La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 21 de Mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93617
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 21 de Mayo    Mar Mayo 21, 2013 3:37 pm

Titulo: Regalo de cumpleaños
Autor: Danvers
Link: http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=33352&chapter=1

Fragmento:...

Admirando esa sección de piel descubierta justo por encima de la cremallera del pantalón, no se dio cuenta de que Potter había abierto los ojos. Y le estaba observando a él con una mirada aún soñolienta. -Mmm... hola -le saludó entre dientes, mientras se estiraba. Snape no sabía si mirar ese estómago que se estaba descubriendo aún más con el gesto, o recrearse en la bobalicona sonrisa que le dirigía el joven, que ahora ya no le parecía irritante sino encantadora.

De pronto Harry pareció despertar del todo, comprendiendo que el Severus Snape que le estaba observando no era el mismo que llenaba sus sueños. Éste había envejecido algunos años, aunque debía admitir que no en detrimento de su atractivo.

-Snape. Profesor. Señor -relató nerviosamente, sin saber cómo llamarle. Se puso en pie rápidamente, estirando de su pequeña camiseta hacia abajo (que era de un rojo intenso, cómo no), contrariando al hombre que se había complacido en observar su cuerpo-. Hola. Hacía mucho tiempo...

-En efecto, señor Potter -le contestó, acercándose para estrechar la mano que le tendían-. Mucho tiempo.

-Disculpe, me había quedado dormido -se disculpó echando un vistazo a la televisión encendida y al sofá vacío que había enfrente. ¿Dónde se habían metido Draco y Pansy?

-No se preocupe, no importa -respondió sinceramente. Al contrario, había sido una inesperada oportunidad observarle a placer, como hacía en esos precisos momentos mientras el joven se rascaba la nuca, levantando de nuevo esa sugestiva camiseta-. Draco me dijo que viniera esta tarde.

-Oh -comentó Harry con evidente sorpresa-. No sabía que mantenían el contacto.

-Draco es mi ahijado -aclaró Severus, preguntándose por qué parecía sorprenderle tanto que siguieran viéndose. A él sí le había hablado de su amistad. De hecho conocía muchos detalles de la vida de Potter, que solía escuchar sumamente interesado, aparentando la mayor de las indiferencias.

Los ojos de Harry se abrieron como platos ante semejante declaración. Luego los entrecerró pensativamente, antes de comentar inseguro-: Han debido de irse cuando se acabó la película que estábamos viendo. Deben estar en su habitación.

Severus asintió y Harry salió de la sala dispuesto a avisar a Draco, y de paso pedirle alguna que otra explicación. No se calzó para ello, y Severus se quedó con la imagen de esos pantalones caídos sobre los talones desnudos, y especialmente sobre esas caderas que la exigua camiseta descubría. Cuando regresó a los pocos minutos, parecía tan absorto que se había olvidado de estirar de ella, cosa que parecía hacer como si fuera un tic. Por su gesto, el hombre supuso que no había encontrado a su ahijado antes de que se lo comentara, pero la noticia no le molestó lo más mínimo.

-No están. No lo entiendo... no creo que hayan salido de casa dejándome aquí solo. Y más si habían quedado con usted...

-Tutéame, hace años que no soy tu profesor, Potter.

Sonrojado, el joven contestó-: Harry. Llámame Harry.

-Harry -repitió el hombre cálidamente, mientras se sentaba en el sofá donde le había descubierto antes-. Es mi cumpleaños. Draco me invitó para entregarme mi regalo.

El joven se sentó a su lado. Más bien cayó a peso plomo, con una expresión en su rostro que variaba entre la sospecha y el horror. Cuando reaccionó, se giró y le dijo contritamente-: Felicidades. Supongo entonces que Draco habrá salido... a comprar algo.

Snape se encogió de hombros. No creía que su ahijado le hubiera invitado sin tener nada preparado. No era su estilo, los Malfoy solían atar hasta el más pequeño cabo de sus asuntos.

-Le llamaré -comentó Harry.

Pero en lugar de dirigirse a la chimenea, sacó un artefacto de su bolsillo y apretó unas teclas, llevándolo luego a su oído. Oh, conocía esos aparatos, había visto a Draco trajinar con ellos. Esperaba que fallara como alguna vez había presenciado, para disfrutar un poco más de tan deleitable compañía.

Por desgracia, su ahijado contestó enseguida-: ¿Draco? Sí, soy yo... Sí, ya me he despertado... Sí, aún estoy en tu casa, con tu padrino -deletreó, poniendo intención en cada letra-.No, ¿por qué? No, no lo sé... Mejor que no... Porque no. No pienso volver a contarte nada... ¡A ti menos, Pansy! No. Porque no me da la gana... Es mi móvil... Vale, pues si es tu casa ahora me voy... ¿Por qué? Oh, eres insufrible. -Dirigiendo de pronto su atención al desconcertado hombre que le escuchaba sin entender, mientras observaba sus abdominales, le tendió el aparato encogiéndose de hombros-. Quiere hablar con usted. Contigo -rectificó rápidamente, sonrojándose adorablemente.

-¿Draco? Hola... Sí. Ah, pues no me ha dicho nada... ¿Qué, Pansy? Pero seguramente tú... ¿No? Ah, bien entonces. Nos vemos, cuídate.

Le devolvió el artefacto a Harry que se apresuró nervioso a responder, pero Draco ya había colgado.

-Dice que tú tienes el regalo -le comentó el hombre entre divertido y confuso. Le extrañaba que el joven lo tuviera y no se lo hubiera comentado. Además, recordaba el modo en que se había sorprendido al verle y cuando más tarde le comentó que era su cumpleaños.

-¿Yo? -preguntó Harry demasiado horrorizado para no saber nada del asunto-. ¡Yo no!

-Bueno -comentó Severus desconcertado ante su reacción-, Draco se habrá equivocado entonces. Pansy gritaba que tú sabías lo que era.

Harry se sonrojó esta vez aún más que su camiseta, y después de susurrar un escueto-: Disculpa. -Salió de nuevo de la sala, Severus supuso que para ir a buscar su regalo. Se preguntaba de qué podría tratarse, para haber provocado que el joven se ruborizara de ese modo.

Pero cuando volvió apenas un par de minutos después, no llevaba nada en la mano. En lugar de dirigirse hacia él, tomó un puñado de polvos Flu y los echó a la chimenea pronunciando el nombre de su casa, que conocía gracias a las novedades que Draco le contaba sobre él. Por un momento pensó que huía de su compañía, pero las llamas no se tornaron verdes, ni siquiera temblaron las cenizas.

-Mierda -escupió Harry entonces, tapándose la cara con las manos.

Eso dejó una buena porción de estómago al aire, lo que distrajo agradablemente la espera de Severus a que reaccionara. Lo que no esperaba que hiciera precipitándose sobre él, hincando una rodilla en el sofá, peligrosamente cerca de su pronunciada erección.

-Tengo tu regalo -le dijo entonces, súbitamente decidido.

-Ah -es todo lo que pudo responder Severus, mirando nerviosamente de sus cercanos y besables labios a sus increíbles ojos verdes, que seguía escondiendo bajo unas burdas gafas.

-Lo siento, no creo que te guste, pero... es necesario-se disculpó innecesariamente, antes de acabar de abalanzarse sobre él.

Le sujetó ambos hombros como si Severus fuera a salir corriendo, cuando en realidad se había quedado completamente atónito cuando había juntado los labios a los suyos. ¿Ese era su regalo? Tendría que mostrar su agradecimiento a Draco. Mucho, mucho, pensaba mientras permitía que Harry Potter, el jovencito con el que había soñado durante tantos años, besaba su boca como si no hubiera nada que le apeteciera más en el mundo. Al menos él no deseaba otra cosa. O quizás sí, quizás podría permitirse ambicionar un poco más, algo como lenguas húmedas y pieles desnudas. Pero para su desilusión las deliciosas caricias labiales finalizaron y se encontró con unos enormes ojos verdes estudiándole a menos de un palmo de los suyos.

-Lo siento, era necesario -se disculpó el joven, antes de salir disparado hacia la chimenea, que esta vez sí funcionó, para disgusto del hombre que aún no entendía por qué se había justificado, cuando lo único erróneo que había hecho era detener aquella maravillosa experiencia.

Se quedó sentado en el sofá de su ahijado, acariciando pensativamente los labios que le hormigueaban como única prueba de lo que había ocurrido. La erección que aún mantenía no contaba, porque se la había provocado la excitante visión parcial de su cuerpo, aunque decididamente el beso la había enardecido.

Draco y Pansy aparecieron por la chimenea un tiempo después, no sabía exactamente cuánto, pero a juzgar por la oscuridad tras las cortinas, hacía rato que había pasado la hora del té.

-¿Severus? -preguntó tentativamente su ahijado, intuyendo en la ausencia de Potter que las cosas no habían ido como había planeado con su novia.

-Draco. Pansy. Hola -les saludó anormalmente parco en palabras, cuando con ellos al menos solía ser más efusivo. No mucho, pero definitivamente más que con el resto de personas que solían visitarle -. Potter se ha ido.

-Ah, entonces... ¿no ha ido bien? -comentó Draco con prudencia, temblando mientras se sentaba al lado de su padrino.

-Depende de lo que pretendieras que ocurriera. Me ha besado, supongo que te referías a eso, ya que intuyo que tú has tenido algo que ver. Y ha ido bien. Mucho mejor de lo que había imaginado. -Miró a Pansy, que se sentó sobre el reposabrazos del sofá, detrás de su novio-. Y como seguramente tu novia ya sabe, he imaginado mucho, estos años.

(Me encantó este fic por que a mi tambien me hubiera gustado recibir un regalito como el que recivió Severus)
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 21 de Mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: