La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san

Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
Majo-san

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3208
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 35
Localización : chilena
Galeones Snarry : 97961
Fecha de inscripción : 22/06/2009

Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san I_icon_minitimeMar Nov 22, 2011 10:02 pm

Por su error


Resumen: Severus Snape no soporta que nadie se meta en su vida, y por ende, que trate de hacer cambios en esta, pero cuando conoció a James Potter, el hijo del que fue su alumno hace muchos años, todas las cosas se trastornaron y ahora tratará de que ese chico deje de verlo como el monstruo que su padre le dijo que era.

Categoría: Harry Potter

Personajes: Harry Potter, Severus Snape

Géneros: Drama, Romance.
Clasificación: NC-17

Advertencias: AU=Universos Alternos, Chan=Adulto/Menor, Lemon, Mpreg=Embarazo Masculino.

Desafío: Día Internacional del Snarry (23 de octubre) - Convocatoria 2011

Capitulo: 15/18

Completa: Sí

Beta:

Disclaimers: Los personajes de este fic no me perteneces, los utilizo sólo por mera diversión.


Buscando una confesión


—Necesito que me acompañes.

Harry detuvo su camino, iba con James en dirección a los terrenos de Hogwarts, quería ir a visitar a Hagrid cuando Snape les cortó el camino.

— ¿Qué es lo que quieres ahora?

—Ya te lo dije la última vez…

—Ah… Te puedes acordar de la última vez —dijo irónico —pues como yo mismo te dije y espero que lo recuerdes también, no te esfuerces en demostrar lo indemostrable.

— ¿Podrías, por una vez en tu vida, dejarme hablar y dejar de ponerte a la defensiva?

—Pues no, fíjate que estoy ocupado y…

—Demasiado tarde —dijo acercándose a ellos y sosteniendo a James del brazo.

— ¡No lo toques!

—No grites, Potter, o la gente se acercara a mirar y me darás la razón que sólo te importa ser el centro de atención.

James, que sólo era mero exportador de todo eso, pudo notar cuan tensos estaban los dos. Su corazón dolió en entendimiento. Su padre aun no olvidaba completamente a Snape y lo más probable es que aun lo amara. Dios, como le haría sufrir eso, por que estaba seguro que su padre no daría su brazo a torcer muy fácil. El asunto aquí era ¿Snape sentía lo mismo?

—Yo… —su voz llamó la atención de los adultos, que al notar cuando apretado tenían al chico, lo soltaron ligeramente — gracias —dijo soltándose u poco más, no se había dado cuenta que ambos eran muy fuertes —, creo que ambos tienen que hablar, y yo no quiero estar presente, así que podrías dejarme con Hagrid, papá, de todas formas él sabía que iría hoy.

—Hijo…

—Papi, nada pierdes, ya lo habías perdido todo con é, después de todo, así que habla con él, dile todo lo que tienes que decirles y luego vámonos ¿No se supone que volveríamos a nuestro hogar? Quiero que lo hagas sin ningún tema pendiente aquí.

Harry adoraba a su hijo, era tan maduro y sensible que le daban ganas de encerrarlo en una cajita para que nadie se lo mirara mucho.

—Espérame aquí —le “ordenó” a Snape, antes de partir con James, retomando su camino hacía la cabaña de Hagrid.

Snape los vio alejarse y se preguntó, ¿Qué lo hizo enamorarse de ese chico al punto de tener un hijo en común? Por que sabía que si se había acostado con Potter, no fue por simple calentamiento. Además estaba de nuevo ese recuerdo, sí, ya sabía que era un recuerdo. Harry saltaba de un lugar al otro y luego se acercaba a él para poner una de sus manos sobre su vientre, para que él mismo sitiera como comenzaba a crecer esa nueva vida. Luego la persona que los atacaba, o por lo menos es lo que él pensaba, por que luego de eso sólo había luz.

Ahora que lo veía acercarse de nuevo, sin James, se dijo que evidentemente el hombre era apuesto, pero no recordaba haber sentido atracción física hacía ningún hombre antes, era eso lo que mas le incomodaba y molestaba, por que quien le hechizo, también borró ese gusto por el sexo opuesto que tenía, o por lo menos eso es lo que él pensaba.

— ¿Listo? —Le preguntó Severus cuando llegó a su lado.

—Sí, así que habla rápido por que no quiero dejar ami hijo solo por tanto tiempo.

—No hablaremos aquí, de hecho, ni siquiera hablaremos.

— ¿Ah no? Entonces dime que se supone que vamos a hacer —dijo cruzándose de brazos, incomodo por recordar las palabras de su hijo.

James y él estaban frente a la cabaña de Hagrid, esperando que el hombre les abría, cuando el niño se volteó para quedar frente a él.

— ¿Qué pasa? —Preguntó Harry, al ver como el ceño de su hijo se fruncía.

—Papá, tú me dirías si estas enamorado, ¿Verdad?

—Por supuesto, hijo, ¿Por qué, me dirás quien te gusta a ti? —Preguntó divertido.

—No, por que no me gusta nadie —dijo pese al sonrojo de sus mejillas —, pero no me gustaría que por pensar que a mi me molestara, tú dejaras pasar la posibilidad de volver a enamorarte.

—No se a que te refieres, hijo, pero ciertamente es algo que no pasaría.

— ¿Ni siquiera si fuera Severus Snape? —James notó que el lugar se quedó en un silencio total, lo que le decía que hasta la respiración de su padre estaba atorada en su garganta — ¿Papá?

— ¿Por qué me dices esto, James? —Preguntó, sintiendo como un nudo le estuviera ahorcando.

—Por que una vez me dijeron que un gran amor nunca se olvida, por mucho daño que este te haga. Si de verdad lo amate, nunca dejaras de hacerlo.


Luego de eso Harry había besado la frente de su hijo, pero no dijo anda más, por que en ese momento llegó Hagrid y le pidió que cuidara a su hijo por unos minutos, cuando volvía al colegio, vio como Scorpius y Louis seguían la dirección a la cabaña donde dejó a James. No le tomó importancia, mucho menos cuando las palabras de su hijo aun rondaban en su cabeza.

— ¿Vamos? —Llamó Severus, despertándolo de su letargo.

—Aun no me dices a donde quieres llevarme.

—Iremos al ministerio. Conseguí que me dejaran hablar con los responsables de tu secuestro.

—Ah, Parkinson — dijo con desprecio —, no será que quieres ver a tu amante…

—Vas a detenerte con todo esto —loe dijo sosteniéndolo con fuerza del brazo —me estas juzgando de lo que no soy culpable…

—Es lo que yo vi…—le dijo soltándose de golpe —nadie me quitará de la cabeza —le decía golpeándose la cien con un dedo —cuando te encontré con esos dos, cuando me querías hacer abortar…

—Que poco me conoces, Potter. Tú error fue creer y no averiguar.

— ¿Y cual fue tu error, Snape? —Preguntó con desprecio — ¿Cuál fue?

—Eso es lo que quiero averiguar —dijo bajando la cabeza —, pero nunca, escúchalo bien, nunca actuaría de esa manera, si estuve contigo, no estaría con alguien mas.

—Es lo que yo creía en esos años. Cuan equivocado estaba —dijo negando con la cabeza.

—Sé que ahora nada te hará cambiar de opinión, pero sé que si hablamos con esa mujer, puedo obligarla a decir la verdad.

— ¿Cómo lo harás? —Preguntó mirándolo con rencor.

— ¿Recuerdas lo que te hablé de esta botellita —dijo balanceando una pequeña botella de cristal.

— ¿Veritaserum? ¿Le darás Veritaserum?

—Es la única manera que tengo de saber la verdad, sin ningún intermediario.

— ¿Qué harás si lo que digo es cierto? ¿Si de verdad te comportarte de manera tan… despreciable?

—Lo asumiré, pero antes deberé saber por que.

Harry mantuvo completo mutismo, hasta el momento en que llegaron al ministerio de magia, no había dicho nada, no se preocupó si el hombre caminaba o no tras él, ni siquiera le prestó atención a los reporteros que trataron de cortarle camino, tratando de conseguir una entrevista o si quiera unas palabras del desaparecido héroe del mundo mágico. Harry en su fuero internó no podía mas que sentir asco por este tipo de personas, que ni siquiera le buscaron, estaba seguro que un par de llamabas, un mínimo de comunicación y ellos se habrían enterado de que estaba en Italia, no es como si de verdad estuviera escondido, por lo menos no desde hace bastantes años.

Severus iba sumergido en su propio mundo, tratando de entender una razón, por muy ilógica que fuera, para que esa mujer hubiera atentado contra su felicidad. Siempre quiso una familia, y a ella le debía el que no la tuviera.

—Señor Snape, señor Potter —saludó un Auror, que estaba esperándole en uno de los pasillos, y que se encargó de que los reporteros fueran mantenidos a raya. —, síganme, por favor —dijo haciéndoles una señal con la mano para que lo acompañaran.

Llegaron a los aposentos de los presidiarios, un lugar deplorable, con olor a azufre y caluroso como el infierno mismo. El lugar perfecto para las personas que estaban encerradas en este lugar.

—Necesito un tiempo a solas con Parkinson —dijo Snape.

—Recuerde que un Auror debe estar con ustedes.

—Pues entonces que el Auror Potter me acompañe.

Harry vio a Severus, por primera vez, como si realmente no hubiera esperado que dijera algo como eso. No se le pasó por la cabeza que lograrían quedarse el suficiente tiempo con la presa, sin la compañía de alguien mas, de hecho, había pensado que tenía contactos dentro del ministerio que le permitirían el usar la poción con esa tipa.

—Bien, en ese caso —dijo el otro Auror, quitándole importancia al asunto.

Harry se dijo a si mismo que la seguridad en el ministerio de magia de Londres, era ciertamente deficiente, por que cualquier persona pudo haber entrando tomando su apariencia. Fue en ese momento en que su estomago dio un tirón y sus propias palabras le traicionaron.

Cualquier persona pudo haber tomado su imagen.

¿Y si Snape decía la verdad?

¿Y si el Snape que vio teniendo sexo con Parkinson era otro?

Se detuvo de golpe y su mirada se desvió al hombre que estaba a su lado y sintió temor, sintió pánico de descubrir que todo eso fue su error.




Capítulo anterior
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
Helen Black P

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 556
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 32
Galeones Snarry : 28958
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san Empty
MensajeTema: Re: Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san   Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san I_icon_minitimeJue Jun 05, 2014 9:34 am

espero que pronto arreglen las cosas Very Happy no me gusta verlos separados y a Harry tan lastimado, pero es cierto necesita saber bien que paso
Volver arriba Ir abajo
 
Por su error. Capítulo 15: Buscando una confesión. Por Majo-san
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Club de Duelo :: Archivo Dia Internacional del Snarry-
Cambiar a: