La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 12 de Mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93359
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 12 de Mayo   Sáb Mayo 11, 2013 11:41 pm

Titulo: A Convenient Marriage (Matrimonio de conveniencia)
Autor: Diana Williams (Traductor: Undomiel)
Link original: http://diana.slashcity.com/viewstory.php?sid=27
Link traducción: http://www.slashzine.com/09/Ficcion/11/Traducciones/Monografico/Traducciones_Monografico6.htm

Fragmento:

Los ojos de Snape encontraron los de Harry y movió su cabeza en un rápido asentimiento. Harry, adivinando que quería que atrajera la atención de Lucius por un momento, se removió contra las ataduras de sus manos como si tratara de liberarse.

Lucius giró su cabeza brevemente para mirar al muchacho.

—¿Impaciente, mascota mía? Estaré contigo en un momento. Pero antes… —dijo, devolviendo su atención a Snape, quien estaba sentado en silencio en la silla, sus manos sobre los apoyabrazos—. Tengo que atar algunos cabos —movió su varita y delgadas cuerdas restringieron inmediatamente los brazos de Snape a la silla.

Satisfecho, Lucius se volvió hacia Harry, pero el muchacho notó el brillo de la luz de la vela en una pequeña hoja afilada bajo el brazo de Snape, y se llenó de esperanza.

—Ahora, mi querido Harry, es hora de hacerme cargo de ti —Lucius movió su varita mientras soltaba el cuchillo y éste colgaba en el aire sobre la cabeza de Harry con la punta hacia abajo—. ¿Sabías que Severus y tú tenéis algo en común? —preguntó, rodeando la cama y observando a su presa con un brillo en los ojos. Movió de nuevo la varita y la cuerda de las piernas de Harry desapareció—. Yo fui su primer amante, y seré el último tuyo.

—Ah, supuse que él debía haber tenido un amante espantoso antes de mí —dijo Harry, burlonamente—. Considerando que él no tenía ni idea de la forma correcta de tratar a su pareja cuando se casó.

Severus frunció el ceño ligeramente, pero Harry lo ignoró. Después habría tiempo para curar el herido orgullo de Snape… si sobrevivían. Se concentró en Lucius, quien lo miraba con furia, y dijo:

—Creí que sólo la metías y sacabas. Sin sutileza ni estilo. Estarás contento de saber que él ha mejorado enormemente, aunque dudo que tú lo hayas hecho.

—Cá.lla.te —contestó Lucius, con los dientes apretados, mientras se colocaba al lado de la cama, sus puños cerrados.

—La última vez que hicimos el amor fue tan bueno, tan intenso, que me desmayé de puro placer —Harry miró a Lucius y ladeó su cabeza ligeramente—. ¿Cuándo fue la última vez que desmayaste a alguien durante el sexo? Y no cuenta si fue por dolor.

—Te lo advierto… —gruñó Lucius, mientras subía a la cama.

—¿Por eso Narcissa te dejó? —preguntó Harry, fingiendo profundo interés en el tema—. ¿Tú qué piensas, Sev?

—Bueno, había rumores en los círculos mortígafos de que estaba tan insatisfecha en su casa que se acostaba casi con cualquiera. Incluso con McNair.

—¡Eso es mentira! —dijo bruscamente Lucius, y comenzó a girarse hacia Snape, varita en mano.

Harry vio que Severus estaba cortando sus ataduras sigilosamente, y sabía que tenía que enfocar la atención de Lucius de regreso a él.

—Por supuesto, con un miembro de ese tamaño, no es sorprendendente. ¿Has pensado en un encantamiento para agrandarlo? No son muy difíciles de aprender, sabes. O una poción, espero que Sev pueda improvisarte una.

—Como los jóvenes dicen —comentó Snape insulsamente, y Harry pudo ver que tenía una mano libre y estaba trabajando en la otra—, si estás ahí, hazlo.

—¡Cállate, cállate! —gritó Lucius, separando bruscamente las piernas de Harry para colocarse entre ellas—. ¡No puedo hacer esto con todo este escándalo!

—¿Estás nervioso? —dijo Harry, solícitamente—. Entiendo el problema que eso puede suponer. A ver, déjame ayudarte —levantó su pie y pateó, rápido y fuerte, justo en los genitales del que iba a ser su violador, luego lanzó todo su peso con rapidez para rodar sobre su costado derecho.

Lucius jadeó y cayó de lado sobre la cama, enroscándose protectoramente sobre su golpeado miembro. Liberado de su control, el cuchillo se precipitó de punta y se incrustó en las sábanas, detrás de la cabeza de Harry. Snape cruzó la habitación casi antes de que cayera. Agarró bruscamente el cuchillo y lo usó para cortar las cuerdas que ataban las manos de Harry, después lo tiró y tomó al muchacho en sus brazos.

—¿Estás bien? —preguntó Snape, casi aplastando a Harry con su abrazo—. ¿Estás herido?

—Estoy bien —jadeó Harry—. Podría… un poco de aire…

Snape lo soltó, abruptamente, buscando en los alrededores para coger la varita de Lucius. El rubio aún estaba retorciéndose en la cama en clara agonía, y una sonrisa cruel tocó los labios de Snape.

—Vaya, Lucius, ciertamente has metido la pata en esto*. ¿No prestaste atención en tu lección de violación, en la parte sobre someter a tu víctima?

—Sev.

Snape ignoró a Harry, su atención enfocada completamente en Lucius, y sus ojos endureciéndose. Harry vio la muerte de Lucius en esos ojos, pero por el momento, pensó que Malfoy sufría demasiada agonía como para importarle.

—Por suerte para ti —dijo Snape, su voz suave y mortal—los Aurores estarán aquí dentro de poco, o te mataría por atreverte a tocar lo que es mío. Y te aconsejaría que rezaras para que te envíen a Azkaban. Es lo único que me impediría tomar tu miserable vida.

Hubo sonidos de pasos presurosos afuera, y varios magos irrumpieron en la habitación. Snape se giró hacia Harry, se quitó su capa y la envolvió rápidamente alrededor del desnudo muchacho. Los labios de Harry se curvaron ante la posesividad de la acción y murmuró:

—Mi héroe.

Snape le miró, después tocó repentinamente la parte de atrás de la cabeza de Harry.

—Estás sangrando —dijo, con voz inexpresiva.

—Es sólo un rasguño —le aseguró el joven—. Fue cuando cayó el cuchillo.

Los ojos de Snape se abrieron con alarma y se puso de pie, llevándose a Harry con él.

—Te llevaré a San Mungo…

—Severus —dijo Harry firmemente, agarrando el rostro de su amante para que tuviera su total atención—. Estoy bien. Sólo necesito irme a casa, ¿de acuerdo?

Snape miró a los aurores, quienes estaban reduciendo al desnudo, y aún enroscado, Lucius Malfoy.

—¿Necesita a alguno de nosotros para algo más?

El líder de los aurores negó con la cabeza.

—Podemos archivar los informes iniciales, Profesor. Declararemos que el señor Potter fue retenido contra su voluntad, y la condición del señor Mafoy habla por sí misma. Cuando el señor Potter se recupere de su experiencia, puede pasarse por el Ministerio para presentar su denuncia, pero tenemos lo suficiente para retener al señor Malfoy hasta entonces —le tendió a Harry su túnica verde—. Encontramos esto abajo, señor. Por la descripción del camarero, pensamos que podía ser del señor Potter.

—Gracias —dijo Harry, y revisó que la varita aún estuviera en su lugar.

Snape tomó su propia varita desde debajo de la cama, después rompió la de Lucius con gran satisfacción y le tendió los pedazos a los aurores. Tomó a Harry en sus brazos y dijo:

—Vamos a casa.

(¿Qué puedo decir? me encanta como este cortito fic relata tan bien el transcurso de la relación de "del odio al amor" entre Severus y Harry)
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 12 de Mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: