La Mazmorra del Snarry
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

 

 Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry

Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
Majo-san

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3208
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 34
Localización : chilena
Galeones Snarry : 97784
Fecha de inscripción : 22/06/2009

Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry Empty
MensajeTema: Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry   Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry I_icon_minitimeVie Mayo 31, 2019 11:09 am

Capítulo 5: El plan de Harry



Había pasado ya tres días desde que llegaran a este antiguo Hogwarts y Harry ya había puesto su plan en marcha, había logrado acercarse un poco a los hermanos Lestrange y eso sólo le daba el pase. Rodolphus Lestrange sería esposo de Bellatrix Black, que es hermana de Narcissa Black, futura esposa de Lucius Malfoy. Es a él a quien necesitaba llegar, porque el muy cabrón murió en el futuro sin revelar donde estaba el maldito diario Riddle que recuperó había llegado a Ginny en el futuro. Ahora. Tenía que lograr que los Lestrange le comunicaran con Lucius para verlo, sólo una vez, para decirle una sola cosa y con eso tendría el control de la cabeza de los Malfoy, el secreto más grande del rubio y eso le daría el paradero del diario, el ultima de los resquicios de alma que había.

Cuando se enteró de que su alma estaba ligada a la de Tom se sintió sucio, manchado, asqueado, pero cuando quedó embarazado ese pequeño ser que ahora era su amado Tobías, había purificado ese trozo de alma maldito.

Sólo faltaba el diario, tenían una pequeña teoría de donde estaría, pero para eso necesitaban saber una clave, que sólo Lucius sabía.

-Así que, chicos, ese amigo suyo, creen que esté dispuesto a hablar conmigo… en privado -preguntó mirándolos intensamente. Los Lestrange se miraron entre si y a su interlocutor, había algo en este chico que sabían, podía ser del gusto de Lucius. Pero…

-No sé en realidad si tenga tiempo para verte -dijo Rabastan haciéndose el inocente-, a no ser que le digamos, aunque sea escuetamente, de que quieres hablar con él.

-Oh, astutos como las serpientes que son -dijo sonriendo de lado-, díganle que tengo el negocio de su vida, que si viene a mi encuentro puedo darle lo que siempre ha estado buscando.
Los chicos querían saber más, pero entonces en la sala común apareció Severus con Tobi de la mano a quien había llevado a “pasear” por petición de Harry, para que este pudiera tener tiempo de negociar con los Lestrange.

-El niño se aburrió y quiso volver contigo -dijo de mala gana.

-Oh, mi bebé hermoso quería estar con papá -dijo tomando al niño en brazos y lanzándolo en el aire, para luego mirar a los chicos-. Les encargo hablar con él -dijo en clave y se despidió de los muchachos.

-¿Algo que deba saber? -preguntó Severus cuando llegaron al cuarto.

-Que tu esposo es un genio -dijo divertido mirando como Severus enarcaba una ceja-. Imagino que conoces a Lucius Malfoy -dijo acostando a Tobi en la cama, eran cerca de las ocho de la noche y su bebé ya estaba agotado.

-Claro que sí, pero sólo de vista…

-Pues es primordial para nuestra misión el saber donde esconderá en el futuro un artefacto.

-Pero lo hará en el futuro -dijo Severus notando lo obvio del asunto.

-Lo que no sabes es que Lucius es un viejo zorro… o serpiente. Tiene todo en el mismo lugar bajo mil llaves, así que tendré que convencerlo para que me lo diga.

-Y según tú ¿Cómo conseguirás que Lucius te diga ese secreto? -preguntó cruzándose de brazos.
-Porque tengo mis propias armas, amor -dijo guiñándole un ojo- Lucius es un maldito ególatra, que un chico como yo lo alague,  le coquetee un poco y sea “cariñoso” con él, logrará que haga lo que quiera.
Severus estaba molesto, Harry lo podía ver. Su esposo nunca fue bueno controlando sus celos y al parecer, no lo fue ni de joven, por lo mismo no le extrañó que se enfurruñara y se metiera al baño azotando la puerta.

-Tu papi es tan predecible, amor -dijo Harry abrasando al niño que se había asustado por el golpe de la puerta.

Severus no salió hasta dentro de veinte minutos y cuando lo hizo se dio cuenta de que el niño dormía plácidamente sobre el pecho de su papá.

-Lo siento -dijo Harry sonriendo de lado-, no quise molestarte.

-No lo hiciste -dijo indiferente.

-Claro que te molestaste, pero tomaré esta pequeña broma como parte de tu castigo.

-Yo no hice nada -dijo molesto.

-Lo sé, por eso me disculpé -dijo sin moverse de su lugar-. Era mentira lo de coquetearle a Malfoy, sólo lo dije para ver como reaccionarias.

-No me gustan las bromas -dijo más relajado-, pero aun no me dices como lo harás.

-Lucius tiene un secreto poderoso, uno que lo podría arruinar, pero que no revelaré nunca, o por lo menos, le diré que no lo haré.

-Y eso sería…

-Lucius no es hijo legitimo de Abraxas Malfoy. Su mujer le fue infiel. Lucius ni siquiera es un pureblood.
Severus estaba impactado.




Harry sonrió de lado, tal como lo imaginó, en cuanto el director le dijo que tenía “una visita” fue que Lucius apareció en Hogwarts. El como los Lestrange lo habían logrado no le importaba realmente, pero al verlo parado frente a él, mirándolo de arriba abajo y se relamía. Lo admitía, el rubio frente a él era atractivo hasta lo absurdo, pero no por eso caería ante una basura como lo era él

-Buenas tardes, Joven -dijo coqueto llegando a su lado.

-Buenas tardes, Lucius -dijo cruzándose de brazo. Demonios, le incomodaba que le mirara de manera tan degenerada.

-Me dijeron que estaba interesado en buscarme…

-Lo estoy, pero quiero que nuestra conversación quede en privado, por lo que le pediré que me acompañe… conversaremos en los terrenos.

-Harry -trató de detenerlo el director.

-No se preocupe, volveré antes del toque de queda, director -dijo tratando de calmar al anciano-, además Tobías está bien cuidado en este momento.




-James, si lo dejas caer, Harry te odiará por el resto de su vida -dijo Remus preocupado al ver como el bebé llegaba casi al techo de la habitación, mientras James lo lanzaba al aire.

-Tranquilo, no le pasará nada.

-No puedo creer que te permitiera que lo cuidaras -dijo Sirius acostado en su cama viendo a su amigo jugar con el niño.

-Es divertido jugar con un bebé -dijo James con el niño en brazos que no paraba de reír- es divertido estar con Tobi.


..

Harry caminaba por los terrenos con Lucius siguiéndolo. Llegaron hasta el sauce boxeador, le traía recuerdos.

-Te mandé a llamar por que necesito de tu ayuda -dijo mirándolo de frente.

-Espero que sepas, que, si vas a pedirme algo, querré algo a cambio -dijo mirándolo de arriba abajo.

-No me extraña para nada, siempre has sido un maldito pervertido -dijo molesto.

-No te había visto antes, así que no sé porque dices eso.

-Veo que no te dijeron todo, los hermanos Lestrange -dijo negando con la cabeza.

-Algo me dijeron, pero dudo de la veracidad de sus palabras.

-Pues para dudarlo estás aquí, aun sabiendo que puede ser verdad el que venga del futuro.

-Una idea bastante estúpida…

-Sé que eres un mortífago bajo el mando de Voldemort -le dijo serio, viendo la cara pálida del rubio-. Sé muchas cosas sobre ti, Lucius Abraxas Malfoy, pero también sé cosas que nadie más sabría, cosas que me dijiste en tu lecho de muerte para lograr encontrar un objeto que nos permitirá eliminar a esa maldita víbora ponzoñosa.

-¡Maldito!

-Guarda silencio, maldito cobarde -dijo Harry acercándose a Lucius varita en mano- Sé que no recordaras esto en el futuro, pero lastimaste a mucha gente, entregaste a tu propio hijo para ser usado de carnada para ese maniático.

-No he hecho tal cosa…

-Draco era un niño, ególatra, mimado, pero fiel a su familia, a ti, y no dudaste en entregarlo como carne de cañón para ese miserable ser que no le importó destruirlo para conseguir sus planes -Lucius lo miraba algo asustado del poder maligno que salía de Harry- Tu esposa rogó por la vida de tu hijo, lloró lagrimas de sangre al ver que ese ser lo ponía al frente de la batalla para obligarte a seguir adelante. Pese a que tú harías lo que fura por esa bestia.

-Estás herrando las cosas.

-Siempre quisiste más, que te reconocieran, que te alabaran., que te trataran como el pureblood que no eres.

Lucius sacó su propia varita y apuntó a Harry.

-Tú no puedes saber…

-Fue lo último que me dijiste antes de morir por la varita de tu propio amo -dijo con desprecio-. Voy a derrotarlo, Lucius, con tu ayuda o no, pero no permitiré que ese animal siga matando gente.
Lucius no podía creer todo lo que decía ese niño. ¿Su señor lo había traicionado? ¿Él había entregado a su hijo a la misión?

-Sé que te estas preguntando muchas cosas ahora mismo, pero sólo te puedo prometer una cosa a cambio de la contraseña para entrar a la habitación secreta que tienes en la mansión Malfoy -dijo bajando la varita, pareciendo indefenso, Lucius no tenía por que saber que él era muy capaz de hacer magia sin varita-. Cuando vuelva a mi época protegeré a tu esposa y tu hijo en tu falta. Les diré que pese a todo los amabas, porque lo sé. Lo vi en tus ojos al final de tu vida, como veías a la distancia a tu hijo Draco que, aún bajo el dolor de las maldiciones, trataba de llegar a ti. Sé que Narcissa, tu esposa, te amará hasta el último de sus días.

Lucius bajó la varita, nadie sabía que Narcissa Black era su prometida, por que aun no lo hablaban ni con la muchacha. Nadie sabía que siempre quiso tener un hijo llamado Draco. Nadie sabía que él no era un Malfoy de sangre. Entonces. ¿Todo lo que este chico decía era verdad? ¿Lord Voldemort lo mataría en el futuro? ¿Torturaría a su familia?

-Verus sanguis -dijo con la voz temblándole. La angustia lo atormentaba ahora mismo.

-Gracias -dijo Harry sin mirarle de nuevo y caminando hacia el castillo.

-Diles… siempre haría todo por mi familia.

-Se los diré -dijo manteniéndose fuerte, había dicho cosas horribles a alguien que no tenía culpas en esta época y que seguiría con esos ideales hasta el final de sus días. Como él mismo lo había visto. Pero antes de seguir se volteó, lo vio caminando, alejándose y elevó su varita-Stupefy.


TBC...
Volver arriba Ir abajo
NANNDYTA
Duelista
Duelista
NANNDYTA

Navidad 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015 El muñeco de nieve-Navidad 2015 La magia del mundo Muggle-Navidad 2015 El pergamino Apolillado-Navidad 2015 Posteador del mes (Diciembre 2015)
Femenino Cantidad de envíos : 720
Fecha de nacimiento : 27/07/1991
Edad : 29
Galeones Snarry : 128207
Fecha de inscripción : 14/10/2012

Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry Empty
MensajeTema: Re: Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry   Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry I_icon_minitimeSáb Jun 01, 2019 4:17 pm

Me pone de loa nervios el no saber como terminará, por eso amo los spoilers.
Volver arriba Ir abajo
 
Lo más divertido de su vida. Capítulo 5: El plan de Harry
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: