La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Penumbras. Capítulo 34: Discusión.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93356
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Penumbras. Capítulo 34: Discusión.   Lun Ene 10, 2011 10:14 am

 flower  flower  flower  flower  flower 



Capítulo 34: Discusión.


Severus tuvo que darle una poción para los nervios a Harry. Había tomado la noticia de la peor de las maneras, y ahora esperaban la llegada del Lord. Cosa que pasó en ese mismo instante.

— ¿Qué es lo que te urge, Severus?

— ¡Están vivos! —Gritó Harry llegando al lado de su padre, con el pergamino que no había soltado desde que leyó los nombres de los niños el.

—No entiendo lo que dices, Harry —le dijo sosteniéndolo de los brazos.

—Esto es a lo que se refiere.

El Lord tomó el pergamino, encontrando enseguida lo que había trastornado a Harry.

—Averigua sobre los padres de los chicos, puede que sea una coincidencia.

— ¡¿Coincidencia?! —Le gritó Harry — ¡¿Es que no ves lo que dice?!

— ¡Guarda silencio, Harry! —Le ordenó, sosteniéndolo de los brazos —si son tu padre y Evans los padres de esos niños, ya veremos...

—Pues yo no me espero nada —dijo tomando el pergamino de las manos de su padre y saliendo del despacho corriendo.

—Maldito mocoso impulsivo —dijo Voldemort apretando los puños —síguelo, Severus, y encárgate de que no cometa ninguna estupidez.

Severus salió del despacho y casi corrió a las mazmorras, seguramente Harry iría a buscar su capa de invisibilidad o algo para salir del colegio. Fue cuando doblaba una esquina cuando se chocó con él de frente.

—No te permitiré que salgas en este estado —le advirtió, sujetándolo del brazo sin importarle el que los alumnos de otras casas o cursos se hubieran detenido a su alrededor, deseosos de saber la nueva pelea del hijo del Lord y su director.

—Suéltame —le dijo apretando los dientes —estas siguiendo las ordenes de Voldemort.

—De hecho si. Es estúpido que te quieras lanzar a la calle por algo que quizás sea un nuevo engaño de Dumbledore.

— ¡Necesito saber si es verdad!

— ¡Pues no lo permitiré! —Ante la vista de todos, Severus sostuvo a Harry y literalmente se lo hecho al hombro y caminó en dirección a la mazmorra.

— ¡Bájame, Severus!

—Soy tu director, así que tenme un mínimo de respeto —le dijo llegando a la sala común y viendo a Draco en ella, leyendo un libro —Draco.

— ¿Qué fue lo que hizo ahora? —Preguntó llegando a su lado.

—Draco, dile que me baje. Tengo que salir del colegio.

El rubio elevó una ceja y vio cuando su padrino dejó al moreno en el suelo y lo sostuvo de los hombros.

—No saldrás de esta sala común hasta que yo mismo venga por ti.

— ¡Es injusto! —Dijo tratando de salir — ¡Me importa una mierda lo que todos digan, yo voy a salir! ¡Con o sin tu autorización!

Si iba a decir algo más, eso quedó en el olvido al sentir su mejilla siendo golpeada por una cachetada. Sus ojos se abrieron de manera alarmante y miraron al hombre que le había atacado.

—No vuelvas a reclamar sobre una orden que se te de por tu bien.

—Me golpeaste —le dijo anonadado —te atreviste a golpearme.

—Al parecer es la única manera de controlarte en este momento —se giró para salir de la sala común —todas y cada una de las cosas que hacemos es para protegerte y tu actitud rebelde sólo te pone más en peligro —Harry no decía nada, sólo dejó caer una lágrima —cuando creas que puedes ser un poco más adulto, volveremos a hablar. Quédate con él Draco, que nadie se lo lleve hasta que venga por él o en su defecto,  alguien del circulo interno.

Draco vio salir a su padrino, al mismo tiempo en que las piernas de Potter decidieron dejar de sostener su cuerpo y cayó de rodillas, poniendo sus manos en el piso. Se acercó con cuidado y vio que el heredero del Lord tenía las mejillas bañadas en lágrimas.

Era un tanto perturbador verle así. Desde que supiera que es hijo del Lord y luego de lo que pasó en la casa de sus supuestos parientes, Harry se había vuelto casi un bloque de hielo. Ahora veía que su padrino era, el único capas de trastornarlo de esa manera.

—Ponte de pie, Potter —le dijo ayudándole, para alejarlo de las miradas de los otros miembros de su casa. Salvaguardando algo del magullado orgullo del chico.

—No —le dijo soltándose, mientras calmaba sus propias lagrimas —si el director dice que no puedo salir de aquí, pues aquí mismo me quedaré.

—Estas siendo estúpido —dijo negando con la cabeza —si no vas a salir de la sala común, entonces siéntate en uno de los sillones. No quiero saber que haría tu padre si se enterara.

—Bien —dijo resignado. Mas que nada por una gota de rebeldía que aun tenía en sus venas.

Caminaron juntos en dirección a la habitación privada de Harry.

Luego de que se supiera la nueva casa a la que pertenecía, le fue asignada una habitación privada junto a la de Draco, quien también tenía ese privilegio desde el primer año.

—Ahora si. Me gustaría que me dijeras que mierda fue lo que pasó, como para que te revelaras así y mi padrino terminara golpeándote.

Un incomodo silencio se dejó caer en la habitación, mientras Harry se preguntaba que tanto de lo que había averiguado podía ser confiado al rubio.

—Están vivos, Draco —le dijo al tiempo en que se dejaba caer en la cama y cubría su rostro con sus manos —mira —le dijo estirando la mano y con el papel aun en esta.

Draco tomó el pergamino y se sentó en la cama, al otro lado de Harry y comenzó a leer.

—Veamos... si, muchos nuevos para el próximo año ¿Dziban? ¿Por que mi primo estaría en esta lista?

—Son los alumnos que aun no han recibido educación, a pesar de no tener la edad para entrar a primer año.

—Oh, ahora veo —dijo entendiendo. Pasó a leer los demás nombres y comprendió el por que des estado alterado de su compañero. —Roxanne Potter Evans y Dominique Potter Evans.

Y nuevamente ese silencio pesado se dejó caer en el cuarto. Sólo la respiración de ambos se sentía en el lugar.

—Mi papá esta vivo, Draco.

—Quizás no —dijo poniéndose de pie —le llevaré este pergamino a mi padrino. Seguramente lo deben de necesitar, y mientras tanto veré si puedo averiguar algo más, para que te mantengas quieto.

Draco vio como el moreno asentía y salió de la habitación, encontrándose con Nott afuera, además de unos cuantos más.

>>No te separes de esta puerta, y que nadie entre o se abra. Tiene maneras de escapar si ser visto —obviamente el mensaje era claro. —. Iré al despacho del director por un segundo y volveré lo antes posible.

Draco sabía que podía confiar en el tipo. Harry le había "obsequiado" a Longbottom, que era la obsesión de Theodore Nott, por lo que prácticamente vivía para servir al hijo de Voldemort. Draco estaba seguro de que Nott sería el segundo en tomar la marca de Potter... él sería el primero. Cuando su padre le dijo que él no tomaría la marca de Voldemort, como siempre creyó, le dijo también que tomaría la del hijo de este. Él pertenecía a las nuevas generaciones de magos regentes del mundo, permanecería junto al futuro líder, sería parte de su circulo interno. Estaría a las órdenes de Potter.

Salió de sus cavilaciones cuando llegó a la gárgola que le llevaría al despacho del director. Subió sin ningún problema y se encontró con una escena que no le sorprendió para nada. Sus padres estaban ahí, con Dziban de acoplado, más unos cuantos mortífagos y el mismísimo lord Voldemort.

—Mi Lord —Hiso una reverencia ante Voldemort, como siempre hacían los partidarios a su causa.

—Draco —le llamó Severus, viéndolo parado en la entrada —creí pedirte...

—Lo se, padrino, pero no te preocupes, Nott esta vigilando la entrada y no saldrá. Sólo venía para traerte esto, supongo que lo necesitaran.

Draco le entregó el pergamino a su padrino y luego se volteó para saludar a sus padres, siendo Sirius el más entusiasta, como siempre.

—Draco Malfoy —le llamó el lord y el chico hizo una reverencia enseguida —tus padres partirán a una misión de reconocimiento y tú te quedaras a cargo de tu primo.

—Si, mi Lord —dijo caminando a donde estaba Dziban y ambos salían del despacho.

Lo llevó por la gárgola y vio que pocos alumnos habían por el lugar. Lo sostuvo del brazo y lo pegó a su cuerpo para reclamar inmediatamente sus labios.

Desde que se conocieran a principios de año, se había visto en varias ocasiones, por la misma razón que ahora. Draco era algo así como el guardián de Dziban, y eso despertó un instinto sobreprotector en Draco, que poco a poco se transformó en pasión, la cual arrastró a Dziban en el proceso. Siendo el chico temeroso del mundo y casi infantil que era el pequeño licántropo, no puso mayores tranques a los avances apresurados de Draco, ya que el chico, ya en su segundo encuentro, le había asaltado con un beso y de hay partieron en su clandestina relación.

—Te extrañe mucho, Draco —le dijo con esa sonrisa limpia que tenía el chico.

Draco le volvió a besar, quizás con más ímpetu que antes. Era enfermiza la pación que el chico despertaba en él, al sentirlo casi como un infante, una descripción bastante "enferma" por su parte, pero que ciertamente le encantaba. Dziban tenía el encanto de un niño, con un cuerpo espectacular y además mayor que él. En su interior, Draco sabía que faltaban muchísimos años para que Dziban madurara completamente, aprendiera de la magia, de su poder, de su ascendencia familiar, y no sabía si en algún momento podría convertirse en uno de los mortífagos de Potter, pero él estaría ahí con él.

—Será mejor que vallamos con Potter. No es bueno dejarlo con novatos en este momento. —Dziban asintió y siguió el camino que su pareja le indicaba.


En el despacho del director las cosas estaban más calmadas. Severus permanecería en su lugar, mientras que Lucius y Sirius se encargaban de las averiguaciones pertinentes al caso. Irían a Buzios, en Brasil un país de Sudamérica, donde tenían residencia los niños de apellido Potter que aparecieron en el pergamino de solicitud de inscripción.

— ¿Que piensas de esto Severus? —Preguntó el Lord, mientras permanecía mirando por uno de los grandes ventanales que habían en el lugar.

—Creo que esto puede ser obra de Dumbledore. Quizás nunca murieron y el viejo se encargó de ocultarlos.

—Es lo que pienso, pero no quiero que mi hijo tenga contacto con ellos, mientras no sepamos a que nos tenemos que atener —dijo volteándose, para encarar a los demás —. Partan ahora mismo, Lucius y Sirius.

Ambos asintieron y se despidieron con una reverencia, para luego dirigirse a la chimenea y de allí a la mansión Malfoy. Debían empezar a mover las influencias de Lucius para poder entrar y salir de una buena cantidad de países por la vía ilegal. Sería imposible hacerlo más rápido si esperaban acceso de los ministerios muggle.

—Manda a preparar el equipaje que necesitaremos para el viaje —le dijo Lucius, en cuanto pusieron el pie en la mansión —iré al despacho a comunicarme con Bíter.

— ¿Por qué con esa perra? —Le dijo con mal tono —se muere por que la metas en la cama.

—Y es precisamente por eso que es capas de cumplir con cada cosa que le pida —sonrió de lado al darse cuenta de cuan celoso estaba Sirius —pero sabes que no lo haré.

—Eso esperó, Malfoy, por que si sólo llega a ocurriste pensar en eso, te juro que no me vuelves a tocar.

Lucius sonrió de lado antes de atraer a su amante y besarlo con ferocidad.

—Ve a hacer lo que te dije, Sirius, mientras yo me encargo de nuestras visas de viaje.

Sirius angostó los ojos, antes de irse en dirección a la habitación que compartían desde hace meses. No sabían cuantos días tardarían en completar su misión. Si bien, Buzios no era un lugar muy grande, no tenían dirección fija a buscar. Además, Severus dijo que quizás se encontraban ahí por vacaciones, ya que sus horarios y estaciones climáticas eran diferentes en esos lados del mundo.

Se encargó de pedirle a un elfo que ordenara una maleta para Dziban, la cual mandarían a Hogwarts. Ya en vacaciones hablaría con su hijo de las perversidades que le podría hacer a su primo. Oh, si, por que él sabía muy bien que su hijo estaba seduciendo o ya en una relación con su inocente sobrino. Tenía que hablar muy seriamente con él, por que además Remus se había comunicado hace un par de semanas con ellos, para informarles que los tratamientos a los que Regulus se estaba sometiendo para que el flujo de su magia volviera, estaban muy avanzados, y que tenía esperanzas de volver con su hijo antes del inicio de las próximas clases de Hogwarts. No quería tener que entregarle a su hermano a su hijo en bandeja de plata para cortar sus partes íntimas por haber tocado indebidamente a Dziban. Por que esperaba que su hijo haya controlado sus hormonas y no se lo haya llevado ya a la cama... y que no lo hiciera ahora que se quedaría a cargo del chico por quizás cuanto tiempo.

Se giró al escuchar la puerta de la habitación abrirse y por ella apareció su amante.

— ¿Ya? —Le dijo elevando una ceja y poniendo sus manos en sus caderas — ¿Tan rápido te ayudó esa zorra?

—De hecho si. Aunque le debo una cena en un caro restauran al que no podrás asistir.

Lucius sonrió de lado al ver la cara de asco que puso Sirius y cerró la puerta tras de si. Iba a tener que "sacrificarse" haciéndole el amor a su pareja, para que estuviera más relajado a la hora de presentarse con esa mujer, que le entregaría los papeles necesarios para viajar por Flu, a través de varios países para llegar a Brasil.


 flower  flower  flower  flower  flower  flower  flower 

Capítulo anterior


Última edición por Majo-san el Jue Mayo 29, 2014 4:13 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 29
Galeones Snarry : 25108
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 34: Discusión.   Miér Mayo 28, 2014 6:35 pm

que bueno que Reg esta mejor y bueno Draco es tan buen primo, jajaja si me imagine que iba a ver química entre ellos dos, y bueno Sirius es un celosos, lo bueno es que Lucius le gusta sacrificarse para mantenerlo contento jajaja, me gusto mucho el capitulo, solo tengo una duda que hará Severus si Lily esta viva??
Volver arriba Ir abajo
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93356
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 34: Discusión.   Miér Mayo 28, 2014 8:40 pm

te respondo más adelante... ajajajajajaja, sólo te toca seguir leyendo y Draco, bueno, no lo iba a dejar solo, mucho menos teniendo un tierno y apapachable primo disponible.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 34: Discusión.   

Volver arriba Ir abajo
 
Penumbras. Capítulo 34: Discusión.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: