La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Puro instinto. Capítulo 2

Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
Majo-san

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3208
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 34
Localización : chilena
Galeones Snarry : 97784
Fecha de inscripción : 22/06/2009

Puro instinto. Capítulo 2 Empty
MensajeTema: Puro instinto. Capítulo 2   Puro instinto. Capítulo 2 I_icon_minitimeLun Nov 25, 2019 12:36 pm

Capítulo 2


Severus no tenía idea de que es lo que estaba pasando. Harry en cambio peleaba dentro de la mente, donde el alpha tenía el control total, era Severus, su Severus, este alpha demente había cometido la estupidez de viajar al pasado y no medía las consecuencias. Pero no permitiría que dañara a Severus, ni siquiera él mimo lo dañaría.
-No, basta -dijo Harry teniendo un pequeño control-. Lo lamento, mi amor, lo lamento tanto -dijo sosteniendo sus manos, sus ojos empañados en lágrimas. Severus pensaba que era preferible mil veces ese tono verde esmeralda en las facciones adultas del hombre-. No dejes que te dañemos, mi amor... él es débil ante ti -quería decir más, pero su control se perdió en un segundo, su rostro cambio de inmediato.
Severus lo notó.
-Déjalo salir -dijo cruzándose de brazos-. No eres el real tú… eres sólo instinto.
-No te equivoques, Severus -dijo sacudiendo la cabeza-. Además, me llamas puro instinto; eso te lo demostraría ahora mismo, pero estoy demasiado molesto.
-¿Tú me lo demostraras? -dijo mirándolo de pies a cabeza- Un viejo como tú no es un contrincante para mí.
-Podría decir lo mismo, demasiado joven, demasiado ingenuo -dijo acechándolo-, tengo en mi cuerpo el paso del tiempo, la guerra, la experiencia y el dolor -dijo tomándolo del brazo por fin.
-Un viaje en el tiempo puede destruir tu verdadero tiempo -dijo tratando de razonar, no creyendo aún él mismo la bizarra historia.
-Eso me tiene sin cuidado -dijo acariciando, casi con cariño la mejilla de Severus-. El futuro puede desaparecer si con eso te tengo a mi lado nuevamente.
-No quiero saber -dijo cubriéndose los oídos.
-Moriste en mis brazos -dijo mirándolo a los ojos, sosteniendo las manos del joven Severus, para que este no pudiera cubrir sus oídos-. No permitiré eso nuevamente. Voldemort morirá en esta época, donde no podrá tocarte un pelo ni a ti ni a nuestro hijo.
-Por favor, detente -dijo sintiéndose ansioso.
-Te apartó de mi lado y ahora yo te apartaré del suyo -dijo acercándolo para besarlo con fuerza.
Severus quería pelear, pero sentía que las fuerzas se le iban. Harry lo notó y afianzó su agarre en la cintura de su pareja. Se separó dos segundos para poder susurrar sobre sus labios el hechizo que le dejaría inconsciente. Tomó entre sus brazos el cuerpo de Severus y lo dejó sobre el sillón. Le daría unos momentos de paz, que descansara antes de que todo comenzara. Era hora de empezar su cacería. Mataría a Voldemort en esta época. Si cambiaba el futuro no le importaba, pero tendría a Severus a su lado.

Dos horas después Severus estaba sentado en el sillón de la sala, el supuesto Harry Potter venido de un futuro calculable, estaba paseándose de un lado para el otro. Tenía que salir de aquí, esto era una trampa, lo intuía, nada bueno podía salir de un alpha descontrolado.
-Dejaremos las cosas claras desde un principio, Severus -dijo sentándose frente a él. Apoyando ambos codos en sus rodillas y la barbilla en sus puños-. Necesitaré información clara y precisa para no intervenir demasiado en los acontecimientos de esta época.
-No tengo porque darte esa información -le respondió Severus, incomodo con la mirada intensa que recibía del sujeto.
-¿Qué es lo que no entiendes sobre mi paciencia, Severus?
-¿Qué es lo que no entiendes tú de que no tengo porque decirte nada de nada?
-De verdad que no entiendes las cosas, mi amor.
-Deja de llamarme así -le dijo entre dientes. Se puso de pie para caminar a la cocina, no quería verlo.
-Amir -dijo llegando a su lado en un segundo, sosteniéndolo del brazo- sabes que significa -no era una pregunta. Era una afirmación.
-Príncipe en árabe -dijo tratando de soltarse del agarre feroz en su muñeca-. Me estás lastimando.
-Así llamaríamos a nuestro hijo –dijo apretando con más fuerza- , pero lo mataron en tu vientre.-¡Te dije que te detuvieras! -dijo removiéndose- ¡No quiero saber nada de eso!
-¡Seis meses alcanzó a vivir antes de morir contigo en mis brazos!
-¡Vas a romper mi brazo, detente! -dijo sintiendo como si de verdad el brazo lo tuviera entre tenazas.
Harry vio como la cara de Severus se contorsionaba por el dolor, así que lo soltó y Severus corrió lejos de él.
Escuchó como corría escaleras arriba y cerraba una puerta. Seguramente se había metido en su habitación. Caminó con calma, viendo el lugar, tomó una gran bocanada de aire y lo soltó lentamente para tranquilizarse.
-¡¿Cómo te atreves a dañarlo?!
-No tengo tiempo para tus sermones, cobarde -dijo al escuchar como Harry hablaba en su cabeza.
-¡Dañaste a Severus, por Merlín, de verdad le hiciste daño!
-No es necesario que me lo digas, vi su mano enrojecida, aun siento sus huesos en mis manos.
No escucharía más a Harry, así que caminó escaleras arriba para buscar a Severus, tenía que averiguar demasiadas cosas y su omega le respondería.
-No te acerques -dijo Severus desde la puerta, y Harry no había alcanzado a llegar al último escalón de la escalera-. Estas demente, y no quiero tenerte cerca.
-Claro que estoy demente -dijo avanzando, aun viendo como Severus le volvía a apuntar con una varita, de repuesto posiblemente, pero le molestó ver la muñeca de su omega poniéndose morada-. No quise lastimarte, Severus, lo lamento -dijo estando a unos metros-. Pero el recuerdo de Amir me trastorna.
-No tengo la culpa, no soy el Severus con el que te casaste, y tampoco lo seré.
-No me hagas esto -dijo tratando de acercarse nuevamente, pero Severus entró a la habitación y cubrió la entrada con un escudo trasparente.
-Deja salir al verdadero Harry Potter, sólo con él dialogaré.
-Eso no pasará -dijo acercándose, pero al tocar la barrera esta le dio una descarga eléctrica-. Severus no queda tiempo.
-Yo tengo todo el tiempo del mundo -dijo cruzándose de brazos.
-Pero mis padres no -si tenía que usar el amor de Severus por su madre lo haría, con tal de salvar a Severus, a sus padres y amigos, a todos los que murieron injustamente por ese miserable, claro que lo haría.
-¿De qué estás hablando? -preguntó arrugando el entrecejo.
-Primero dime la fecha de hoy.
-Deberías saberlo, tú viajaste.
-Si lo supiera no te estaría preguntando, mi amor.
-Deja de llamarme así -dijo apretando los puños-. No sacaras nada de mi haciéndome enfadar.
-Lo tengo claro, Severus, fui tu esposo por más de diez años.
-Entonces deberías saber cuánto me molesta….
-Severus, mis padres morirán irremediablemente si no me respondes ahora mismo -Severus se quedó estático ¿Lily muerta? -Eres tan trasparente para mí, Severus -le dijo algo siniestro, negando con la cabeza- Sí, mi madre morirá. Tu gran amor de juventud será asesinada por Voldemort el día de mi primer cumpleaños -Severus elevó al cabeza alarmado. Sí, su esposo era el mejor espía de la comunidad mágica, pero él tampoco se quedaba atrás -Así que estamos cercanos a esa fecha.
-Una… semana -dijo cayendo de rodillas, al mismo tiempo que el escudo que protegía la entrada.
Harry entró con lentitud y se agachó para estar a la altura de Severus. No era un monstruo, ni puro instinto como decía su omega, se consideraba otra personalidad, dos Harry dentro del mismo cuerpo. Pero ambos amaban a este hombre de la misma forma. Uno más demencial que el otro, claro está.
-Los salvaremos, Severus -dijo con voz un poco más suave-. Después arreglaremos nuestros problemas, pero no me alejaré de ti -dijo sosteniendo el mentón de Severus para verlo a los ojos-. Logré enamorarte en mi época siendo un mocoso inútil y sin experiencia. Lo lograré ahora también.
-Debes regresar -dijo negando con la cabeza- si te quedas cambiaras todo.
-No puedo regresar a un lugar donde tú no estás -dijo sosteniéndolo por la nuca para acercarlo y besarlo. Este era su omega, su Severus, uno que no había vivido los momentos más duros de su vida y que tampoco lo haría, lo mantendría en una burbuja de cristal de ser necesario.
Severus sintió una lagrima caer en su rostro. Este alpha le estremecía, aunque no quisiera. No lo conocía, le temía, no podía entender en qué momento sus gustos habían cambiado. A él le gustaba las chicas… o por lo menos su único amor había sido una.
-Tengo que irme ahora, Severus, tengo que poner a mis padres ya a los Longbottom a salvo.
-¿Los Longbottom? -preguntó aun obnubilado por ese beso.
-Sí, irán tras ellos, porque no sabrán si Neville o yo, es el niño de la profecía que escuchaste. Los torturaran hasta dejarlos sumergidos en la locura.
-Dumbledore tiene que saber.
-Entonces vamos con él. Tenemos que poner a los Potter y a los Longbottom bajo protección.
-Pero los mortífagos…
-Me encargaré de ellos. De cada uno de ellos. Morirá todo aquel que lleve la marca.
-Yo llevo la marca -dijo arrugando el entrecejo.
-Oh, pero tú serás mi esclavo personal -dijo divertido poniéndose de pie.
-No lo hagas -dijo negando con la cabeza. Había entendido el tono jocoso en eso, pero muchos mortífagos lo eran por obligación-. Muchos de ellos lo hacen contra su voluntad.
-Veremos…
-No tienes el derecho de decidir el destino de los demás -dijo molesto nuevamente. Harry rodó los ojos, su esposito sí que era un mocoso irritante ¿Y lo juzgaba a él en su tiempo?
-Severus, eso lo dejaremos para adelante, ahora mismo iremos con Dumbledore para ver la forma de poner a los Potter y Longbottom bajo protección, una verdadera protección.
-¿A qué te refieres con verdadera protección?
-¿Recuerdas a Peter Pettigrew?
-Lo recuerdo -dijo arrugando el entrecejo.
-Pues traicionó a mis padres, en mi tiempo los entregó a Voldemort… es un mortífago justo ahora -Severus abrió los ojos impresionado, no podía creer que eso fuera verdad, Potter, junto a Pettigrew, Black y Lupin eran, según su entendimiento a través de los años, casi como hermanos.
-Ellos son amigos…
-Y aun así los traicionó -dijo apretando las manos-. No puedes entender el dolor que sentí al saber eso y muchas cosas más. -dijo molesto, pero eso lo dejaría para después, tenía que salvar a mucha gente, su padrino y el profesor Lupin entre ellos-. Vamos con Dumbledore, tenemos que hacer un plan de acción.
-¿Qué es lo que pretendes? -preguntó Severus, siguiéndolo al primer piso.
-Ante todo salvar a mis padres y mi padrino -dijo tomando la mano de Severus, con cuidado de no lastimarlo más de lo que lo había hecho-. Demonios, te lastime de verdad.
-Lo hiciste y creme que no volverá a suceder.
-¿Me harás caso cada vez que diga algo?
-De verdad que eres insoportable -dijo mirándolo mal.
Harry sonrió de lado, era mejor aparecerse donde Dumbledore o tiraría a este joven Severus sobre cualquier superficie para tener sexo y estaba seguro de que su otra personalidad le jodería la vida entera si no se controlaba.




Continuará...


N/A: Aun buscando un nombre para la otra personalidad de Harry.
Volver arriba Ir abajo
 
Puro instinto. Capítulo 2
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: