La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalÚltimas imágenesRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Cien por cien snarry-artículo sobre los motivos de mi pasión por el snarry

Ir abajo 
AutorMensaje
Rowena Prince
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
Rowena Prince


No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 350
Fecha de nacimiento : 08/09/1968
Edad : 54
Localización : Madrid
Galeones Snarry : 15158
Fecha de inscripción : 12/08/2010

Cien por cien snarry-artículo sobre  los motivos de mi pasión por el snarry Empty
MensajeTema: Cien por cien snarry-artículo sobre los motivos de mi pasión por el snarry   Cien por cien snarry-artículo sobre  los motivos de mi pasión por el snarry I_icon_minitimeSáb Mar 29, 2014 4:31 pm

Como es largo, lo dividiré en varios capítulos. Espero que os guste y que dé motivos para comentar

CIEN POR CIEN SNARRY
Por Rowena Prince

Son muchas las razones por las que leo Snarry y también son muchos los argumentos por los que SÓLO leo Snarry. Algunos de estos motivos son muy subjetivos, estrictamente personales, pero espero poder compartir algunos de estos razonamientos con quien lea estas líneas.

Para empezar, tengo que confesar que debo mi incursión en el mundo de los foros, el fenómeno “fandom”, los fics y hasta las redes sociales, a JK Rowling y a su saga Harry Potter. Antes de llegar a estos libros, no sentí la necesidad de entrar en contacto con ningún otro fan de cualquiera de mis aficiones. Las disfrutaba tranquilamente en soledad.

Hasta que llegó el sexto libro y Severus Snape mató a Dumbledore. Ese día necesité desesperadamente hablar con otros lectores y conocer su opinión y así fue como empezó mi andadura pottérica por Internet y, claro, descubrí que había una cosa que se llamaba “fanfic”.

El primer fic que leí no era snarry y lo cierto es que me gustó mucho, era un Sevmione muy divertido, pero el segundo ya fue un snarry y … hasta ahora. Mi primera fuente de perversión de calidad fue la página en inglés Detention y ahora se podría decir que “estoy casada” con la página “Walking the Plank” una de las recomendadas por Intruders. Evidentemente, ambas son exclusivamente snarry.

Después de años practicando el inglés de Hogwarts e incrédula de que no existiera algo semejante en español, pululé por la red y encontré La Mazmorra del Snarry y, claro, he anidado allí y en Slasheaven que, para las mazmorrianas, funciona como un anexo auxiliar para leer y publicar. El último paso en esta relación de amor entre el Snarry y yo ha sido escribir mis propias historias; pero de eso, que hablen en todo caso quienes las lean.

Obviamente, si te enganchan los relatos en los que Harry Potter y Severus Snape son pareja es porque te gustan estos dos personajes. En mi caso concreto, adoro estas dos creaciones de Rowling. Harry me parece especialmente humano, con sus virtudes y sus defectos, con sus contradicciones, con sus penas y sus alegrías, sus traumas, sus sueños: un personaje magníficamente construido con el que se han podido identificar no sólo niños y jóvenes.

Pero a Harry se le puede relacionar con otros de los muchos personajes interesantes que tiene la saga y en el fandom hay todo tipo de “pairings” Y de todos ellos, el que probablemente tiene más éxito, especialmente entre los fans de habla hispana, es el que empareja a Harry con Draco Malfoy, es decir, el Drarry. A mí me parece que con Draco se pueden hacer grandes cosas, pero lo cierto es que no es plato de mi gusto.

1. Severus Snape

Snape es un personaje fascinante, más apasionante casi por lo que no se cuenta de él que por lo que se cuenta. Así que, con todo mi respeto a todos aquellos fans pottéricos que prefieren que Harry viva un apasionado romance con el rubio de Slytherin o con otras de las magistrales creaciones de JK, voy a exponer por qué prefiero que mi amado Harry acabe en los brazos de su Profesor de Pociones.

El primer motivo que me incitó a leer Snarry, en cuanto encontré un fic de esta pareja, es que ya me daban “pálpito” en los propios libros de JK.

Mi primera revelación tuvo lugar en plena clase de oclumancia, concretamente, en la  página 550 de “Harry Potter y la Orden del Fénix”  A esas alturas de la historia, yo ya analizaba concienzudamente el texto, dando por hecho que nada de lo escrito estaba al azar y todo había sido previamente estudiado y sopesado por la autora. Con esta perspectiva, me quedé de piedra cuando leí: “Snape miró a Harry y se siguió el contorno de los labios con un largo y delgado dedo”. Y por si esto no fuera suficiente, al final de la misma página, sigue: “Snape miró fijamente a Harry unos instantes mientras se pasaba todavía un dedo por los labios”.  Y, en mi modesta opinión, en el lenguaje no verbal, acariciarse los labios mientras miras fijamente a alguien es una expresión indudable de deseo tremendamente sexy….

No puedo dejar de mencionar que en lo “sexy” que puede llegar a ser Severus en la mente de las lectoras de Harry Potter, el hecho de que Alan Rickman interprete – y magistralmente – al personaje tiene mucho que ver.


Es un personaje clave

Pero si hay algo atractivo en Severus Snape es su papel en las novelas. Porque ahora que la saga está terminada y se puede analizar en profundidad su intervención en la historia, este personaje es, en cierto modo, el que abre y cierra el ciclo de toda la trama. El relato de JK comienza con un niño que sobrevive a una maldición mortal y que es el protagonista. Y no sólo eso, es el narrador de la historia, porque Rowling utiliza un narrador apoyado para contarla y los lectores sentimos, vemos, oímos, averiguamos, conocemos… lo que siente, ve, oye… Harry Potter.

Y cuando se desvela todo el hilo argumental, descubrimos que si ese niño está vivo y, por tanto, si la historia es posible, es porque Severus Snape hizo algo que sirvió para salvarle la vida y que no fue otra cosa que rogarle al malo malísimo de esta saga fantástica que no matara a  la madre de Harry y, con ello, fue posible que Lily salvara a su hijo de una muerte segura.

Y es este mismo y complejo individuo el que origina el principio del fin cuando entrega sus memorias al protagonista y le explica que tiene que enfrentarse a la muerte.

No en vano, es Snape el que pone en marcha la profecía: el principio y el fin de todo el entramado básico de la historia.

Se corresponde con el modelo de la literatura romántica

Aprovecho que he llegado al personaje de Lily para expresar que, en mi particular forma de entender los libros, Severus representa el amor de pareja, el amor romántico, por esa adoración que siente por la madre de Harry desde su juventud hasta el final, y eso a pesar de que ella lleva dieciséis años muerta. Y es que JK trata los dos grandes temas de la Literatura universal: el amor y la muerte. Por su mundo mágico pasa el amor de la familia: los Weasleys; el amor maternal de Lily; el amor de la amistad representado en el trío; el amor al prójimo que llega a su máxima expresión con el sacrifico de Harry y el amor romántico: el amor de Snape por Lily que es el verdadero motivo por el que el actúa el Maestro de Pociones durante todo su papel.

Hablando del amor de Severus Snape por Lily Evans, no puedo dejar de mencionar otra de las cosas por las que este personaje me parece soberbio: el paralelismo que tiene con otros personajes míticos de la literatura romántica femenina. Porque a mí me recuerda muchísimo a dos grandes: Heathcliff, de “Cumbres Borrascosas” de Emily Brontë y el señor Darcy del “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen.

Su parecido con Heathcliff roza el plagio. No merece la pena buscar rasgos físicos, por más que a Heathcliff se le describa también como moreno y de ojos negros, porque su relación con Cathy y con la hija de ésta es calcada. Al igual que el Maestro de Pociones, Heathcliff ama desesperadamente a Cathy a pesar de que lleva años bajo tierra, a pesar de que cuando volvió de su aventura en busca de fortuna y reconocimiento, para poder ser digno de ella, se la encontró casada con otro. Y como Snape, Heathcliff tiene a su cargo a la hija de su amada, a la que odia nada más ver, porque se parece físicamente a su padre y su rostro le recuerda al del aborrecido rival, a aquél que le arrebató lo que más quería en este mundo y, detalle curioso, también se dice que tiene los mismos ojos que su madre.

El paralelismo -aunque yo hablaría de inspiración por parte de JK- con Darcy se debe más a las dos caras de Severus o, más bien, a lo que el protagonista cree al principio de él y a lo que resulta después cuando descubre la verdad. Harry, como un trasunto de Elisabeth Bennet, cree que el hombre es un ser despreciable pero, finalmente, conoce su verdadero ser y descubre que bajo esa apariencia de orgullo hay un corazón capaz de amar. Algo así como lo que le ocurre a Jane Eyre con el señor Rochester. Y es que los hombres que son como el pan, es decir, que tienen la corteza dura pero la miga blanda, son un ideal femenino por excelencia.


parte 2
*
Volver arriba Ir abajo
 
Cien por cien snarry-artículo sobre los motivos de mi pasión por el snarry
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» cien por cien snarry-parte 3
» cien por cien snarry - parte 5
» cien por cien snarry-parte 2
» cien por cien nsarry-parte 4
» Bendecida pasión, para Snarry-Lucid

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Panel de Mensajes :: Mensajes Snarry-
Cambiar a: