La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... Juno Snape... 27 de mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Juno Snape
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

Yo entré 2 (D.I.S. 2014) Juego del verano 2 Juego del verano 1 Tú eliges cómo continuar 1 El pergamino Apolillado-Navidad 2015 Navidad 2015 Yo entré-Mes del amor Yo traje mi regalo
Femenino Cantidad de envíos : 329
Fecha de nacimiento : 13/09/1991
Edad : 25
Galeones Snarry : 60104
Fecha de inscripción : 27/04/2012

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... Juno Snape... 27 de mayo   Lun Mayo 27, 2013 10:05 pm

a) Título del fanfic: El casamentero

b) Autor (a): Por Minx
Traducción: Pescadora de Estigia | Beta: Ronna

c) Link a la historia: http://www.slashzine.com/09/Ficcion/11/Traducciones/Snarry/Traducciones4.htm

d) Fragmento que deseen recordar del fanfic en cuestión.

'Es una verdad universalmente reconocida que todo hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita esposa .'

Dobby levantó la vista de Orgullo y Prejuicio, meditándolo. Por lo que había visto del cortejo de Lucius Malfoy y Narcissa Napier, Lucius, aunque en posesión de una fortuna, no había estado buscando nada exactamente de forma activa. Los Malfoy mayores habían elegido a Narcissa y organizado el matrimonio. Dobby volvió a su lectura. Entre las cosas que disfrutaba gratamente de Hogwarts estaba el hecho de que tenía tiempo libre real, y que la biblioteca tenía una amplia selección de lo que Dobby había aprendido que se llamaban 'novelas', historias completamente construidas a base de personas que ni siquiera existen. Pensaba que era una clase particularmente poderosa de magia. Siguió leyendo.


'Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos u opiniones de un hombre de tales condiciones cuando entra a formar parte de un vecindario. Esta verdad está tan arraigada en las mentes de algunas de las familias que lo rodean, que algunas le consideran de su legítima propiedad y otras de la de sus hijas.'

(...)Con sus tareas completas, Dobby volvió a Orgullo y Prejuicio. Estaba bastante pillado por Elizabeth Bennet y no podía entender por qué ella se negaba a reconocer su atracción por el distante y reservado Darcy. Estuvo despierto hasta las dos de la madrugada para acabar el libro, cerrándolo finalmente con un suspiro de satisfacción. Disfrutaba mucho los finales felices.

No fue hasta que estuvo preparando el desayuno especial para Harry, quien le había complacido enormemente con su regreso a Hogwarts como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras después de varios años en el Ministerio de Magia, que Dobby tuvo el primer indicio de su epifanía. Un alegre y atractivo hombre joven... un severo, adusto y sarcástico hombre mayor... Una pareja hecha a medida, como Jane Austen le acababa de mostrar.

Dobby decidió llevarle a Harry su desayuno en persona. Al poner la bandeja delante de Harry, miró rápidamente entre Harry y Snape, que estaba sentado dos sillas más allá y miraba fijamente su melón, como de costumbre.

—Dobby piensa que profesor Snape parece especialmente… —Hm. Dobby decidió que 'imbécil' no era una buena palabra después de todo—. Gruñón —susurró Dobby—. ¿Qué cree Harry Potter?

Harry echó una rápida mirada a Snape.

—No más de lo normal, diría yo. ¿Ha estado molestándole?

—¡Oh, no! Dobby sólo pregunta. Dobby no preocupará más a Harry Potter. —Hizo un gesto y desapareció de vuelta a las cocinas, pensando todavía. Sí, Snape y Harry estaban destinados a estar juntos. El constante acoso de Snape a Harry quería decir, obviamente, que estaba enamorado de Harry. Y sin duda, ambos eran hombres muy orgullosos. El jurado todavía deliberaba sobre el prejuicio. Harry parecía de los que toleraban a todos y todo, pero Dobby no podía saber si Snape realmente creía las cosas que había dicho acerca de 'esos malditos mestizos' en la mansión Malfoy o si todo había sido parte de una actuación.

En cualquier caso, era evidente para Dobby que la mayor felicidad de Harry estaba en un futuro con Snape, así como Elizabeth Bennet lo tuvo. Incluso si Snape tenía prejuicios, Darcy había superado su predisposición y Snape también podría. Pero había ocurrido una cadena de eventos para que Elizabeth y Darcy superaran su aparente desagrado por el otro.

(...)Dobby se quedó estupefacto. ¿Dónde estaba el apasionado abrazo? ¿Las declaraciones de amor eterno? ¿Es que estos hombres no conocían sus papeles? Respiró hondo. Eran orgullosos, se recordó, orgullosos. Y a Elizabeth y a Darcy les había tomado meses llegar a su final feliz. Simplemente Dobby tendría que intentar algo más.

Al día siguiente, Dobby pasó la tarde persuadiendo a Blippy de que sería una delicia para todos los profesores tomar el té en el césped un día. Blippy, a su vez, convencería a McGonagall, quien tenía un inexplicable cariño por los picnics, como sabía Dobby. Entonces, McGonagall convencería a Dumbledore, que tenía un inexplicable cariño por ella.

Dos días después, Harry entró en una reunión de personal y vio unas pequeñas tarjetas animadas saltando arriba y abajo en la mesa. Miró a Hooch.

—Otra de las ideas de Albus. Aparentemente piensa que estamos cayendo en la rutina —respondió ella.

—Ah —dijo Harry.

Buscó su nombre y encontró su carta, decorada bellamente con snitches. La carta dejó de saltar cuando se sentó. Miró quién podía estar sentado a su lado; en un lado estaba Vector, cuya carta estaba adornada con runas. Al otro lado estaba Snape; las serpientes de su carta sisearon a Harry lánguidamente. ¿Era sólo su imaginación, o decían 'muchacho esssstúpido'? El siseo aumentó cuando Snape entró en la habitación y se sentó en su sitio junto a Harry sin decir una palabra.

—Ssssseverussss Sssssnape essss nuesssstro —dijeron las serpiertes—. Nuesssstro, muchacho esssstúpido.

Al parecer, el siseo molestaba a Snape, porque le dio la vuelta a la carta poniéndola boca abajo. Menos mal que las serpientes se callaron antes de que Harry pudiese sonrojarse aún más. Retiró su atención de Snape y se centró en Dumbledore, que estaba diciendo algo sobre un picnic. Cuando Harry asimiló la información, Dumbledore les dirigió a todos una benevolente sonrisa, de la que Harry había aprendido a desconfiar.

(...)—Quiero decir que nunca le he dicho nada sobre ti. Ni... —Harry pensó en despertar en los brazos de Snape—. Ni sobre cómo me siento. Por ti.

Snape no se movió. Su espalda esta tensa.

Harry suspiró y se puso de pie.

—Quizás deberíamos hablar con Dumbledore. Tal vez él pueda controlar a Dobby.

—¡No! —Snape se dio la vuelta—. ¡Por los huesos de Merlín! ¡Eso sería un desastre absoluto!

Harry tuvo éxito en su afán por no pestañear.

—Um... ¿Por qué?

—¡Porque ese hombre es un romántico empedernido, sobre todas las cosas! —Snape vació su copa de nuevo—. Si se entera de esto, nunca vamos a tener un momento verdaderamente en paz.

—Ah. —Harry miró su vaso. En verdad, parecía como si el universo estuviera conspirando para que él y Snape terminasen juntos. No sería tan malo si Snape no estuviera tan claramente en contra de que lo hicieran. Pero el picnic, los asientos asignados, la Torre de Astronomía, el minicurso especial, el armario...

—Oh, Dios mío.

—¿Qué pasa ahora? —Snape aún seguía de pie junto a la chimenea.

—Creo... creo que Dumbledore ya está intentando juntarnos —dijo Harry. Sonaba ridículo una vez que se le daba voz—. Em, los cambios en los asientos. Y el seminario que se supone que debemos co-enseñar. Vale, a lo mejor estoy...

Pero el rostro de Snape mostraba una expresión de asombrada comprensión.

—¡Maldita sea! ¿Cómo ha sabido... —Se cortó y se volvió otra vez.

Repentinamente, Harry estaba muy, muy intrigado.

—¿Cómo ha sabido qué?

Nada. Harry se estaba acostumbrando a los silencios, pero eso no significaba que le tuvieran que gustar.

—¿Snape? —Luego, audazmente—: ¿Severus?

Un pequeño silbido del otro hombre.

—¿Severus? —Insistió Harry—. ¿Cómo sabía Dumbledore qué?

—Nada —dijo Snape con la voz ahogada. Se aclaró la garganta y dijo con su gruñido normal—. Deberías irte ya.

—Oh, ¿justo cuando las cosas se están poniendo interesantes? Ni hablar. —Harry se puso en pie y caminó hasta Snape—. Sabes, Severus, deberíamos considerar la situación de una forma lógica.

Snape hizo un pequeño ruido que casi sonaba a una risa.

—Por supuesto. ¿Y cuál es su idiosincrásica interpretación de 'lógica' en este caso?

—Bueno, tenemos a un elfo doméstico y a un director intentado hacer de casamenteros. ¿Vamos a poder detenerlos? La lógica —dijo Harry triunfalmente— sugeriría que no. Así que... — Harry palpó la varita, sólo en caso de que Snape reaccionara violentamente a la siguiente sugerencia—: Tal vez deberíamos dárselo. Sacar lo mejor de la situación.

De acuerdo, eso definitivamente era una risa.

—¿El menor de dos males?

—Si lo prefieres así —susurró Harry. Puso la varita al alcance de su mano en una mesa cercana y se acercó más—. Podría haber algunas ventajas para nosotros, sin embargo—. Deslizó las manos alrededor de la cintura de Snape, se puso de puntillas y besó la nuca de Snape a través del pelo. Oh. Realmente era grasiento. Bueno, Harry podía vivir con eso. Se percató de que estaba usando sus pensamientos para distraerse de la posible (probable) reacción de Snape.

—Bueno, Potter. —Snape se giró en sus brazos y le miró—. Una vez más debo admitir que tu habilidad para pensar racionalmente me ha sorprendido. —Y entonces besó a Harry demandantemente.

(...)Permanecieron en silencio, mirando al techo. Al final, Harry se movió.

—No sé si ha sido suficiente.

¿No es suficiente? Snape apenas podía recordar un encuentro más satisfactorio. ¿Qué (o con quién) había estando haciendo el maldito crío en los cuatro años que había estado fuera de Hogwarts?

Harry se dio la vuelta y pasó el brazo sobre el pecho de Snape.

—No, no creo que esta única vez vaya a satisfacer a nuestros pequeños casamenteros. Tendremos que hacerlo otra vez.

Snape arqueó una ceja.

—Ah, ¿de verdad? ¿Y qué te hace pensar que seguiré con este pequeño plan tuyo?

Harry sonrió.

—Porque será divertido. Quiero decir... —Un extraño momento de vacilación—. Que... que lo que acabamos de hacer... ha sido genial. ¿No lo ha sido?

—Mm —dijo Snape. Era un gran alivio, pero intentaba no mostrarlo.

—Y —dijo Harry con el aire de alguien que va a desvelar una obra maestra— tengo esta fantasía. —Murmuró algo en el oído de Snape.

Snape le miró con sorpresa.

—¿En serio? ¿En la clase?

Harry asintió.

—Podríamos hacerlo, ahora.

—Muy interesante, Potter. —Snape acarició el suave pelo negro. —Otra vez me asombras con tu lógica. Has logrado persuadirme para que mantengamos esta... esta...

—¿Relación? —dijo Harry con esperanzas.

—Aventura —le corrigió Snape—. Unicamente cuando se trate de prevenir cualquier incidente embarazoso como el de hoy.

—De acuerdo —dijo Harry con satisfacción, poniendo la cabeza en el hombro de Snape. Dejó que Snape pensara que sólo era un acuerdo de conveniencia. Más tarde o más temprano encontraría la forma de que Snape supiera la verdad.

Snape suspiró en silencio y continuó acariciando el pelo de Harry. Estaría de acuerdo con ese pequeño acuerdo porque no podía resistirse a la idea de tener a Harry en su cama de forma regular. Simplemente esperaba que Harry nunca supiese la verdad.

En las cocinas Dobby sonrió secretamente. Por fin había hecho feliz a Harry Potter. Tomó un sorbo de su cerveza de mantequilla y alcanzó su última novela, Huck Finn. Algo sobre Tom y Huck le hizo pensar a Dobby en Remus Lupin y Sirius Black...

e) Razones por las que recuerdan ese fragmento en especial. Me encanta, porque usa uno de mis libros favoritos de referencia, "orgullo y prejuicio" de Jane Austen y amooo ese libro, ademas Harry y Sev hacen exactamente para esa historia Very Happy me divierte los intentos frustados de Dobby, pero no se rinde y como al final los ds pretenden engañar al otro en una relación camuflada del otro xD se me hace muy tierno y ahh dos cosas que me encantan juntas , definitivamente es para recordar.
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... Juno Snape... 27 de mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: