La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 9 de Mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93356
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 9 de Mayo   Jue Mayo 09, 2013 9:31 pm

Titulo: A Matter of Size (Cuestión de tamaño)
Autor: Amy (Traducción|: Danvers)
Link Original: http://www.pornbunnyfarm.com/pages/matterofsize.html
Link Traducción: http://www.slashzine.com/09/Ficcion/10/Traducciones/Snarry/Traducciones4.htm

Harry resopló, colgando la cartera en su hombro y dando un paso más, alargando las dos manos ahora.

—Lamento haber desnudado su culo frente a todo el mundo —dijo, con irritación, consiguiendo agarrar la redonda panza del caldero.

Su agarre fue suficientemente bueno para que, cuando Snape intentó levantarlo más arriba, le desequilibrara. Harry chilló y lo dejó ir, pero demasiado tarde para salvarse, excesivamente dilatado como estaba. Cayó sobre Snape, soltando un jadeo cuando sus cuerpos chocaron, volviéndose en un lloriqueo cuando su erección resbaló bastante firmemente sobre la sólida longitud del muslo de Snape. Harry intentó ponerse derecho, empujando contra el estrecho pecho de Snape.
Snape presionó su muslo hacia arriba, sonrisa sarcástica convirtiéndose en una sonrisa verdaderamente maléfica.

—Así que es por esto por lo que no podías apartar los ojos —dijo.

Las caderas de Harry dieron una pequeña sacudida, y gimió sin poder evitarlo. El muslo de Snape era cálido entre sus piernas, contra su codiciosa polla, y se restregó contra él como si fuera lo mejor que hubiera sentido en su corta vida.

—Pare —pidió Harry, humillado.

—Sólo estoy tratando de ayudarte —dijo Snape, aunque el movimiento de su pierna desmentía sus palabras.

Harry gimió de nuevo y tembló, los ojos cerrados ante esa final humillación mientras sentía el placer arrastrarse a través de él, y la humedad invadiendo la parte delantera de sus pantalones. Sus manos se agarraron a la túnica de Snape, y se encontró presionando su rostro ahí, también, inhalando el aroma del hombre, pretendiendo, solo por un momento, que era bien recibido.

Se conmocionó cuando las manos de Snape, en lugar de apartarle, se asentaron en su espalda y le sujetaron más cerca. Harry se estabilizó más cerca a pesar de la pegajosidad de su ropa interior, y después de unos momentos se dio cuenta de que la anatomía que empujaba contra su abdomen no era, como había asumido, el hueso de la cadera de Snape. Harry se movió, inclinándose hacia delante, sintiendo la vaga forma de su recta polla presionando en su estómago y deseando poder conseguir soltar una de sus manos el tiempo suficiente para envolverla alrededor de la caliente longitud. Tragó saliva, y sin levantar la mirada dijo—: Te ha gustado.

Snape dio un gruñido.

—No tanto como a ti —replicó, aunque no hizo ningún movimiento para dejarle ir.

Harry se encontró sonriendo de oreja a oreja.

—No tanto como yo, todavía, quieres decir —dijo. Algo en la situación le hizo valiente, suficientemente valiente para dejar ir su agarre mortal sobre la túnica de Snape y mover su mano derecha hacia abajo entre ellos, para palmear esa tentadora forma, encontrándola incluso más grande de lo que había imaginado. —¡Eres enorme! —exclamó, mirando hacia arriba con ojos como platos antes de agachar la cabeza de nuevo en un humillante sonrojo.

—Y te gusta —dijo Snape, haciendo una declaración y no una pregunta. Hubo una pausa cuando la mano derecha del hombre desapareció, y Harry escuchó cómo se cerraba la puerta—. Puedes sacarla —sugirió, como si le estuviera dando instrucciones para añadir el siguiente ingrediente en una poción.

—No finjas que no quieres esto, también —dijo Harry, aunque sus manos estaban ya peleándose por desabrochar la túnica de Snape.

Este fic me encantó, precisamente por el mito de que el tamaño de la nariz influye en el del pene y tomando en cuenta el tamaño de dicho apéndice por parte de Snape, tenemos mucho de que especular.
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 9 de Mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: