La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Penumbras. Capítulo 31: La conversación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93530
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   Dom Dic 26, 2010 5:01 pm

 flower  flower  flower  flower  flower 


Capítulo 31: La conversación.

Harry iba al frente. No dejaba que nadie le cortara el paso y Severus iba a su lado, como siempre, protegiéndolo entre las sombras.

El sonido de los pasos de los que venían tras él, no le importunaban para nada. Estaba más pendiente de lo que iba a pasar.

Voldemort ya se dirigía al ministerio con Dumbledore y McGonagall, según le había indicado uno de los mortífagos que le acompañaban, unos pasos más atrás. Ahora estaba el enfrentar a ellos, a los que creyó por años sus amigos.

No alcanzaron a llegar a la puerta del director cuando un elfo apareció frente a ellos.

— ¡Profesor Snape, señor! —Le dijo apretando sus manos de manera nerviosa.

— ¿Qué sucede, Mitfa?

—El joven Malfoy le llama, señor. Necesita ayuda para sacar al niño que juega con la luna y a los ojos tristes, señor.

— ¿El niño que juega con la luna? —Preguntó Harry, mirando a Snape.

—Espera —le dijo a Harry —Mitfa, ¿Dónde esta Draco?

—Donde siempre ha estado el niño lindo. Donde el hombre malo lo hace llorar.

—El hijo de Remus —dijo Harry con un sonido ahogado.

—Llévame con él, Mitfa —sintió como Harry lo sostenía de la manga —no te preocupes, encárgate de lo que tengas que hacer, pero no te quedes solo —se giro a ver a quienes estaban con ellos. —Avery y Macnair no lo dejen en ningún momento.

— ¡¿Y a ti quien demonios te puso a cargo?! —Le gritó Macnair.

— ¿Algún problema con lo que se te ordeno, Macnair?

El tipo casi saltó en su puesto ante el tono amenazante del hijo de su amo. Le recordó cuando fue “presentado” ante los demás mortífagos.


Estaban todos reunidos, esperando poder saber que es lo que pasaba, el por que los habían reunidos a todos en el salón principal de la mansión de Lord Voldemort. Los murmullos no faltaban y fueron acallados sólo con la presencia del Lord apareciendo frente  todos de manera estrepitosa.

—Atención, mis queridos partidarios —dijo parándose al medio, para que todo el mundo le pudiera ver —los he reunido para anunciarles varias cosas. Muchas de ellas perturbadoras y otras increíbles, pero deben saber que nunca les mentiría, que en ustedes estaré depositando la seguridad de lo que ahora, es lo que mas me importa.

Nadie dijo nada, pero al momento de aparecer en el salón Harry Potter, no faltaron las varitas en alto.

>>Guarden sus armas, mortífagos, que nadie nunca mas levantara una varita contra Harry —como era de esperarse, todos estaban anonadados con las palabras del lord —hace años, todos fuimos victimas de las maquinaciones de un viejo al que todos conocen muy bien. Albus Dumbledore —los abucheos se sintieron enseguida —si, lo se, pero ha hecho cosas peores.

Vieron que atrás del chico entraban Sirius y Remus, claro, algunos ya los habían visto, pero no se imaginara que aparecerían en una reunión del Lord.

>>Seguramente se pregunta como es que estas dos personas se encuentran aquí y confórmense con los que les digo. Ellos están aquí por que hace muchísimo tiempo formaron parte de mis filas —los mortífagos empezaron a negar a murmurar entre ellos — ¡Silencio! —El estridente grito fue suficiente para que el salón quedara en el mas absoluto de los mutismos —Si no creen en mis palabras, es por que todos fuimos manipulados por Dumbledore, un hechizo que sólo se rompe con la sangre del heredero que tenían cuando el hechizo se lanzó.

—Disculpe que le interrumpa, mi Lord —dijo uno de los mortífagos — ¿Qué pasa con los que no tenían o no tienen descendientes?

—Ellos tendrán que creer sin saber. No les queda de otra.

Nadie dijo nada y fue el momento en que Remus hiso una reverencia al Lord, para poder tomar la palabra.

— ¿Quiénes cumplen con el requisito? Tienen que tener un hijo mayor de catorce años.

—Yo tengo a mi descendiente —dijo Avery.

—Entonces vengan los dos.

Ambos hombres, de similares características se pudieron frente al licántropo y el repitió el mismo ritual que hiciera con los Malfoy y Sirius. Cuando este terminó ambos hombres recordando todo. Era todo tan confundo. Fueron unos cuantos más, pero no muchos los que se sometieron al ritual, ya sea por que sus descendientes no estaban en el lugar, o por que simplemente no los tenían.

—Ahora ya saben y entienden que Harry no puede sufrir el más mínimo rasguño. Los que no lo saben, se los resumiré brevemente. Harry Potter es mi hijo —es si que dejó a todos mudos, ni siquiera una mosca volaba en el lugar —su padre, James Potter, era mi pareja y todos nos vimos involucrados en las mentiras y engaños de Dumbledore. Como entenderán, sólo recupere la memoria, luego del ritual y en ese momento recupere a mi hijo —puso una mano sobre el hombro de Harry, que se mantenía quieto en su lugar —mas cosas han sucedido. Sirius Black también fue separado de los suyos. Es el padre de Draco Malfoy y por ende, pareja de Lucius. —el rubio sonrió de lado en dirección a los Carrow, que no podían tener la mandíbula mas desencajadas —y por ultimo, los que no estaban en el “interrogatorio” de Greyback,  supimos que el supuestamente difunto Regulus Black, quien es pareja de Lupin, esta en manos de Dumbledore desde hace años, al igual que su hijo.

>>Atacaremos Hogwarts en unos días, y como entenderán, mi hijo es máxima seguridad. ¡Dumbledore pagara en mis manos todo lo que ha hecho!

La algarabía se desató en ese momento.


—Nada, joven amo —dijo haciendo una inclinación. No quería saber que tan parecidos eran los Crucio del chico, en comparación a los de su padre.

— ¡¿Qué demonios esta pasando aquí, Harry?!

— ¡Silencio, sangre sucia! —Le sostuvo uno de los mortífagos, haciendo que la chica chillara.

—Sigan con su camino…

Iba a decir algo más, pero Severus se vio interrumpido por el gruñido de Lupin, en su forma licana, que les pasó rápidamente en dirección al despacho del director.

— ¡Draco los encontró!

—Eso parece —dijo Severus, a un entusiasmado Harry —y parece que están cerca del despacho. Será mejor que vuelvan a la sala común, utiliza la que era tu habitación antes.

—Espera —le detuvo del brazo —¿No será peligroso en este momento?

—No puedo dejar solo a Draco. Estará con dos licántropos —vio la angustia en los ojos del menor —llévenselos —les dijo a los mortífagos que les escoltaban, sin dejar de sujetar el brazo de Harry, cuando vio ue todos se habían volteado lo volvió a mirar —tu padre estará muy molesto si algo te pasa…

—Nada me pasara si estas conmigo. Quiero ir también.

Severus dudo un momento y vio que uno de los mortífagos se había quedado a esperar por Harry.

—Yo lo llevaré de vuelta a se sala común después. Encárgate de que ninguno de esos se escape o se comuniquen con nadie fuera del colegio.

El hombre asintió y se fue por sonde se habían ido los prisioneros, mientras Harry, Severus y Mitfa seguían rápidamente en dirección al despacho.


Draco estaba realmente nervioso. Había logrado liberara a Regulus, que se sintió mal enseguida por el cambio en la posición de sus manos.

En quince años, no había sido liberado de esos grilletes, ni siquiera cuando Dumbledore le hacía esas “visitas”, le soltaba.

Lo malo era que ahora, frente a ellos, se encontraba un furioso licántropo, que no dejaba de verlos y gruñirles.

—Quédese quieto, por Salazar —le decía Draco, al ver que Regulus intentaba ponerse de pie.

—No te preocupes, muchacho —su sonrisa limpia fue dirigida para el lobo furioso —Remus me reconocerá.

Draco se vio imposibilitado a moverse cuando el hombre, a gatas, se dirigió donde se encontraba el lobo.

Lupin estaba quieto, sin dejar de mirar al hombre que se acercaba a él, sentía con su olfato que era importante y que no podía atacarle.

>>Remus —la voz de Regulus salió como un murmullo en el silencio, sólo el respirar de los que estaban ahí se sentía.

El lobo se agacho y con una de sus patas delanteras, removió el cabello del hombre, aspirando el olor que le caracterizaba, y aulló.

Draco vio impresionado como le tomaba en brazos. Como si estuviera consiente de lo que hacía, y se dirigía con él a la salida.

Regulus vio las intenciones de su antigua pareja. El lobo estaba trastornado, sentía el peligro que corría su pareja ahí, y seguramente le querría sacar. Por lo que antes de salir, se giró para ver al chico rubio que le liberó.

—Cuida de mi hijo, por favor.

Draco asintió, viendo de lado como el pequeño licántropo aun dormía por su ataque. Luego, cuando dirigió nuevamente su vista a la salida, se dio cuenta de que Lupin y su tío ya no estaban. Se quedó sentado, esperando a que la ayuda llegara

Severus entró en la habitación, viendo como Draco estaba sentado en la cama y como a su lado estaba un dormido licántropo de pelaje negro. Tras él venía Harry, que estaba un tanto pálido, Draco sonrió por eso.

— ¿Qué pasó Potter? ¿Mi padrino te dejó sin aire?

—Draco —le regañó el mayor, preguntándose hasta que punto sabría su ahijado de los pequeños avances que había tenido con Harry.

Cuando venían hacia la celda, se habían encontrado de golpe con Lupin, que gruñó ante los desconocidos, apretando mas contra su cuerpo a Regulus, lo mismo que hiso Severus con Harry, que se había quedado impactado ante la escena. Cuando el licántropo pasó de ellos, se había volteado a calmar a Harry, aprovechando de besarlo de nuevo. En parte para aquietarlo y por que él mismo quería volver a probar sus labios.

—Bien, bien, no digo nada —dijo quitándole importancia al asunto —¿Qué vamos a hacer con él? —Preguntó mientras miraba al licántropo a su lado.

—Tendremos que llevarle a algún lugar seguro —dijo el mayor.

—Pero cuando despierte, ¿Verdad? No creo que sea bueno moverlo ahora, mucho menos si no conoce a nadie.

—Potter tiene razón, padrino. Podría descontrolarse, y no sería bueno para él ni para nadie.

Severus analizó la situación. Tenia que reportarle al lord que la misión estaba completa y además, llevar a Harry a su torre, para la “entrevista” que tendría con los que eran sus amigos.

— ¿Podrías quedarte con él por el momento? —Le preguntó a Draco, que inmediatamente asintió —Bien, yo iré con el Lord, mientras tú vas a tu sala común. O si prefieres puedes pedirle a los mortífagos que los traigan al despacho.

—No, prefiero ir yo —le dijo saliendo — ¿Estarás bien, verdad? —Le preguntó a Draco antes de salir.

—Si. No creo que despierte antes del amanecer y si lo hace lo hechizo de nuevo.

Severus y Harry asintieron y se fueron del lugar, dejando a Mitfa por si se le ofrecía algo a Draco.

Cuando llegaron al despacho, Severus se fue por la chimenea en dirección a la mansión Potter, esperando tener nueva información sobre el ataque del Lord al ministerio. Le había dicho a Harry que le llevaría a su  torre, pero este se negó y le dijo que había suficientes mortífagos en Hogwarts como para cuidar de él.

Harry llegó a la torre de Gryffindor y a estas alturas, todos estaban alterados en su interior. Cuando entró a la sala común, todo el mundo se le quedo mirando de manera rara.

—Todos a sus habitaciones, menos los Weasley, Longbottom y Granger.

— ¡¿Quien demonios te crees, Potter?! —le encaró un chico de séptimo.

— ¡La persona que no dudara en maldecirte si no haces en este mismo instante lo que te ordeno! —Su voz sonó dura, libre de titubeos y cargada de odio — ¡Ahora hagan lo que les ordené y no sufrirán las consecuencias!

—Joven amo, ¿Qué haremos con los menores que no han sido seleccionados?

—Llévenlos a la que era mi recamara, Macnair. Que Finnigan y Thomas les indiquen el camino. No quiero a nadie más que ellos aquí, y los mortífagos que también se queden —vio que empesebraban a subir y les detuvo — ¡Ah, si, una cosa más! Nadie puede tener contacto con el exterior. El que lo haga, puede estar seguro de que lo sabremos y será severamente castigado.

Sin ni una palabra más todos se fueron en dirección a sus habitaciones, y los pequeños, que aun temblaban de miedo, se fueron por donde el mortífago les indicaba.

Harry paseó su mirada por los que aun estaban en la sala común, dándose cuenta de la mirada de odio que le mandaban todos, a diferencia de una, que le miraba entre asustado y extrañado. Justamente la persona que más odio debería recibir de él.

>> ¿Qué te extraña de mi actitud, Neville? ¿Me dirás acaso que no estabas al corriente de todo lo que ha pasado en mi vida?

—No se lo que esta pasando, Harry. De lo que si me doy cuenta es que has dado vuelta tus lealtades.

—Lo he hecho, es verdad. —Dijo caminando en dirección al chico — ¿Sabías que yo NO soy el elegido? ¿Qué sólo fui un títere a manos de Dumbledore para destruir a mis padres? A mis verdaderos padres.

—Así que ya sabes la verdad —dijo Fred, con su semblante duro, más serio de lo que nunca se le hubiera visto, al igual que Hermione, Ron y los demás Weasley.

—Lo se, de hecho. Quise pensar que ustedes no estaban al tanto.

—Las guerras siempre requieren de sacrificios.

—Valla, Hermione, tú más que nadie debería de habérseme acercado. Eres valiente lo admito —la rabia lo iba consumiendo más y más. —pero esta ves, tomaré mi destino en mis manos.

— ¿Y que harás? ¿Pretendes matarnos como tu padre ha ido haciendo desde hace años?

—No, Ronald Weasley. Me desligo completamente de vuestro destino. Manipularon mi mente durante demasiado tiempo y ya nadie más lo volverá a hacer —se giró para ver a los mortífagos que habían en el lugar —llévense a los Weasley y a Granger a…— por un momento pensó en enviarlos a la mansión, pero ya se le ocurrió otra cosa —esperes. ¡Mitfa! —El elfo apareció inmediatamente frente a ellos —llévalos a la mazmorra de Dumbledore y habilita una de sus celdas para que queden ahí nuestros “invitados”, ya sabrán que haremos con ellos.

— ¡No puedes hacer lo que se te venga en gana! —Le dijo Neville, aun sin entender muy bien que era todo lo que pasaba ahí.

— ¡Guarda silencio, Longbottom! —Le gritó llegando a su lado — ¡Mi vida fue una mierda por proteger la tuya! ¡No arriesgare el futuro de mi padre por ti! ¡No ahora que se quien es! —Estaba realmente furioso. Por ese chico, para proteger al verdadero elegido, fue que hicieron todo el teatro de la muerte de los Potter y su posterior miserable infancia — ¡Llévense a Longbottom a la mansión! ¡Y déjenlo en un de las celdas!

Sus órdenes fueron atendidas inmediatamente. Los Weasley y Hermione salieron de la sala, siendo llevados por los mortífagos que seguían a Mitfa mientras que Macnair se llevaba a Neville a la mansión Potter.

>> ¡No permitiré que me arruinen la vida de nuevo! Si para eso tengo que aprender a matar, juro por lo que sea que lo haré.


 flower  flower  flower  flower  flower  flower 


Capitulo anterior

[/size][/color]


Última edición por Majo-san el Sáb Jul 05, 2014 8:52 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 29
Galeones Snarry : 25282
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   Miér Mayo 28, 2014 5:16 pm

me siento muy decepcionada de los Weasley y de Hermione, nunca me imagine que si superan la verdad, es tan triste, y ahora también me preocupa Neville que el parece que no sabe nada
Volver arriba Ir abajo
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93530
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   Miér Mayo 28, 2014 8:37 pm

De hecho, me gusta el Neville victima y martir, así que lo haré sufrir un rato, es tan tierno
XD
Volver arriba Ir abajo
Yuki Fer
Buscador de Quidditch
Buscador de Quidditch
avatar

Mejor posteador del mes  (Mayo 2015) Yo entré-Mes del amor [Mejor posteador del mes] Enero 2015 [Mejor posteador del mes] Junio 2014 Yo entré-Vacaciones 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015
Femenino Cantidad de envíos : 1484
Fecha de nacimiento : 07/04/1992
Edad : 25
Galeones Snarry : 100334
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   Lun Jun 02, 2014 4:59 pm

hhahha sensei eres cruel.... affraid Twisted Evil Twisted Evil  genial...si igual me encanta un nev de victima...*w*
Volver arriba Ir abajo
http://yukif.livejournal.com/
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93530
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   Vie Jun 06, 2014 5:32 pm

Viste, no somos tan diferentes
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 31: La conversación   

Volver arriba Ir abajo
 
Penumbras. Capítulo 31: La conversación
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: