La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida

Ir abajo 
AutorMensaje
isaprince



No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 34
Fecha de nacimiento : 11/10/1988
Edad : 32
Galeones Snarry : 12867
Fecha de inscripción : 10/04/2009

Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida Empty
MensajeTema: Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida   Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida I_icon_minitimeJue Sep 05, 2013 5:25 pm

Nota: Siento la inmensa tardanza en subir algo del fic, pero entre unas cosas y otras, no he podido pasarme por mucho tiempo por aquí. Pero aquí estoy, disculpadme. Espero que os guste el capítulo. Lo raro es que Snape no manda a Harry a su sala común, la razón, estaba terriblemente celoso y contrariado como para traicionarle su dotes de profesor "rompecitas". Aviso que el fic lo estoy escribiendo ahora, aunque este capitulo lo tenia ya guardado, espero no tardar mucho en poner el próximo. Wink pd: espero que os guste también lo del poster.. no he podido resistirme angel 

Capítulo 3: La Bienvenida

Los alumnos entraron en Howarts emocionados por volver a ver sus compañeros y otros por que era su primer año. En todo caso como siempre, la cena de bienvenida era muy especial.
Isa se sentó en la mesa de Gryffindor junto al trio. Aun que era observada por unos ojos negros que la miraban con desconfianza. No le agradó nada cuándo la vio entrar del brazo de Potter, supuso que era la "amiga" a la que se refería aquella vez Albus. Y la que tendría que soportar en su mazmorra. Albus Dumbledore después de su tradicional discurso de bienvenida les anunció a los alumnos la llegada de Isa.

Albus - Una última cosa antes de empezar a digerir esta maravillosa cena, quisiera darle la bienvenida a Isa Martínez, es amiga de Harry Potter y me gustaría que la tratasen con respeto. Se quedará en las mazmorras. Señorita Isa, venga a mi despacho después de la cena por favor.

Isa se levanta de su asiento y saluda a todos.

Isa:- Buenas noches a todos, Gracias profesor Dumbledore por la bienvenida. Iré no se preocupe - se vuelve a sentar

Albus:- Bien, quedado claro todo, podemos empezar - Dumbledore sonríe a Isa desde su asiento y esta hace lo mismo.-
los dos se dan cuenta de que se han caído muy bien y que tanto el uno como el otro se harán complices.
Todos comienzan a comer, el trio acompañada de Isa se cuentan sus cosas, ríen, presentan a isa al resto. Y esos ojos negros seguían clavados en la mesa de los leones.
Terminada la cena, todos los alumnos se dirigen a sus habitaciones. Isa se despide de los amigos de Harry, y de este mismo con un fuerte abrazo, y un calido buenas noches. Dumbledore se queda para acompañar a Isa a su despacho.
Recorren medio Howarts eso sí, para llegar al despacho del director. Una vez allí, solos, Dumbledore invita a sentarse a Isa, y le ofrece un jugo.

Dumbledore: Quería hablar con usted, primero para decirle algunas reglas que, aun que no sea alumna de este colegio, debe de seguir para que todo transcurra en órden, así no habrá problemas para nadie. Queda prohibida la entrada al bosque prohibido como su nombre indica, el tercer piso está también prohibido para los alumnos, como para usted. Lo que hay allí no importa. Queda a su disposición entonces, cualquier otro rincón de Howarts, menos la sección prohibida de la biblioteca. El toque de queda será a partir de las 11 de la noche para usted. Le recomiendo que no deambule por los pasillos a partir de esa hora–Isa se queda algo choqueado por tanto prohibido pero escucha atenta.- No se involucrará en la rutina de las clases. Si lo desea puede asistir a la que desee como oyente, siempre con el permiso del profesor. Lo mismo que les dije a los estudiantes en la cena, no aceptaré ninguna falta de respeto. Si tiene alguna duda, puede preguntar a cualquiera de nuestro profesorado o a mí mismo. ¿Alguna pregunta, alguna objeción?- Pregunta Dumbledore mirándola fijamente.
-A decir verdad, me gustaría saber porque me ha dejado venir, como bien ha dicho, no soy una alumna y bueno –Dumbledore la interrumpió.
-Usted sabe que Harry no atraviesa buenos momentos, pensé que sería bueno que le dejase traer a alguien de su entorno. Alguien que le ayude en estos momentos difíciles, sé que está al tanto de todo. Él mismo me lo contó.
Isa asintió – Señor, deduzco que ¿puedo ver a Harry siempre que quiera?
Dunbledore: Sí, por supuesto, menos a la hora de sus clases, si alguien del profesorado le deja asistir, puede estar con él si lo desea.
Isa- Muchas gracias
Dumbledore: Deseo saber algunas cosas, si no le importa.
Isa- Lo que quiera, eh esto, me da mucha vergüenza decírselo pero, no estoy acostumbrada a que me llamen de usted, y me preguntaba sí.. bueno, no quiero sonar impertinente – dijo Isa nerviosa.
Albus sonrió.
Dumbledore: No te preocupes, es normal en alguien de tu edad, si lo deseas, te tuteo. Mi curiosidad es, ¿Cómo os conocisteis Harry y tú?
Isa- Como habrá deducido, vivo al lado, somos vecinos. Lo conozco desde siempre, sus tios no lo quieren, siempre he sido su protectora, su amiga, confidente. No sé como explicar nuestra relación. Es muy cercana. He estado siempre para ayudarle. Él no sabía que era un mago. Me costó a mí al principio asimilarlo. Sus tios le mintieron sobre la muerte de sus padres. ¿Sabe? Para él Howarts es su hogar, su verdadero hogar.- Dijo isa con sinceridad.
Dumbledore: Más o menos lo sabía, pero, no sabía que Vernon y Petunia no le quisiesen.
Isa- Jamás le han querido, siempre ha sido como un esclavo. Trabajando para ellos, sin al menos, recibir cariño por parte de la poca familia que le quedaba.
Harry ha necesitado de mucho cariño, cariño que yo he pretendido de darle, aunque sea como una amiga.
Dumbledore: Lo entiendo, si quiere la acompaño a su habitación, para que sepa el camino. Mañana, podrá empezar a adaptarse a la vida del colegio. Deduzco que su estancia aquí, resultará, interesante.

Isa se quedó pensando en que quería decir, quizás, el viejo, sepa algo de los sentimientos de Harry, mm

Isa- No le entiendo..
Dumbledore – Al tiempo querida, al tiempo, lo entenderá. – Dumbledore esbozo una sonrisa.
Isa le miró intrigada aunque imaginaba por donde iba la cosa.
Salieron del despacho rumbo a su habitación. Con lo grande que era el castillo, esperaba no perderse la próxima vez al volver. Una vez allí, visualizó lo que sería a partir de ahora, su pequeño santuario. La verdad es que era bastante grande. vio que la estancia estaba perfectamente decorada a su gusto. Posters por todos lados, incluso un poster gigante de Alan Rickman justo en la pared de la cabecera de su cama. Sonrió, pues sabía que la idea había sido de Harry. “Gracias amigo”. Susurró. Había dejado por descuido la puerta abierta. No se percató que un joven pelinegro, la estaba viendo sonriente desde la misma. Era Harry, que como siempre, haciendo caso omiso de las reglas, bajo a ver que tal estaba su amiga.

Harry – ¿Te gusta? Le sugerí al director como debía de decorarla para ti. Espero que estés –Isa se abalanzó a abrazarle..
Isa- ¿Qué si me gusta? Qué si me gusta… pero pero, que clase de pregunta es esa.. Claro que me gusta, encima me has puesto el poster de Alan en mi cabecera, así velará mis sueños…Alan te amo.
Harry – Jaja sabía que te gustaría, la verdad, emm sabes lo que me dijo el director. Que ese tal Alan se parecía un poco a Snape.
Isa- ¿Bromeas? Tu Snape se parece a ese bombon, ¿Enserio? ¿Quién era? En la cena no me lo dijiste malvado. –Le dijo Isa haciendo un puchero.
Harry- Bueno es que, me daba corte decirte quien era, ya sabes, bueno vale, en la mesa de los profesores, el hombre de pelo negro con capa negra, con cara de pocos amigos.
Isa- Ah sí, no dejaba de mirarme en toda la cena, me di cuenta. Pues, sí, no está nada mal Harry – le dijo guiñándole un ojo, y este se puso colorado.
Harry- Me temo que, no tengo ninguna posibilidad, me odia.
Isa- ¿Otra vez? Yo te digo que, dejes pasar al tiempo Harry, el tiempo da muchas vueltas. Quien sabe amigo, quien sabe.
Harry - ¿Qué quieres decir?
Isa- Mira que eres lerdo,
Harry – Oyeee –gritó ofendido.
Isa- Lo siento, pero es que a veces me sacas de quicio, con esa autocompasión. Y que poco observador eres hijo. No le he caído bien de entrada, no te has dado cuenta.
Harry- A él le cae mal todo el mundo, menos, bueno, los de su casa.
Isa- Había una razón más en sus ojos Harry. Era desagrado, por mí. Por ti, supongo que el director le hablaría de sus planes, y me he dado cuenta que estoy en sus mazmorras, algo que tiene que saber. Harry, espabila. Guíate por mí. Sé lo que me digo. Muéstrate cariñoso conmigo, más de lo que eres cariñito – le guiñó un ojo – Mira, el tiene que sentir que tu y yo..
Harry- No lo entiendo, ¿De qué servirá? Lo hablamos en tu casa, no va a resultar.
Isa- Jo, que pesado eres, hay personas a base de los celos se han dado cuenta de que, han estado todo este tiempo terriblemente enamorados de las personas que menos pensaban. Si se da cuenta que, tienes a una persona muy cercana a tu lado que te conoce desde siempre, con una confiabilidad como la nuestra. Quien sabe Harry. Tu sígueme el rollo por favor.
Harry- Está bien, te haré caso.
Isa- Así me gusta, cabecita hueca. – le dijo acariciándole el cabello.

Unos ojos negros veía desde afuera la escena, no le agradó en lo más mínimo. Aunque no se había dado cuenta el dueño de ese enojo del porqué.  
“Maldita sea, ya sabía que albus se había equivocado con esa niñata, claro como no, concediéndole caprichitos a potter, por supuesto si son románticos aun mejor, es vomitivo, encima en mi territorio. Maldito Albus” pensó el pocionista apretando los puños. Sin percatarse que una chica le había visto, se había dado cuenta de que les estaba viendo. Isa sonrió para sí.

“Oh sí, esto marcha, y eso que es el principio, Harry, yo haré que alcances la felicidad con el hombre que amas, aunque seas una cabecita hueca, quiero ayudarte y lo haré, lo que acabo de presenciar es un hecho de que ese hombre siente algo muy fuerte por ti, aunque no quiera reconocérselo o manifestarlo. Ya lo hará, digo que si lo hará “, pensó Isa para sus adentros abrazando con fuerza al joven de ojos verdes. Haciendo rabiar aun más a cierto profesor que se perdió por la inmensidad de los pasillos de las mazmorras, como cuál basilisco, echando humo. Los dos amigos se despidieron para que Harry no se metiera en problemas, y este se fue a su sala común. Mientras ella, pensaba en la privacidad de su habitación todo lo transcurrido hoy. Este año, iba a ser bastante largo. Sobre todo para ellos tres, se dijo. Snape, Harry y ella misma.
Volver arriba Ir abajo
marissa02



No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 22
Fecha de nacimiento : 22/11/1974
Edad : 46
Galeones Snarry : 7683
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida Empty
MensajeTema: Re: Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida   Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida I_icon_minitimeLun Dic 30, 2013 3:04 am

me encanta siguelo por favor Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
 
Harry Potter enamorado. Capítulo 3: -> La bienvenida
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Isaprince-
Cambiar a: