La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 OBSESIVA LOCA POCION DE AMOR

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
yatta
Duelista
Duelista
avatar

Juego del verano 1 [Mejor posteador del mes] Agosto 2014 [Reto de Fanfics]Renovación Maraton Junio 2014 Reto libre de fanarts D.I.S. 2014 Reto Longfics D.I.S.2014 Maratón one shots D.I.S.2014 Juego del verano 2
Femenino Cantidad de envíos : 640
Fecha de nacimiento : 29/03/1984
Edad : 33
Localización : mexico
Galeones Snarry : 111543
Fecha de inscripción : 12/07/2010

MensajeTema: OBSESIVA LOCA POCION DE AMOR   Jue Oct 27, 2011 2:54 am

OBSESIVA LOCA POCION DE AMOR
1.- La victima de la poción

Made in yatta´s brain

00O-o00

Colegio Hogwarts de magia y hechicería. Reconocida como uno de los mejores colegios en todo el mundo. Su director Albus Dumbledore se sospecha un poco chiflado se toma muy enserio su trabajo, no conforme con eso, el colegio cuenta con elementos muy valiosos dentro del profesorado, por mencionar alguno: Severus Snape, uno de los mejores pocionista de todos los tiempos héroe en la gran guerra, sobreviviente a la mordedura de Nagini (algo que parecía imposible), Orden de Merlín por sus avances en la poción mata lobos y sus investigaciones en pócimas para dormir sin sueños.

La más reciente adición a este maravilloso colegio, el grandioso Harry Potter, el niño de oro, el salvador del mundo mágico, dicho personaje imparte Defensa contra las artes oscuras y ¿quien mejor para el puesto que él, quien derroto al mago más tenebroso de todos los tiempos?

Era una tarde tranquila, ya habían pasado seis años después que la guerra terminara y todo parecía que sería paz y armonía, las relaciones entre las casas iban de maravilla, se podían ver Slytherins y Gryffindors conviviendo como si fuesen hermanos. Pareciera que la única preocupación de los estudiantes fuera pasar los exámenes y más concretamente uno en especial “Pociones” el carácter del oscuro pocionista no parecía haber menguado en lo absoluto y aun era el más temido entre sus estudiantes. Uno en particular había salido sumamente molesto, después de todas las cosas desagradables que Snape le había dicho, era seguro que se vengaría.

Un Gryffindor de sexto. Gregory Weasley, un primo lejano de Ron Weasley el mejor amigo de Harry Potter, se encontraba sumergido en su caldero, ponía suma atención en lo que hacía –Ese Snape, ya veremos si soy un inútil después de esto –Hecho alas de Murciélago en la poción mientras sonreía. Su inútil estudiante le iba a mostrar como trabajaba su filtro de amor mejorado, para finalizar, unos cabellos de su profesor robados con maestría, adicionados a la pócima y daba un efecto más preciso, cualquiera que bebiera de esa pócima no solo iba a pensar que estaba enamorado de Snape, si no que actuaria de forma obsesiva, algo que podría catalogarse como un comportamiento casi enfermizo y solo había dos forma de revertir el efecto. Una consumando la obsesión. El chico hizo un gesto desagradable, de solo pensar que alguien quisiese tener sexo con el pocionista le provocaba asco. Segundo. Una infusión creada con una base de esqueleto de “tenryubito”, Un ingrediente que estaba seguro que ni el mismo Dumbledore podría conseguir sin perder una muy buena fortuna, el ingrediente era escaso y tendría que esperar hasta obtenerlo al menos una semana, mientras tanto se divertiría en los aprietos en los que se vería envuelto su “querido profesor”.

El Gryffindor sonrió con malicia, algo tenía que sacar de sus amistades Slytherin ¿no? la risa se extendió por toda la habitación. Guardo silencio repentinamente, ahora solo debía buscar una pobre tonta para que hiciera de la vida de Snape un infierno, quizás una estudiante de primero, eso sí que metería en problemas al bastardo grasiento. El Gryffindor envaso la pócima y se apresuro a eliminar la evidencia.

O-o

Gregory caminaba apresurado por el pasillo, ya sabía a quién usaría. Una chica Revenclaw conocida por ser un poco fresca, estaba seguro que aceptaría tomarse la pócima creyendo que estaba coqueteando con ella, su sonrisa se ensancho emocionado comenzó a correr. ¡Su venganza contra Snape seria fantástica! Al dar vuelta en una esquina no pudo evitar chocar contra alguien, perdió el equilibrio, fue inevitable dar contra el suelo, no le importo lastimarse mientras la pócima estuviese a salvo, tratando de no tirarla aferrándola fuerte en sus manos, se sintió aliviado al ver que estaba a salvo.

–Señor Weasley está prohibido correr en los pasillos. Cinco puntos menos para Gryffindor.

–Gregory lo miro molesto, se contuvo de lanzar un comentario mordaz, no deseaba llamar la atención del profesor, no con tan preciada pócima en las manos, trato de ocultarla, acción que no paso desapercibida por el ex mortifago.

–Señor Weasley muéstreme lo que esconde –Ordeno el pocionista.

–N-no escondo nada –Dijo Weasley un poco nervioso.

Snape entrecerró los ojos, saco su varita, estaba por lanzar un hechizo cuando el pelirrojo le grito –¡No puede atacar a los estudiantes! –Saco su varita para defenderse

Snape elevo una ceja –¿Quien dijo algo de atacar? Revelio inmente –Lanzo un conjuro que había aprendido hace poco, no quería admitirlo pero había sido Potter quien se lo enseñara. Harry Potter tenía mas de un año ya en el colegio y aunque al principio se resistía, era inevitable tener algunas charlas amistosas con él. Una tarde le pidió un consejo asegurando darle algo a cambio, su recompensa había sido el “Revelio Inmente” un conjuro muy útil para descubrir lo que las personas ocultaban y vaya que sus estudiantes ocultaban cosas, desde objetos de la tienda de bromas de los gemelos Weasley hasta objetos personales de otras personas, cartas de amor y tonterías como esas.

El joven Gryffindor movió sus manos sin poder evitarlo mostrando la pócima al profesor, Snape no vacilo en tomarla, inmediatamente la olfateo y miro el color y consistencia –¿Señor Weasley por que tiene en su poder un filtro de amor? –Olfateo de nuevo no muy seguro del contenido de la formula–¿Esta experimentado? ¿Está loco?

Gregory lo encaro –No estoy experimentando nada, esa pócima es muy efectiva y el que la tome estará obsesionado con usted –De inmediato se tapo la boca. ¡Demonios! estaba tan molesto que no pensó, su plan estaba arruinado y de seguro tendría un buen castigo incluido el lavado de calderos sin magia por parte de Snape.

Snape sonrió burlón –¿Quería jugarme una mala broma? Cincuenta puntos menos para Gryffindor y prepárese, esto amerita una audiencia con el director, retírese de mi vista antes de que se me antoje bajarle más puntos –Hizo una seña con las manos para indicarle que se alejara

–No era una broma, iba a demostrarle lo inútil que soy en pociones pro-fe-sor –El pelirrojo sin duda estaba muy molesto o era muy tonto por seguir retando a su profesor.

Snape elevo una ceja –¿Todo esto es porque le dije que era un inútil? ¿Que no pone atención en clases? Si tuviera un knut por cada vez que le digo eso a un estudiantes ya seria rico, ahora lárguese y agradezca que es un Weasley o ya estaría fregando calderos de por vida –Amenazo el pocionista

Gregory se apresuro a salir de la vista del profesor. Snape miro el filtro, le comentaría a Albus en el desayuno de lo sucedido.

O-o

El desayuno ya había iniciado, la mayoría de los habitantes del colegio ya estaban dando buena cuenta de los manjares que se servían. El profesor Snape noto que había un asiento vacío a un lado del director. Excelente, pensó el pocionista, se apresuro a sentarse junto al director –Albus buenos días –Saludo mientras se sentaba, el anciano sonrió y saludo de la misma manera, sin importarle que Albus estuviese a la mitad de su desayuno comenzó a hablar.

–Me temo que debo informarte de algo de suma importancia, saco el frasco y lo coloco en la mesa, una vez que toco la madera del mueble cambio de forma, parecía un simple vaso con sumo de calabaza, Snape gruño –Estos jóvenes se creen demasiado astutos –Dijo bajito el pocionista. Dumbledore miraba con atención el vaso –Esto que a simple vista se ve inofensivo es un filtro de amor – Explicaba el pocionista sin notar que Harry Potter se sentaba a su lado.

El de ojos verde le dio una buena mordida a su pastel de carne, desafortunadamente el bocado no se había ido por donde esperaba y en consecuencia comenzó a ahogarse, tomo su vaso, pero este estaba casi vacío, volteo en todas direcciones, había un vaso junto a Snape, “su salvación” pensó sin vacilar lo tomo y vertió todo el contenido en su boca. El profesor estaba tan absorto en su explicación con el director que no se dio cuenta hasta que Potter se quejo –¡Snape no ponga sus pociones en vasos! Es desagradable –Harry tosía mientras intentaba recomponerse.

Tanto Albus como Severus lo miraron detenidamente –¿Potter se lo tomo todo? –Pregunto el pocionista.

Harry asintió –Me estaba ahogando, ¡claro que me lo tome todo! ¿Para qué era? –Pregunto inocente el Gryffindor.

Snape parpadeo un par de veces –¿No se siente “extraño” de algún modo? –Miraba atento la reacción del de ojos verdes, Harry negó con la cabeza –Me siento normal, ¿debería sentir algo en específico? –Miro a Snape desconfiado y después al director que parecía divertido con lo sucedido.

Snape no contesto se quedo callado, parecía analizar la situación.

En su mente el de ojos negros parecía tener un debate. Quizás necesitaba un poco de estimulación, un roce de su mano con la piel del joven profesor, un susurro, una palabra un beso… ¡Beso! ¿En qué demonios estaba pensando? No era como si quisiera una escena enfrente de los estudiantes, pero tampoco quería ser sorprendido por Potter en su salón de clases, a la mitad del pasillo o peor ser atacado mientras dormía.

Sin pensarlo mucho tomo entre sus manos el rostro de Potter, lo miro directo a los ojos tratando de encontrar un brillo de locura en ellos, no estaba sudando, no temblaba, sus labios se veían de lo más normales, lo que supuso normales, carnosos, rosados, brillaban gritando aquí estoy cómeme… Snape se separo bruscamente ¿cómeme? ¿No se suponía que el filtro lo había tomado Potter?

–No sirve –Dijo simplemente

–¿Perdón? –Pregunto Potter

Snape lo miro haciendo una mueca –La pócima, fue hecha por un estudiante, está claro que no se elaboro como se debía, aun así Potter si se llegara a sentir “extraño” me avisa –Concluyo el pocionista.

Harry no entendía lo que pasaba, pero al ver ese brillo de diversión en los ojos de Dumbledore supo una cosa, el evento no presagiaba nada bueno.

O-o

El joven Weasley no había dicho su última palabra, tenía en su poder una dosis más del filtro, ya había previsto un fallo en su plan y había guardado un poco para una segunda oportunidad, solo que nunca pensó ser atrapado por el profesor de pociones, creyo que todo estaba perdido, sin pensar en el castigo que recibiría, Gregory frunció el ceño

¡Pues que le den! ¡Si lo iban a castigar al menos que fuese por haber realizado la travesura! ¡El plan continuaba!

Gregory camino lentamente hacia el jardín, había citado a la chica “elegida” Se detuvo frente a la rubia, sabía que la chica de primero de Revenclaw era la correcta, no fue difícil hacerla beber el filtro. Espero un momento para ver si ya había hecho efecto.

Los azules ojos de la joven se obnubilaron solo unos segundos –¿Weasley no sabes dónde está el profesor Snape?

Gregory sonrió, el filtro era un éxito…

O-o

Severus había terminado una nefasta clase de primero y ¿Qué mejor que una compartida por Gryffindors y Slytherins de segundo para continuar?
Cuando Dumbledore hizo los horarios debió pasarla de lo más divertido imaginándolo con su muy característico rostro de pocos amigos ¿acaso no tenia compasión por los estudiantes? al menos debía agradecer que ese año no había aparecido un Longbotton en potencia. El profesor se estremeció de solo imaginar tener otro estudiante medianamente parecido.

El chillido de la puerta abriéndose le hizo voltear al profesor, una rubia de Revenclaw lo miraba sin parpadear –Señorita Morrison si desea alguna asesoría con gusto se la daré ya que concluyan todas mis clases del día de hoy. Ahora, si me permite, ya no tardan en llegar los estudiantes –Se giro dándole la espalda a la estudiante mientras acomodaba los pergaminos que los anteriores estudiantes habían dejado con sus supuestos deberes escritos en ellos. Entonces sintió como la chiquilla osaba pegarse como lapa a su cuerpo, rodeando su cintura con los brazos. Snape intento retirarse, pero la mocosa tenia mas fuerza de la que creía y no era su deseo lastimarla si actuaba con demasiada brusquedad.

Snape movió rápido sus manos separándola, puso distancia entre ellos mientras la detenía de un hombro –¿Qué es lo que pretende señorita Morrison?

–¡Yo lo amo profesor! –La chica se lanzo de nuevo sobre el profesor. Una exclamación en general le hizo entender a Snape que no estaban solos, ¡los malditos estudiantes habían entrado justo en el momento indicado!

La mocosa intentaba parándose de puntitas robarle un beso al pocionista, Snape ya no sabía que hacer para quitársela de encima –¡Basta Morrison! ¡Largo de mi clase! ¿Qué no ve que los estudiantes ya están aquí? ¿la broma termino ¡Retírese! –Se notaba sumamente molesto al profesor, los estudiantes temían terminar pagando los platos rotos.

Uno de los valientes Gryffindor intento acercarse para persuadir a la Revenclaw de irse, pero poco estuvo de conseguir un resultado favorable, la chica le dio un tremendo golpe haciéndolo parar en el suelo –¡Nadie me alejara de mi amado Severus! –Aulló la chica

Snape elevo una ceja, esa chiquilla parecía poseída, más bien ¿obsesionada? ¿No se suponía que Potter se había tomado la pócima inservible de Weasley? No tolero más la situación, saco su varita y petrifico a la chica, después la hizo levitar. Miro a los estudiantes con ira contenida –Los quiero a todos en la biblioteca y quiero que busquen las propiedades de los ingredientes de la pócima que haríamos el día de hoy, quiero mínimo tres pergaminos y los quiero en mi escritorio la próxima clase –La cara de angustia de los estudiantes lo decían todo –¿¡Que esperan!? –Los estudiantes de un salto salieron de su estado y corrieron en dirección a la biblioteca.

Snape malhumorado se fue directo a la enfermería levitando a la estudiante, no sin antes mandar un aviso al director.

¿Qué estaba pasando? ¿Weasley había fabricado otro filtro? ¿En tan corto tiempo? Imposible, tenia que ser una segunda dosis de la misma, entonces ¿por qué había funcionado con la señorita Morrison y con Potter no?

Eso lo iba a averiguar y muy pronto, ¡como que su nombre era Severus Snape!

Continuara…

--------------------------------------------------------------------------

Un capitulo mas y termino la historia, quería hacerlo un one shoot, pero ya saben que esa es una tarea sumamente difícil para mi, después pensé en usar este fic para el reto de truco o trato, ya llevaba dos palabras del reto escritas “murciélago y calabaza” pero entonces me di cuenta que el tema no es de miedo… ni terror jajaj XD!! Aunque si Harry no se quedara con Sev a mi si me daría terror jajaj XD!! Como sea mejor lo deje para el mes del Snarry! Ohh por cierto habrá otro de dos capítulos, el primero capitulo ya está escrito, estoy esperando las correcciones de mi beta ^^ Ojala les gusten los dos!! Por lo pronto disfruten de este. Gracias por leer!!


Siguiente Capitulo<---click aqui para leer
Volver arriba Ir abajo
 
OBSESIVA LOCA POCION DE AMOR
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de yatta-
Cambiar a: