La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... Juno Snape...12 de mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Juno Snape
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

Yo entré 2 (D.I.S. 2014) Juego del verano 2 Juego del verano 1 Tú eliges cómo continuar 1 El pergamino Apolillado-Navidad 2015 Navidad 2015 Yo entré-Mes del amor Yo traje mi regalo
Femenino Cantidad de envíos : 329
Fecha de nacimiento : 13/09/1991
Edad : 26
Galeones Snarry : 60470
Fecha de inscripción : 27/04/2012

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... Juno Snape...12 de mayo   Dom Mayo 12, 2013 5:58 pm

Titulo: Del crepúsculo al amanecer
Autor: zandaleesol
Link: http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=32739

Fragmento: Con decisión tomó la lámpara de gas que estaba sobre una mesa lateral. Se encaminó hacia la escalera y comenzó a subirla lentamente, comprobaría que los ruidos eran provocados por ratas o quizá aves que habían anidado en alguna habitación. Recorrió el pasillo con cuidado, y le pareció escuchar el mismo ruido, algo similar a una risa. Se detuvo frente a la puerta de donde salía aquel sonido, con un leve temblor de su mano tomó la manilla de la puerta y empujó suavemente.


*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~


Quedó asombrado, la habitación estaba iluminada como si fuese pleno día, sin darse cuenta dejó la lámpara en el suelo y observó el lugar, era la habitación de un muchacho, el corazón le latió con prisa. La cama cubierta con doceles ocultaba un poco la ventana y el balcón, “Debo estar soñando” se dijo Severus.


No sintió temor, sólo una tremenda emoción le recorría el cuerpo, era como si supiera de antemano a quien encontraría allí. Se detuvo a dos pasos de la ventana y entonces el muchacho se volvió, era él, Harry. Le sonrió y corrió a sus brazos.


——Sabía que vendrías ——dijo el muchacho en un susurro mientras se apretaba contra su cuerpo.


No sabía que estaba sucediendo, aquel era el muchacho del cuadro, pero por qué le abrazaba de ese modo y por qué él se sentía tan emocionado y feliz.


——Cada día que pasa te extraño más Severus, ya no puedo vivir sin ti ——susurró el muchacho con tono angustiado ——.Te amo tanto.


No podía comprender que sucedía, aquello era un sueño y, sin embargo, los sentimientos que le inspiraba el muchacho en sus brazos eran tan intensos. Parecía que el calor de ese cuerpo ya lo conocía, el aroma de ese cabello azabache lo había percibido miles de veces.


De pronto el muchacho de ojos esmeraldas se apartó y le miró con intensidad.


——Severus yo sabía que regresarías, jamás podrás abandonarme. Me lastimó mucho lo que dijiste la semana pasada, aunque sé que todo es cierto. Este amor es prohibido, tienes la edad de mi padre y además ambos somos hombres, si alguien llegara a descubrirlo no sé que sería de nosotros.


Severus comprendía que estaba dentro de un sueño, pero lo extraño era que sabía exactamente lo que sucedía entre ese muchacho y él. Se amaban en secreto, él era profesor privado de Harry desde hacía un año y en los últimos tres meses se habían hecho amantes. Buscó los labios del muchacho de ojos esmeraldas y lo besó intensamente, Harry respondía con total pasión y sin dejar de besarse se fueron acercando a la cama hasta dejarse caer en ella. Severus sintió como el peso del muchacho lo empujaba contra el colchón, la sensación que despertó en su entrepierna era tan intensa que gimió sin control, mientras unas manos juveniles y hábiles comenzaban a despojarle de la ropa, tembló de anticipación y deseo.


Unos segundos después sintió como la erección ansiosa del muchacho se restregaba contra la suya. Sólo pudo gemir de placer al sentir como el muchacho de ojos esmeraldas guiaba su miembro duro y punzante hacía la estrechez de su propia entrada. Las sensaciones placenteras despertaron como soles de colores que explotaban sin parar.


——Harry, mi amor seré tuyo siempre, sólo tuyo mi ángel ——dijo Severus con voz ahogada por el placer.
(..) Severus miró al hombre rubio con más atención, no entendía cómo ni por qué, pero sabía a que se refería el hombre rubio. Le había descubierto con otro y por eso le había dejado para siempre.



——Eso ya pasó Lucius, lo olvidé y es mejor que tú también lo hagas.

——¿Entonces realmente dejaste de amarme? Es por ese muchacho, lo amas a él.

——Ya basta, no es momento para esto, estamos en un fiesta ——dijo Severus con tono duro.

——No puedes haberte enamorado de ese mocoso, podría ser tu hijo ——dijo Lucius con tono violento.

——Será mejor que te tranquilices Lucius, ya te lo dije no es el momento ni lugar para hablar de esto…
——¿Cuándo lo será entonces Severus?


Severus dirigió su vista hacia el otro lado del salón. La mayoría de los presentes parecía no percatarse de la conversación que estaban teniendo ellos, sin embargo entre esa mayoría no estaba Harry, que en ese momento ya no se divertía, al contrario su rostro estaba levemente pálido. Y por supuesto él comprendía el motivo, el muchacho le había asegurado que no tenía celos de Lucius, pero sin duda que esa era una prueba difícil de superar para un chico de sólo diecisiete años. Era hora de acabar con esa charla, no quería que Harry sufriera.


——Lucius nuestra historia acabó hace un año y fue definitivo.

——No lo aceptó Severus, tú eres mío, siempre lo serás.

——Ya no ——respondió el hombre de ojos negros dando por terminada la conversación


Sin embargo, el hombre rubio le retuvo por el brazo con fuerza. Severus le miró desafiante.


——¿Qué pretendes? Hacer una escena aquí delante de todos, no me parece apropiado estando presentes tu mujer e hijo, tu gran secreto sería descubierto, piensa en tu prestigio Lucius, ¿qué dirían los Parkinson al saber que Lucius Malfoy es gay y tenía de amante a su amigo y secretario?


Lucius automáticamente soltó el brazo de Severus, mirando a todos lados. Esperaba que ninguno hubiese notado su descontrol.


——Severus por el bien de ese chico espero que no tengas nada con él, sería capas de una locura si supiera que lo amas ——fue lo último que dijo Lucius antes de darle la espalda para regresar junto a su esposa.


Ese tono y palabras despertaron un gran miedo en él. Por alguna razón inexplicable estaba reviviendo lo sucedido esa noche de Halloween de hace cincuenta años. Comenzaba a comprender con horror que de algún modo él o el Severus que había vivido hace cincuenta años era culpable de lo que le había sucedido a la familia Potter. Aquello se convertía en una pesadilla.


Cuando se quedó solo se acercó a la mesa donde estaban los tragos, se sirvió un whisky, tenía las manos temblorosas. Las últimas palabras de ese hombre le habían llenado de pavor, “sería capaz de una locura si supiera que lo amas”, se pasó la mano por la frente. No sabía que hacer, porque no sabía que era lo que había sucedido una noche como esa hacía cincuenta años. Comenzaba a desesperarse, aún no tenía claro el porque de ese fenómeno tan extraño que estaba viviendo. Pero de algo sí estaba seguro, no era por casualidad que había llegado a esa casa y no era una casualidad que llevase el mismo nombre del Severus Snape de esa noche del 31 de octubre de 1947.


(…)
Se había despedido de la gente de la casa hogar y ahora guardaba en la cajuela de su auto las pocas cosas que habían pertenecido a su padre. De pronto vio a una persona que caminaba en dirección a él, sin embargo no le dio mayor importancia hasta que el hombre le llamó por su nombre.


——¡Señor Snape!


Cerró el maletero de su auto y se volvió para mirar a la persona que le llamaba. Al tener al muchacho más cerca, quedó impactado y no pudo decir ni una palabra.


——Señor Snape, me alegra haber llegado a tiempo ——dijo el muchacho.


Severus estaba atónito, era él, era Harry Potter con unos cuantos años más. No podía creerlo, era imposible. El joven casi tuvo que tomarle la mano pues Severus aún no reaccionaba.


——Lamento no haber hablado con usted antes. Soy Daniel Cadwell, el doctor que atendió a su padre aquí en la casa hogar. Siento mucho lo que sucedió, nunca comprendí porque su padre reaccionó de esa forma al verme.


Severus lo comprendió enseguida, era como si Harry hubiese reencarnado en ese joven médico llamado Daniel Cadwell.


——No se preocupe doctor ——dijo Severus encontrando por fin la voz ——, mi padre era un hombre muy anciano y como tal sus reacciones eran algo extrañas.

——Sí, creo que lo comprendo. Bueno sólo quería hacerle saber que realmente lamento lo sucedido.


El joven doctor Cadwell estaba un poco abochornado ante la mirada intensa del hombre de ojos negros.


——Bueno no quiero causarle más molestias señor Snape.


Severus no pudo evitar sonreír y eso hizo que el joven enrojeciera de golpe.


——No me causa molestias doctor, al contrario. Me sentiría muy honrado de que aceptara tomar un café conmigo ——propuso Severus.

——Me encantaría ——dijo del doctor.


*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~


Severus estaba encantado con ese joven doctor que era igual a Harry. No podía comprender ese impactante parecido, los mismos ojos, las mismas facciones, el mismo color de cabello, sólo que este era mayor, tenía veintisiete años; entendía porque su padre había reaccionado de esa forma al verlo.


——¿Este es su día libre doctor? ——preguntó Severus.

——No, mi residencia terminó hace una semana, ahora tomaré vacaciones.

——Ah ya veo, ¿y ya tiene planes?

——No, aún no.

——¿Ha estado usted alguna vez Sherborn Fall?

——Lo siento, no conozco ese lugar, ¿dónde está?

——Es una ciudad muy bella que está en Somerset.

——Ah, ¿usted vive ahí?

——Aún no, pero estoy pensando en comprar una propiedad en ese lugar. Es una bella mansión que ha estado abandonada por cincuenta años.

——Eso suena interesante ——dijo Daniel ——, cincuenta años, es mucho tiempo, ¿puedo preguntarle porque se interesó en ese sitio.

——La verdad es una historia muy larga de explicar. Pero si le parece doctor, puedo contársela de camino a Sherborn Fall.


El joven doctor le miró algo sorprendido, pero luego sonrió de una forma que le recordó más que nunca a Harry.


——¿Es esa una proposición señor Snape?

——Sí, y puede llamarme Severus.

——Esta bien, te llamaré Severus, pero sólo si tú me llamas Dan.

——Es un trato Dan.


El joven sonrió otra vez, algo intimidado ante la mirada intensa del hombre de ojos negros.


——¿Y cuánto tiempo te quedarás en ese lugar Severus?

——Creo que para siempre.

——Ah, ¿y cuanto tiempo podrá quedarme yo?

——El tiempo que tú quieras, pero siendo honesto, me gustaría que fuese para siempre.


Daniel miró al hombre a los ojos por unos segundos y luego sonrió.


——Esto es muy extraño…

——Sí, debo serlo, no todos los días un extraño le propone a uno un viaje hasta una ciudad desconocida…

——No, no me refiero a eso. Es otra cosa, es extraño… Tal vez no me creas esto Severus, pero siento como si te hubiera conocido antes, es muy raro y algo loco.

——Hace unos días yo era tan escéptico como tú, pero ese viaje a Sherborn Fall cambió mi vida y mi forma de pensar.

——Entonces ese lugar debe ser realmente especial ——dijo Daniel ——. Sabes Severus, aceptaré tu invitación, algo me dice que debo ir contigo.


Severus sonrió.


——No lo lamentaras, te lo aseguro ——dijo Severus extendiendo su mano para tomar la del joven doctor.


Daniel le miró sorprendido y sin embargo no retiró su mano, luego su expresión cambio.


——Sabes Severus, hace mucho tiempo atrás, una mujer en una feria de diversiones me dijo que yo en otra vida había amado a un hombre de ojos negros y que en algún momento de mi vida volvería a reunirme con él. En ese momento me pareció ridículo, porque yo nunca en mi vida miré a un hombre, hasta ahora.

——¿Crees que ese hombre del que habló esa mujer pueda ser yo?

——Apostaría mi vida a que eres tú ——dijo Daniel con una sonrisa nerviosa ——, lo que estoy sintiendo en este momento jamás lo había experimentado con nadie.

——Entonces no debemos dudar Daniel, nuestros destinos están unidos ——dijo Severus con total convicción, miró intensamente al joven de ojos esmeraldas y luego posó sus labios en los de él.


Cuando Severus rompió el beso Daniel aún estaba con los ojos cerrados. El hombre mayor sonrió visiblemente complacido.


——Severus… Estoy seguro de que te amé en otra vida ——dijo el muchacho abriendo los ojos por fin.

——Haré todo para ser digno de tu amor en esta vida Daniel.


El muchacho sonrió, sus mejillas cubiertas de rubor y sus ojos esmeraldas brillaban con el fuego del amor.


——¿Me acompañas al hospital para recoger mis cosas? ——preguntó Daniel ——. Mi residencia acabó y no tengo donde vivir.

——La mansión de Sherborn Fall es muy grande doctor, creo que hasta usted podría instalar una consulta ahí.


Daniel sonrió.


——Ya veremos Severus, no digo que no, acabo de convertirme en un creyente. Todo puede ser.

——Cuando lleguemos ahí comprenderás que perteneces a ese lugar, yo lo comprendí en unas horas, unas horas entre el crepúsculo y el amanecer ——dijo Severus en tono misterioso, luego sonrió ——. Los dos pertenecemos ahí.


Luego de unos minutos dejaron la mesa del pequeño café. Les esperaba un largo viaje por delante, el viaje más importante de sus vidas.

e) Razones por las que recuerdan ese fragmento en especial. Porque es una historia misteriosa, con amores de otras vidas, tema que me encanta, es ua y muy bien escrito, te mantiene entretenida y con un final inesperado donde, para alegría de todas ellos terminan juntos Very Happy
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... Juno Snape...12 de mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: