James Potter, el hijo del que fue su alumno hace muchos años, todas las cosas se trastornaron y ahora tratará de que ese chico deje de verlo como el monstruo que su padre le dijo que era.

Categoría: Harry Potter

Personajes: Harry Potter, Severus Snape

Géneros: Drama, Romance.

Clasificación: NC-17

Advertencias: AU=Universos Alternos, Chan=Adulto/Menor, Lemon, Mpreg=Embarazo Masculino.

Desafío: Día Internacional del Snarry (23 de octubre) - Convocatoria 2011

Capitulo: 18/18

Completa: Sí

Beta:

Disclaimers: Los personajes de este fic no me perteneces, los utilizo sólo por mera diversión.



Nuestros inicios


Harry caminaba por el pasillo que daba a su dormitorio. No podía dejar de pensar en lo que vio esa noche y no creía que lo olvidaría nunca. Se había decidido a dar una vuelta antes de irse a la cama y Ron con Hermione estaban en sus cosas. Desde que se hicieron novios las cosas estaban llevándose de diferente forma. Era como si de un momento ellos fueran dos y él estuviera solo. No que ellos lo excluyeran, pero siempre se sentía como mal tercio cuando ellos llegaban a ponerse románticos. Quería a sus amigos, pero no pretendía estar presente en sus vidas para siempre. Aunque lo de hoy, ciertamente es de esas cosas que no compartiría con nadie, ni aunque le prometieran que Voldemort dejaría de interferir en su vida. Y es que ver a Snape como nunca antes lo había visto, no tenía precio.

Había tenido que ir con él para sus clases de Oclumancia, claro, las cosas hubieran estado bien si no le hubiera dado por entrar al despacho de Snape sin que este le autorizado. Después de lo que parecieron ser horas en ese frío lugar, completamente ridículo, por que sólo pasaron unos cuantos minutos, se decidió por “curiosear” por ahí.

Había muchas cosas interesantes en ese lugar, desde artículos mágicos a libros, tanto de hechizos como muggle. No le sorprendió para nada que Snape tuviera unos cuentos de Edgar Alan Poe, pero lo que si le sorprendió fueron unas novelas, que ni en sus más locos sueños hubiera imaginado que el hombre podría interesarse en un tema como ese.

Sintió ruidos detrás de una puerta y se asustó, seguramente Snape esta volviendo y le encontraría husmeando por así, pero nada pasó, el hombre no apareció tras la puerta. ¿Y si se trataba de un ladrón? No, eso sería ridículo estando en Hogwarts. ¿Un mortífago infiltrado? Eso si que podría pasar. Se acercó con cautela, sacando su varita en caso de tener que ocuparla, pero no se esperaba que esa puerta diera a un pasillo. La curiosidad lo mataba y dejó de lado esa vocecita en su cabeza que le decía que tenía que retirarse antes de que las cosas se pusieran feas.

Había dos puertas y bajo una de estas estaba saliendo vapor y no asoció nada. Su mente le dijo que quizás se trataba de fuego. ¿Snape podría estar adentro, en medio de las lamas e inconsciente? Ok, era negativo pensar así, pero últimamente estaba pensando todo de la misma manera, así que tomando la perilla de la puerta la giró con cuidado, no fuera a ser que de verdad había fuego y se calcinara por salvar al grasiento ese.

Abrió los ojos con asombro al encontrar la fuente del vapor. No era mas que agua caliente. Agua caliente que bañaba el cuerpo de Snape, e cuerpo desnudo de Snape. Los colores se le subieron al rostro y una punzada en su bajo vientre le dio muestra de que su cuerpo hormonalmente revolucionado estaba más vivo que nunca. Se abstuvo de gemir, pero no de mirar. Snape lavaba su cabello afanosamente, muestras traviesas gotas se perdían entre sus glúteos. Se quedó pegado viendo el trasero desnudo y blanco de Snape, sintiendo como se le hacía agua la boca. Y luego lo mejor, Snape estaba con los ojos cerrados, enjuagando su cabello del exceso de shampoo. El pene de Snape estaba erecto. ¡Merlín! Estaba admirando al hombre como lo trajeron al mundo y él no era capas de moverse.

¡Muévete, Harry!

La vos en su cabeza esta vez sonaba evidentemente alarmada y fue lo suficientemente clara como para hacerlo retroceder con cuidado e ir cerrando la puerta despacio, para no ser detectado.

Regresó sobre sus pasos y llegó nuevamente al despacho de Snape, pero no se quedó ahí, no era capas de hacerlo. No podría ver al hombre a la cara en este momento, así que corriendo dejó las mazmorras.

Ahora estaba en su habitación y no era capas de dejar de pensar en ese sujeto, que era como un demonio cuando se lo proponía, pero que escondía un cuerpo escultural bajo todo ese kilo de ropa negra.

— ¿Qué haces aquí, compañero? —Le preguntó Ron cuando lo vio acostado boca arriba en su cama — ¿No tenías que ir con Snape? —Enarcó una ceja ante la cara roja de su compañero de casa, pero no dijo nada.

Harry ya dormía, eran cerca de las dos de la mañana, cuando una sombra se deslizó por la habitación de los leones. Una mano cubrió la boca de Harry y este abrió los ojos con terror, pero un susurro en el oído le hizo dejar de pelear.

—Sígame ahora mismo, Potter o tendrá que decirle al director y todo el cuerpo docente, que es lo que hacía esta tarde en mis habitaciones, y que hacía espiándome mientras me tomaba un baño.

Harry sintió sus mejillas arder, y estaba seguro que Snape sintió el calor al tener aun su mano sobre su boca, por lo que no pudo hacer más que asentir.

Caminó tras Snape por los pasillos ya desiertos del colegio, seguramente eran mas de las doce de la noche, por que no había ni siquiera prefectos por ahí.

Cuando llegaron al despacho de Snape, su rostro era una verdadera lumbre. Vio de reojo a Snape y sus ojos se cruzaron, por lo que bajó nuevamente la mirada y siguió caminado cuando el profesor le dio el paso al despacho. No se movió de su lugar junto a la entrada, ¿Por si tenía que huir?

—Profesor yo…

—Pongamos las cosas en orden —dijo caminado alrededor del despacho —, entró en mi despacho, sin que le hubiera autorizado a hacerlo. He ahí su primera falta —dijo enumerando con categoría —, segundo; entró en mis habitaciones privadas sin autorización. Tercero; se atrevió a mirar mientras yo me encontraba dándome un baño… y no se atreva a negarlo, Potter —dijo al ver como este abría la boca con la intención de rebatir —soy espía, Potter, sé cuando la gente se acerca y con las intenciones que lo hacen —dijo acercándose — ¿Podría usted decir lo mismo? —Harry estaba cada vez más pálido — ¿Con que intenciones se quedó mirando, Potter?

—Yo no…

—Sí lo hiso, no se por que lo trata de negar.

—No estoy negándolo —dijo levantando la cabeza por fin, grabe error, por que Snape estaba casi al lado suyo y no podía concentrarse bien sin recordar la escena del baño.

—Debería de aprender a mentir mejor, Potter —le dijo acercándose a su oído —, por que las cosas podrían mal interpretarse.



Harry y Severus seguían en la cama, mientras Harry le relataba partes de lo que vivieron en el pasado.

— ¿Así que tuviste tu momento voyeur? —Le preguntó Severus acariciando las caderas de Harry.

—Fue increíble como ese momento cambio nuestra vida para siempre —dijo disfrutando de las caricias —, desde ese momento estuviste metido en mi cabeza y te encargaste de reforzarlo día con día.

— ¿Ah sí? ¿Por qué?

—Aun continuábamos con as clases de Oclumancia, y cada ves que podías te metías en ese recuerdo y eso no hacía mas que avergonzarme. —Dijo mirándolo a la cara, ahora que podía hacerlo, no perdería momento en el día de mirar ese rostro —, pero lo mejor fue cuando te confesaste.

— ¿Yo? Creo que estas mal, el sentimental aquí eres tú.

— ¿Lo recuerdas? —Le preguntó enarcando una ceja.

—No, pero imagino…

—No imagines nada, déjame contarte.


Harry estaba preparado para una nueva práctica con Severus, cada día era más excitante, por que tenían una especie de tira y afloja que lo dejaba caliente por horas, pero no se atrevía a decirle nada a ese misterioso hombre que se encargaba de “calentarle la sopa”.

— ¿Estas preparado? —le preguntó al oído, apareciendo por su espalda y asustándolo en el proceso.

—Por supuesto que sí —respondió al desafío, sabiendo ante mano que sería derrotado de todos modos.

—Ven —le dijo sosteniéndolo de la mano, algo que no había hecho nunca en esos meses de flirteo mutuo.

Harry siguió al hombre y vio que se dirigían a la misma puerta por la que entró hace meses y se acercaron a la puerta del baño, los colores se le subieron al rostro nuevamente y eso acarreó una risa nítida por parte de Severus.

—No te rías —le pidió, pero eso ni siquiera sonó a ruego, era mas bien una imploración en voz muy baja.

—Es que no entiendo por que aun te avergüenzas, si no puedes evitar sacarme de tu cabeza cada vez que llegamos a este recuerdo.

—Será por que no quiero hacerlo —dijo sin pensar y tarde se dio cuanta de que lo había dicho en voz alta —, lo siento.

— ¿Por que lo sientes? —Le preguntó, mientras lo ponía frente a él, apoyado en la puerta —Has tratado de negar lo que sientes por mucho tiempo.

—Por que no es correcto.

— ¿Quién lo dice? —dijo sonriendo de lado.

— ¿Todo el mundo? —Preguntó con ironía.

—Pues yo no digo eso —dijo acercándolo a su cuerpo y abrazándolo —sólo espero que crezcas rápido. —le dijo al oído.

— ¿Por qué? —Preguntó embriagado con el aroma del cuerpo de Snape.

—Por que sería un delito el que te besara ahora.



—Recuerdo que no me besaste hasta que regresé el año siguiente. Estuve muy mal por la muerte de Sirius y tú te encargaste de que superara su perdida de manera magistral —le dijo al tiempo en que dejaba un beso en la base de su cuello —, puedo decir que viví un muy buen noviazgo, por lo menos por el tiempo que duró.

—Cuando pasó todo lo de Parkinson —dijo con voz asertiva.

—No —le corrigió —, fue cuando partí a buscar los Horcrux con mis amigos. Tuvimos que permanecer separados, mientras tú mantenías a Voldemort alejado de nosotros. Fueron meses horribles en los que sólo añoraba tu presencia. Hasta que volvimos al colegio por los Horcrux que estaban en Hogwarts, te busque en el colegio…

—Y te hice el amor por primera vez—dijo abriendo los ojos impresionado.

— ¿Severus? —Preguntó, mientras se sentaba en la cama para ver a la cara a su amante — ¿Puedes recordar?

—No es posible —dijo sentándose también —. Se supone que cuando uno recibe un Obliviate, no puede recuperar esos recuerdos.

—Puede ser que… —dijo tomando las precauciones — ¿Y si la persona que te hechizo muere?

—Eso sería probable, sumando a que ellos no tenían el poder necesario para hacer un hechizo con tanto poder, pero Parkinson aun esta viva.

— ¿Y lo está? —Preguntó dudando de lo que iba a decir — ¿Y si fue condenada al beso?

— ¿Por secuestrarte y poner la vida de nuestro hijo en peligro? No lo creo.

—Pero el ministerio italiano pudo haber pedido la cabeza de ella, recuerda que yo trabajaba para ellos, y el ataque en que me vi involucrado, también se vieron involucrados tres Aurores más que fallecieron.

—Entonces….

—Parkinson está muerta.

Se quedaron nuevamente cayados, cada uno metido en su propio mundo.

—No puedo creerlo —dijo dejado de caer en la cama, y llevándose a Harry con él, que quedó nuevamente sobre su pecho —por fin pagará todo lo que nos hizo.

—Sí —dijo perdido en sus recuerdos, pero luego una sonrisa traviesa se formó en sus labios —, ¿Por qué no me cuentas que es lo que recuerdas de nuestra primera vez?

Snape sonrió de lado, mientras acercaba a su amante a su cuerpo y cerrando los ojos comenzaba a contar su versión se los hechos.


Severus sabía que estaba en el colegio, muchos rumores se habían extendido por los alumnos y daba gracias a que los Carrow no se hubieran enterado aun de ello.

Tenía que seguir con su papel, como director del colegio. Nuevamente tenían que poner en peligro a su pareja. Desde hace meses que le había perdido el rastro, pero Narcissa le había confiado que ellos tres estuvieron en su casa, en calidad de rehenes, pero que habían logrado escapar con bien.

Salió de sus pensamientos cuando sintió como la puerta de su despacho era abierta y volvió a ponerse su mascara de indiferencia, que cayó en el mismo instante en que vio a la persona que entraba en ese momento.

—Harry —dijo con voz agónica, mientras caminaba al encuentro del joven, que sólo cerró la puerta de golpe y corrió a los brazos de aquel hombre.

—Oh, Severus. No sabes cuanto te he necesitado —le dijo abrasándolo.

—Yo también, mi amor —lo alejó un poco de su cuerpo, pero sólo lo necesario para poder besarlo con fervor.

Se entregaron a un beso que anhelaban con pasión, con locura y desenfreno. Hace meses que no sabían el uno del otro, sabiéndose ambos en peligro de muerte.

Harry se abrazó a Severus con más fuerza que antes.

—Te necesito, Severus. Te juro que no es un capricho, pero necesito saber que fui tuyo antes de enfrentarme a él. Quiero saber que te tengo conmigo, no solo en mi mente, sino también en mi cuerpo.

Y Severus no necesitó oír nada más. Se moría por tener a Harry entre sus brazos. De sentir su piel caliente. Recorrer con sus manos cada tramo de su piel, tal y como lo hacia ahora, mientras recostaba a Harry en el largo sofá que estaba en el despacho y lo comenzaba a desnudar. Iba besando cada espacio de piel que iba quedando al descubierto, y se dedico a lamer y curar con sus labios cada marca o cicatriz que tuviera encima. Le recorrió desde la frente a la punta de los pies, besándolo, venerándolo, haciéndolo gemir con sus caricias, sin dejar nada en el olvido. Le hizo gritar cuando llegó a su erecto pene y lo metió en su boca, dándole a Harry su primera felación. Lo hizo correrse en su boca, mientras sus dedos, embetunados con líquidos seminales, iban ensanchando la pequeña abertura de su ano, que ahora se dilataba para recibir a su propio miembro. Lo hizo que se sostuviera de él con fuerza y cuando vio que podía moverse lo hizo saliendo y entrando de golpe, rosando su próstata y logrando que Harry gimiera y llorara de alegría, de emoción, de sentirse un por fin, de sentirlo llenarlo por dentro cuando el orgasmo les atacó y Severus eyaculó en su interior.

Harry estaba en las noves, no era capas ni siquiera de abrir los ojos. Ni de pronunciar palabra.

Severus no podía hablar, su garganta se secó por los gemidos y su respiración era errática, pero iba pausándose poco a poco.

—Te amo —le dijo besándolo, y luego abrasándolo contra su cuerpo, aun sin sacar su miembro blando de su interior.

—Yo también te amo, Severus. —le dijo con los ojos bañados en lagrimas —, no sabes lo feliz que soy en este momento.

—Puedo hacerme una idea —dijo tomando la mano del menor y poniéndola sobre su corazón —por que siento lo mismo que tú.



Cuando Severus terminó su relato ya se encontraba nuevamente en el interior de su amante recuperado. La conversación subió la temperatura de ambos y no fueron capases de retener sus impulsos. Se necesitaban, se amaban, volvían a recordar y ahora eran capases de luchar contra viento y marea por su felicidad. El resto del mundo que esperara. Tenían una vida como familia la cual disfrutar, y pasarían unos cuantos meses mas antes de que el mundo volverá a escuchar de la familia Snape Potter.

Fin


Capítulo anterior
Volver arriba Ir abajo
meryneko
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
meryneko

Tú eliges cómo continuar 2 Maraton Junio 2014 No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 174
Fecha de nacimiento : 08/10/1994
Edad : 26
Localización : Encerrada en lo más profundo de mi corazón...
Galeones Snarry : 12411
Fecha de inscripción : 29/05/2014

Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Re: Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san I_icon_minitimeJue Jun 05, 2014 5:47 am

Ala O_O Que final mas lindo ^^
A pesar de todo lo que les pasa, al final pueden estar juntos y Sev recordarlo todo ^^
Me ha encantado la historia ^^
Nos leemos!! ^^
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
Helen Black P

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 556
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 32
Galeones Snarry : 28958
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Re: Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san I_icon_minitimeJue Jun 05, 2014 2:00 pm

una gran historia, me encanto, y mas el final, por fin están juntos tratando de recuperar el tiempo perdido, son tan lindos
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Re: Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san I_icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Por su error. Capítulo 18: Nuestros inicios. Capítulo final. Por Majo-san
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Club de Duelo :: Archivo Dia Internacional del Snarry-
Cambiar a: