La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Obsesiva loca pocion de amor (Captulo II)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
yatta
Duelista
Duelista
avatar

Juego del verano 1 [Mejor posteador del mes] Agosto 2014 [Reto de Fanfics]Renovación Maraton Junio 2014 Reto libre de fanarts D.I.S. 2014 Reto Longfics D.I.S.2014 Maratón one shots D.I.S.2014 Juego del verano 2
Femenino Cantidad de envíos : 640
Fecha de nacimiento : 29/03/1984
Edad : 33
Localización : mexico
Galeones Snarry : 111549
Fecha de inscripción : 12/07/2010

MensajeTema: Obsesiva loca pocion de amor (Captulo II)    Miér Nov 02, 2011 7:27 pm

OBSESIVA LOCA POCION DE AMOR
2.- El efecto de la poción en Harry

Made in yatta´s brain

00O-o00

Severus Snape, profesor de pociones del colegio de magia y hechicería de Hogwarts, se encontraba impaciente sentado en unas de las camillas de la enfermería, cruzado de brazos mientras sus dedos golpeaban distraídamente su brazo. El director Albus Dumbledore no tardo en hacer su aparición –Mi muchacho ¿qué ha pasado? Tu nota no era muy explicativa, ¿alguien se ha lastimado? –Dijo el anciano con verdadera preocupación.

Snape bufo –¡Pasa que ese maldito Weasley se salió con la suya! –Dijo molesto

Albus parecía no entender de lo que Severus hablaba –¿Podrías ser un poco mas especifico? –Solicito el anciano

–Como le comente en el desayuno, el señor Weasley había preparado un filtro de amor –¿Lo recuerda? –Snape hizo una pausa esperando el asentimiento del director para continuar –Al parecer tenía más de una dosis. Lo mande llamar a la enfermería por que el insensato de Weasley no dudo en usarla en una inocente estudiante –Gruño el pocionista

Albus sonrió –Pero Severus, no fuiste tú el que dijo que no servía, Harry la bebió y nada paso, además ¿hay alguna prueba de que el señor Weasley sea el culpable? ¿Poppy ha dado un diagnostico? –Dumbledore lo miro por debajo de sus gafas de media luna de forma acusadora.

Snape se puso de pie –No creo que sea casualidad que haya pasado lo que se suponía debía pasar con ese filtro, la señorita Morrison se lanzo sobre mi diciendo que me amaba sin importarle que todo un grupo conformado por curiosos Gryffindor y prejuiciosos Slytherins estuviesen presente, estoy seguro que Weasley es el culpable –Acuso el moreno

Albus iba a comentar algo al respecto, pero se percato de la presencia de Madam Pomfrey, la mujer se acerco a los dos y sin mayores preámbulos comenzó a hablar –Sin duda tomo un filtro de amor –Snape miro con superioridad al director, un enorme deseo de decir “te lo dije” le invadió pero se contuvo, espero a que la sanadora terminara de hablar –Le di un antídoto pero no pareció tener efecto, debe ser un filtro muy fuerte, aparentemente la chica estaba obsesionada por encontrarle profesor Snape, decidí que lo mejor era dejarla dormida –Explico la sanadora –Agradecería cualquier información que pudieran proporcionarme –La mujer miro a los dos hombres.

Snape pensó que era el mejor momento de restregarle en la cara al vejete quien tenia la razón –Pregúntele al señor Weasley, estoy seguro que incluso podrá decirle que cosas contenía la pócima –La mujer parecía no entender, miro al anciano –¿Albus? –La sanadora quería respuestas.

Dumbledore suspiro –Llame al señor Weasley y también al profesor Potter –Le indico a la sanadora

–¿¡Potter por qué!? –Interrumpió Snape

Albus sonrió bonachón –Mi muchacho también bebió del filtro, quiero que Poppy lo revise, solo por si acaso.

O-o

Harry se encontraba recogiendo algunos pergaminos de su escritorio, sus estudiantes estaban saliendo, debía apresurarse, la siguiente clase era en el aula designada para el club de duelo.

Una carta con alas apareció revoloteando cercas, el profesor la tomo. Provenía del director:

Harry Potter.

Tras el incidente de la pócima de esta mañana, es imperativo que acuda a la enfermería para una revisión.
No se preocupe por sus clases, sus estudiantes serán informados.

Albus Dumbledore.

El de ojos verdes suspiro resignado ¿Qué no podían esperar a que acabaran sus clases? ¿Qué tan importante podría ser el beber una pócima que fue declarada como inservible por la máxima autoridad en la materia en el colegio?

Más valía no ser una tontería, amaba el club de duelo. Gruño. Ya se estaba pareciendo al cascarrabias de Snape.

Derrotado, a sabiendas que no podría desobedecer la orden del director se encamino a la enfermería.

Comenzó a recordar el incidente por el cual se encontraba fuera de sus clases. En aquel entonces no quiso decirle nada a Snape, ¿El motivo? Simple, la situación era algo vergonzosa, además cavia la posibilidad de haberlo imaginado, tal vez el efecto de la poción era el de confundirlo. No lo sabía, el pocionista no había mencionado nada al respecto.
Agradecía a Merlín que el haber decidido esa mañana colocarse un hechizo de contención (que esperaba no detectara la sanadora), con el club de duelo en puerta con sus estudiantes de séptimo no podía arriesgarse. Su magia había estado un poco descontrolada últimamente y pensó que algo así seria de mucha utilidad, claro mientras encontraba una respuesta a sus problemas de magia. En verdad bendito Merlín que lo traía puesto o de otra forma hubiera besado al pocionista frente a todo el colegio.

Un poco azorado Potter apresuro el paso para llegar a la enfermería, entre más rápido acabara con ese asunto, mas rápido volvería con sus clases.

Solo fueron unos minutos lo que tardo en aparecer en la enfermería, madame Pomfrey lo recibió –Profesor Potter espero no haya olvidado la rutina –Dijo sonriendo melancólica

Harry negó con la cabeza –No podría –Le regreso la sonrisa y se encamino a una de las camillas.

La mujer le palmeo un hombro al de ojos verdes –Póngase cómodo en un momento estoy con usted –La sanadora se perdió detrás de una de las cortinas de al lado.

Harry no lo pensó mucho. No tardo en estar recostado en una de las camillas, la nostalgia lo invadió. Dio un largo suspiro, ¿hacia cuanto que se encontraba como paciente? Aunque en esa ocasión no le quedaba muy claro el por que. Si, había bebido una pócima extraña, pero no había manifestado ningún síntoma. Al menos eso creía. Ese maldito murciélago grasiento, por que no solo se presentaba frente a él y le decía de que se trataba todo. Quería verlo ¡Solo para que le aclarara las cosas!

Madame Pomfrey salió de la cortina, saco su varita –Relájese profesor Potter, solo me tomara unos segundos.

Mientras la sanadora revisaba al de ojos verdes Weasley estaba siendo interrogado por el director y el pocionista en la oficina de Madame Pomfrey.

El chico Weasley estaba enfurruñado en una silla mientras Snape lo miraba de manera despectiva, Dumbledore decidió ser él, quien interrogara.

–¿Señor Weasley, dice no saber nada al respecto? –Dijo el anciano director.

El chico solo negó con la cabeza.

–No mienta Weasley lo atrape con el filtro en la mano esta mañana, ni siquiera piense en negar su confesión –Acuso el pocionista.

Albus se aclaro la garganta, recibiendo un bufido de Snape que se alejo unos pasos.

El director le puso una mano en el hombro –¿Entonces podría hablarnos de su maravilloso filtro? Debe ser realmente bueno en pociones para hacer algo así ¿no es cierto? –Concedió el anciano, mientras Snape gruñía.

El chico se enderezo de inmediato, sus ojos brillaron –Por supuesto profesor, solo fue cuestión de hacer que los ingredientes armonizaran un poco y eso lo logre con las alas de murciélago, un cabello de la persona y ¡listo! Loco y obsesivo amor instantáneo –Dijo feliz

Dumbledore le giño un ojo a Snape, este lo miro confundido –Y dígame señor Weasley, además de usted ¿alguien más sabe cómo preparar este filtro? –Pregunto sereno

El joven negó efusivo –¡Solo yo! Nadie sabe de esto. Primero hice pruebas con animales y después engañe a mi tío Ron diciéndole que era un afrodi… La cara de espanto del joven no tenia precio, se tapo la boca, de nuevo lo había hecho, ¡había cavado su propia tumba!

Severus sonrió arrogante –Lo confesó Albus, solo el sabia del filtro, espero que entiendas que algo como esto puede considerarse como un delito, creo que puedo ir reservándole una de las mejores suits en Azkaban ¿Cuál le gustaría? ¿Una con vista a los Dementores? ¿o quizás una con vista a un terrible mortifago? –Dijo mordaz. Gregory se puso de pie, pegándose a la pared miraba de un lado a otro aterrado ¿Azkaban? ¡No! el solo quería vengarse del profesor Snape. Era demasiado joven y bello para ir a prisión.

–Vamos Severus no ha pasado nada grave, aun –Dumbledore remarco la última palabra –Si pudiera decirnos cual es el antídoto, podríamos abogar por un simple castico aquí en el colegio –Apelo el director

–No tan simple –Corrigió el pocionista

Gregory trago duro –S-solo hay dos formas –Su voz temblaba un poco, maldición no quería ir a Azkaban –Tenryubito –Atino a decir

El profesor de pociones se acerco a el amenazador, lo tomo del cuello de la camisa –¡Oh no! ¿Sabe lo difícil y caro que es conseguir eso? –El chico asintió casi petrificado –No sacrificare mi última reserva en una mocosa Revenclaw, ¿cuál es la segunda opción? –Demando por una respuesta el moreno.

Albus se acerco –Quizás, si lo sueltas Severus, pueda contestar mas fácilmente –Snape lo libero lentamente no muy convencido.

Weasley agarro aire, si el profesor de pociones se había molestado a la sola mención del Tenryubito, no quería saber lo que pasaría al mencionar la segunda opción –L-la obsesión, este… ya sabe, como decirlo –No, simplemente no podía decirlo, era seguro que el que terminaba en Azkaban era Snape por matar a un estudiante.

–Dígalo de una buena vez –Grito exasperado el pocionista.

El joven Gryffindor dio un salto asustado –debeconsumarlaobsesión –Hablo tan rápido que el aire se le acabo.

Los dos adultos elevaron una ceja –¿esta insinuando que si no deseo malgastar mi ingrediente en la señorita Morrison deberé tener sexo con ella? –Snape entrecerró los ojos.

El joven asintió cerrando los ojos, como si esperara ser hechizado en cualquier momento

–¡Esta loco! ¿Que clase de estúpida venganza es esa? –Snape no entendía, simplemente nunca podría entender la manera de pensar de esos Gryffindors

Madam Pomfrey se quedo helada al escuchar la declaración del pocionista, ¿sexo? ¿con un estudiante? ¡Inaceptable! –Eso está prohibido, señor Weasley ¿cómo pudo hacerle algo como eso a la señorita Morrison? Y sobre todo a uno de sus profesores –Snape se enderezo un poco más, se sentía bien que alguien lo defendiera, al menos esta vez –¿Como pudo hacerle eso al profesor Potter? –Snape asintió –Si, como puede… ¡Potter! ¿Qué hay de mi? –Dijo un poco herido

Albus interrumpió –¿Estas diciendo Poppy que Harry bebió del mismo filtro? –La sanadora asintió –Solo que no entiendo por que en el profesor Potter no es evidente, se nota de lo más normal. Profesor Snape ¿cree que puede preparar el antídoto para hoy? –La sanadora no se andaba con rodeos.

Snape asintió, me temo que solo tengo el suficiente para una dosis, supongo que Potter puede esperar, a falta de síntomas…

–¿Esperar a que? –Interrumpió Potter.

Snape se quedo helado, Potter no necesitaba saber todos los detalle, No y ¡No!

Continuara…

--------------------------------------------------------------------------------

Heeeee ¿siguen pensando lo mismo sobre Harry y el efecto de la pócima? Yo creo que no juar juar juar… Se que dije dos cap, pero ya me conocen como soy siempre aumentando capítulos jajaj XD!! La conclusión del fic en el próximo capítulo. Gracias por leer!!
Volver arriba Ir abajo
 
Obsesiva loca pocion de amor (Captulo II)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de yatta-
Cambiar a: