La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

Comparte
 

 Develaciones. capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento

Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
Majo-san

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3157
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 33
Localización : chilena
Galeones Snarry : 95723
Fecha de inscripción : 22/06/2009

Develaciones. capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento Empty
MensajeTema: Develaciones. capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento   Develaciones. capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento I_icon_minitimeMiér Abr 17, 2019 10:32 am

Capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento.


Harry no despertaba… y quizás no lo haría.
Esas fueron las palabras del Lord cuando James preguntó por lo que había pasado.
El Lord no había hablado con su pareja desde la noche anterior y ya era cerca de las once la noche de este nuevo día.
James había gritado y llorado hasta perder la conciencia. El Lord había llamado a Sirius Black para que se mantuviera a su lado en caso de despertar.
-Mi señor -dijeron desde la puerta.
-Black, te quedarás con James y no permitirás que salga de aquí o se altere más de lo necesario.
El hombre asintió. Había sido horrible lo que había pasado, el mismo tuvo que ir con Lucius para contener a su hijo. Su pequeño que había matado por primera vez. Se aterró al notar que Draco no tenía la más mínima gota de arrepentimiento.
-¿No hubieras vengado a mi padre si él hubiera pasado lo que vivió Dziban?
Nada pudo decir contra esto. Su propio hermano estaba devastado. Dziban estaba sedado mientras curaban su muñeca, por que de su mano no quedó nada. El mismo Zabini posiblemente la haya destruido por si fallaba en su plan.
Severus estaba agotado. Llevaba toda noche anterior y este día completo atendiendo a Harry. Había entrado en paro tres veces en el día. Y habían tenido que reanimarlo. Lo tenían con hechizos mágicos para ayudarlo a respirar.
Esta era la segunda vez que lo veía a así, pero esta era mucho peor, esta vez no era el hijo del Lord a quien cuidaba. Estaba tratando de salvar a su pareja, al hombre que amaba y al hijo de ambos.
-Por favor, Harry, tienes que resistir -le dijo al oído la tercera vez que entró en paro.
-Tranquilo, Severus -dijo la enfermera, poniendo una mano sobre los hombros del pocionista-, Potter es poderoso, saldrán de esta.
Severus no dijo nada, no respondió, sólo se quedó atento cada minúscula reacción de Harry. No podría dormir hasta que su amante abriera los ojos.


-James, tranquilo -dijo el Lord al ver como este se cubría el rostro, sentía la agonía de su hijo.
-¿Qué fue lo que pasó? -preguntó luego de casi una hora, en lo que tuvo que tomar dos pociones tranquilizantes.
-Harry y el chico Lupin fueron atacados, en el colegio. Según lo que le saqué a una de sus atacantes fueron llamados con engaños.
-¿El hijo de Remus?
-El objetivo de sus atacantes era matar a los dos, James -le dijo-, a Dziban le cortaron una mano y lo intentaron violar, fue justamente ahí cuando nuestro hijo hizo explotar todo y con su magia empezó a torturar a los atacantes.
-Mi hijo…
-Antes de eso ya le habían atacado dos veces.
-Su bebé…
-No sabemos ni siquiera si Harry sobrevivirá -dijo sincero- los atacaron con el fin de que murieran sufriendo.
-¿Quién podría odiarlos tanto? -Preguntó llorando. Su pobre hijo, su nieto.
-¿De verdad quieres saberlo? -dijo rencoroso- fue tu “hija”, James -vio como este negaba- Roxanne Snape maquinó todo este plan para matar a nuestro hijo.


Pasó una semana y Harry no reaccionaba a nada, ni siquiera a las pociones de Severus. Su cuerpo estaba en completo letargo, inerte, en un sueño profundo y al parecer eterno.
James fue llevado por el Lord a la habitación donde estaba su hijo. Le pidió que le llevara, en brazos si era necesario, pero tenía que estar con ellos.
Severus estaba cada vez más devastado. James lo notaba en su aspecto, el cabelló, que antes, cuando estaba con su hijo, mantenía corto y ordenado, volvía a ser descuidado y sin vida, tenía barba y ojeras.
-Debes ir a descansar -le dijo luego de un par de horas en que no se movieron del lado de Harry.
-No puedo -dijo apretando la mandíbula, James pudo ver como los ojos del hombre se volvían agua.
-Tinny -llamó al elfo que estaba a su cargo y el ser apareció a su lado- dile a tu amo que venga por mí.
-Sí, mi amo.
Voldemort vino en un rato y sin preguntar nada tomó a James para sacarlo de ahí. Iban por el pasillo cuando no pudo retener más el llanto.
-No querías que Severus te viera así -dijo al notarlo temblar en sus brazos.
-No -dijo negando-, el también quería llorar a mi hijo, pero no lo haría en mi presencia.
El Lord entendió, el mismo sentía algo en el pecho al ver a Harry en esa cama, pero no sabía cómo catalogarlo.


El juicio contra Cho Chang y Seamus Finnegan se llevó a cabo luego de dos meses. Para estas alturas Dziban ya estaba recuperado de su ataque y se presentó a declarar junto a su esposo.
Draco había hablado con Regulus y Remus, les rogó que le dejaran desposar a Dziban, que nunca nadie levantaría un dedo en su contra.
Pese a lo que cualquiera podía pensar, el primero en responder fue Remus dando su aprobación. Nadie le preguntó por qué, todos sabían que el hombre fue testigo de cuando Draco “literalmente” mató por su hijo. Nadie más lo protegería así.
Se casaron un mes antes del juicio.
James preguntó a Sirius todo lo que había pasado y este le dijo que ambos fueron condenados al beso, pero que, ante las consecuencias en su mente por la tortura recibida por parte de Harry, era mejor esto a vivir como lo haría Roxanne.
El mismo Lord le dijo a James que su propio juramento condenaría a Roxanne, porque ella no fue sometida al juicio como los otros dos. Ella estaba internada en el área psiquiátrica de San Mungo, de donde no saldría jamás. Encerrada para siempre en la tortura mental a la que Harry los condenó.
De los Zabini no se volvió a oír, ellos rogaron perdón al Lord por lo que hizo su hijo, si Voldemort los perdonó o los mató, eso nadie lo sabe.
-Papi… sentí como se movió.
James acarició la cabeza de Dominique que reposaba sobre su vientre. Le había pedido a Remus que fuera por él, no quería que su hijo se quedara solo en el castillo. El niño, con su ingenuidad, aun no sabía que es lo que había pasado, sólo se le explicó a groso modo que Harry estaba enfermito por su bebé y que su hermanita estaba enferma en san Mungo, pero que se recuperaría. El niño no preguntó más.
-¿Te gusta sentir a tu hermanito?
-Yo creo que será una niña -dijo divertido- ¿Cómo se llamará?
-Aún no lo sé.
La puerta se abrió entonces. Era el Lord entrando por ahí. El hombre arqueó una ceja, ese niño criado entre muggle se le hacía divertido, era el único niño que no mojaba sus pantalones cuando lo veía.
-Van a intervenir a Harry -dijo entonces. Logrando tener la atención de su pareja.
-¿No será muy pronto?
-Lo es, pero Severus cree que ya se puede intervenir y luego tratará a nuestro hijo con otros métodos para traerlo de vuelta.
James se mordió el labio, a él mismo aun le faltaban cuatro meses para dar a luz. Harry aun no cumplía el séptimo mes, pero si era por la seguridad de ambos, nada podía decir al respecto.



TBC
Volver arriba Ir abajo
 
Develaciones. capítulo 17: Todo listo para el alumbramiento
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: