La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Traducción Invisible Capítulo 47

Ir abajo 
AutorMensaje
Eowyn
Explota calderos
Explota calderos
avatar

No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 123
Fecha de nacimiento : 10/08/1990
Edad : 27
Localización : España
Galeones Snarry : 5455
Fecha de inscripción : 24/07/2013

MensajeTema: Traducción Invisible Capítulo 47   Dom Abr 15, 2018 4:55 am

Podeis encontrar la historia original aquí https://www.fanfiction.net/s/3780602/1/Invisible

Nota: Estos personajes no son nuestros, le pertenecen a la multimillonaria escritora J.K. Rowling, y otros que hayan comprado sus derechos. Este fic no es de mi autoría, yo solo estoy traduciendo del idioma inglés, este fic pertenece a DebsTheSlytherinSnapefan.

Capítulo 47. El juicio de Lily Potter

Ministerio de Magia – Sala de Corte – El juicio de Lily

Había alrededor de 50 magos y brujas, con la letra W pegada a su capa. Era dorada y no pegaba con sus coloridas túnicas. Harry sabía eso, recordaba eso de la última vez que estuvo allí. Había algunas diferencias; Madam Bones con su monóculo faltaba. No no ausente, fue víctima de los mortífagos. Parecía una formidable bruja, pero no, eso no estaba bien, Harry sabía que los mortífagos se movían en grupo. Podías ser el mejor, pero rodeado digamos 4 contra uno – no tenías ninguna oportunidad. Fudge también estaba ausente, y muerto por sus propias manos. Harry estaba mirando al nuevo Ministro de Magia seriamente, nunca vio a nadie como él antes. Había atisbos de canas en su gran mata de pelo y en sus cejas, tenía amables ojos amarillos bajo sus gafas y era alto y delgado, andaba con gracia aunque tuviera un ligero cogeo. Inmediatamente tenías la impresión de astucia y tenacidad. Era tenaz por lo que había leído en los periódicos fue un Auror, escalando en su posición y llegando a ser jefe de la oficina de Auroers. Era lo que se podía describir como un veterano como Alastor Moody, menos por las heridas.

Severus y Eileen estaban con él hoy, manteníendole entre medias de ambos. No había querido venir realmente, pero Severus insistió. De acuerdo con el maestro/amante de Pociones tenía que dejar ir al pasado, tenía que avanzar sino le seguría afectando. Harry volvió a introducirse los recuerdos de cuando fue atacado, con reticencia y con la ayuda de Snape consiguió introducírselos. Ya no se congelaba cuando se lanzaba ese hechizo; nunca se hizo contra él sólo se decía n voz alta sin varita, para ver cómo reaccionaba. Harry no quería volver a congelarse, it era muy peligroso. No solo eso, sino que además tuvo éxito en lanzar hechizos sin palabras, y completó la etapa final de la poción matalobos. A pesar de lo que su madre biológica había hecho, Harry estaba prosperando. Viendo que había más para hacer con ese hechizo, que el hecho de que Lily tratara de maldecirle.

Lily fue traida, las cadenas la tiraban hacia abajo mientras era llevada a la primera fila. Su pelo muy desordenado, y sus ojos verdes muy abiertos y mostraban el temor. Fue sentada con más amabilidad de la que se merecía, y los Inombrables se colocaron a los lados de la sala. Por si algo pasaba y tenían que reducir al prisionero. Esto era exactamente lo que Lily Potter era hoy.

"Muy bien," Rufus Scrimgeour levantándose orgulloso y alto, sus ojos amarillos recordando a todos a un halcón. "La acusada se ha presentado, comencemos. ¿Estás preparado?"

"Sí, señor," dijo Percy Weasley, la pluma entintada ya, transcribiría todas las palabras que oyese en la sala. Era su escribano, así como el secretario del Ministro, y estaba muy orgulloso de su posición. Tenía más ambición política que cualquier Weasley tuvo jamás, y estaba determinado a tener éxito. Quería ser capaz de mantener a la familia que tuviera. Que crecieran con las cosas que él no pudo tener. Nuevos juguetes, nueva ropa y nuevo material para el colegio, no las cosas de segunda mano que siempre recibió él de sus padres. Siempre obtuvo las cosas de Bill o Charlie's, lo único que no tuvo de segunda mano fue su mascota rata scabbers. Lo cual no estaba muy orgulloso de admitir ante nadie, sabiendo que era Peter Pettigrew todo este tiempo. Le revolvía el estómago; in fact estuvo enfermo cuando lo escuchó. No estaba mal querer dinero, status y felicidad ¿cierto? Así que ¿porqué estaba su familia en contra de ello? Maldita sea él sólo quería respeto y la habilidad de poder comprarle a sus hijos cosas y lo conseguiría.

Severus no era capaz casi de mirar a los ojos de Lily, a pesar de lo que había hecho...su mente no hacía más que volver a su infancia. La pequeña niña inocente a la que había introducido al mundo mágico. Desafortunadamente se fue hace tiempo; en cambio había una mujer venenosa. Algo que nunca habría podido imaginar de Lily, incluso cuando le contó sobre sus padres no la había perdido... juventud. Sabía que estaba haciendo lo correcto; no podía salirse con la suya para volver a intentarlo. Sólo esperaba que esto la calase, que se diera cuenta de lo que había hecho.

"El juicio contra Lily Calla Potter antes Evans el 15 de octubre," dijo Scrimgeour en una suave pero firme voz. "Por el uso de una imperdonable contra Harry Peverell un emancipado de 16 años en el colegio de Magia y Hechicería de Hogwarts."

James estaba sentado con sus ojos cerrados, al lado del abogado que contrató para defender a Lily. Les dijo a sus hijos que bajo ningún concepto irían; este no era un lugar para que fueran niños. No quería que sus hijos vieran a su madre detenida y sentenciada a Azkaban. Aunque sí que les permitió verla, lo cual acabó en un desastre. Nick simplemente enfadó a Lily, y Roxy simplemente se mantuvo callada como siempre. Su pequeña niña inocente estaba pasando por lo mismo que él, sólo que muy pronto. Estaba siendo introducida en el mundo real, y como trabajaba. Era solo una niña; debió haber sido capaz de protegerla de ello.

Lily fue vista por la medi-bruja, la cual estaba calificada como curadora mental. Los resultados fueron simples; no fue drogada, influenciada, hechizada o maldecida para hacerlo. Lo hizo por propia voluntad, y estaba perfectamente sana y consciente de sus actos. No hacía falta decir, que no sabía lo que hacía.

"Interogadores: Rufus Scrimgeour, Ministro de Magia; Kingsley Shacklebolt, Jefe del departamento para el cumplimiento de la ley; Percy Ignatius Weasley secretario del Ministro de Magia y escribano de la corte." Dijo claramente Scrimgeour.

"¡Los cargos!" dijo Scrimgeour desenrollando el pergamino. ""Que sabiéndolo realizó la maldición cruciatus en un niño en Hogwarts." Estaba repitiéndose a si mismo, pero tenía que hacerlo por las apariencias. Normalmente había otros cargos a parte de ese, pero era lo único que Lily Potter hizo mal, agradecidamente.

"¿Eres tú Lily Potter actualmente enseñando y residiendo en el colegio Hogwarts de magia y hechicería o no?" preguntó Scrimgeour mirando a la bruja con disgusto.

"Lo soy," dijo Lily, sus verdes ojos recorriendo a todos los de la sala, no había amabilidad en ninguno de sus ojos. Se sentía tan cansada y hambrienta; su furia le había abandonado, habiendo estado toda la semana en la celda. James la visitó un par de veces, una cuando fue arrestada y otra con el abogado. No lucía bien, y lo sabía, sabía que acabaría en Azkaban esa noche, y le aterrorizaba. Incluso vio al chico, ninguna furia salía esta vez al verle.

"Señora Potter ¿cuénteme cómo se sintió cuando su propio hijo le dejó sin un penique?" preguntó el abogado, Robert Sutton, levantándose.

"Enfadada, con miedo, deprimida y muy dolida, no le podía dar nada a mi familia, no podíamos tomar nada ni conseguir las cosas para mis hijos para Hogwarts." dijo Lily en voz baja. "Todo a lo que podíamos acceder eran las bóvedas de nuestros hijos."

"¿Tuviste que usarlas para pagar las cosas de Hogwarts?" preguntó Robert mirando alrededor de la sala.

"Lo hice," dijo Lily asintiendo de acuerdo.

"¿Qué pasó después?" preguntó Robert.

"Tuve que conseguir trabajo; acepté el puesto de profesora de Estudios Muggle en Hogwarts para poder pagar las facturas de casa. Necesitábamos un sitio donde quedarnos, especialmente para el verano, algún sitio seguro donde Nick estuviera a salvo." dijo Lily.

"Ya veo," dijo Robert "No hay más preguntas."r32;

"¿Te gusta mencionar mucho a Nick verdad?" dijo Christopher 'Chris' Curtin levantándose él ahora, defendía a Harry. "Es mi hijo, por supuesto que me gusta." dijo Lily a la defensiva.r32;

"Por supuesto, pero ¿Harry también lo era no?" preguntó Chris mirando a Lily con disgusto.r32;

"Sí," susurró Lily encogiéndose, haciéndose más pequeña.r32;

"¿Aún así malcriaste a uno mientras eras negligente con otro?" preguntó Chris.r32;

"Protesto, ¡no estamos aquí para hablar del pasado!" dijo Robert.

"Pero lo hiciste durante tus preguntas." dijo Chris.

"Permitiré que continúe el interrogatorio," dijo Scrimgeour, lo que Chris dijo era cierto, Robert había traído el pasado.

"Gracias Ministro, por favor conteste las preguntas señora Potter." dijo Chris inclinando su cara hacia Scrimgeour antes de mirar una vez más a Lily.

"No fui negligente," dijo Lily su cara pálida y sudorosa al darse cuenta de que su pasado iba a ser traido de vuelta.

"¿No? Denegaste una educación a tu hijo; tuvo que aprender por sí mismo, aprendiendo lo que podía para sobrevivir. Nunca le diste dinero, ni siquiera tuvo un familiar lo cual todos los magos y brujas tienen al entrar en Hogwarts especialmente los de padres mágicos." dijo Chris. Los familiares era un derecho en el mundo mágico.

Lily simplemente inclinó su cabeza, incapaz de mirar a nadie mientras salía toda su vergüenza. Sin que Lily lo supiera, James había reaccionado de la misma manera, simplemente que apretaba las manos fuertes mientras le recordaban sus fallos.

"Entonces te quitó todo, estabas enfadada... lo suficientemente enfadada para lanzar una maldición a un estudiante en el colegio en el que trabajabas." dijo Chris.

"¡Porotesto es especulación!" dijo Robert.

"Desestimada." dijo Scrimgeour sonando aburrido, pero una mirada hacia él y veías que estaba alerta. Estaba viendo lo que estaba pasando con curiosidad, pero muy profesional. Todos estuvieron en un solemne silencio, incluso Albus Dumbledore quién siempre era rápido al dar su opinión.

"Aquí están los resultados de la evaluación del curador de Lily Potters; aquí se constata que sabe lo que está bien de lo que no. No fue maldecida ni hechizada de ninguna manera, hizo el hechizo voluntariamente y a sabiendas." dijo Chris ignorando las palabras de Robert. Pasando los resultados a Percy Weasley quien los copió y se los pasó a un miembro del Wizengamot quien tomó una copia y pasó el resto.

Scrimgeour tomó una también, sus ojos de halcón escaneando rápidamente el papel. Podía ver por sus respuestas que tenía una amargura por su hijo más pequeño. Era curioso, ¿cómo podía amar a un gemelo y odiar al otro? No tenía nada que ver con ser el niño que sobrevivió, ya que a Roxy le amaron ambos...¿o no? ¿Quién sabe lo que pasaba de puertas hacia adentro? A lo mejor tenía algo que ver con ella siendo la primera mujer Potter en la familia en 8 generaciones. Hay que decir, si recordaba correctamente la última no tuvo hijos y murió joven.

"Llamo al estrado a Kate Bennett," dijo Chris, la mujer en cuestión se levantó y anduvo hacia el centro de la sala. Donde se le trajo una silla para que se sentara, y lo hizo agradecida. No importaba las veces que fuera llamada, todavía se ponía nerviosa.

"Señorita Bennett ¿podría decirme el último hechizo lanzado por la varita de la señora Potter?" preguntó Chris, las formalidades le estaban matando. Sabía que ella lo había hecho, desafortunadamente tenía derecho a defenderse.

"La maldición cruciatus," dijo Kate sin emociones, contestando la pregunta sin perjuicios. "¿Qué otros hechizos encontraste?" preguntó Chris.

"Desde esta mañana los hechizos fueron Alohomora, Scourgify," dijo Kate antes de continuar "después 3 hechizos que causaban daño fueron lanzados y finalmente... Cruciamentum, Torqueo y la imperdonable la maldición Cruciatus."

James tragó completamente horrorizado; su abogado les dio una dura mirada. No sabía que Lily usó esos hechizos, lo hacía completamente diferente. No fue un acto sin juicio; quiso causarle a su hijo daño de verdad. Quería salir corriendo de la corte tan desesperadamente. No podía soportar esto, no podía oír todo lo que iban a decir ahora. Desafortunadamente su abogado, quién parecía sentir sus sentimientos, mantuvo un fuerte agarre sobre él.

Albus simplemente miró a Lily con tristeza, nada de esto era nuevo para él, él fue el primero en lanzar el hechizo sobre la varita. Casi no podía entenderlo, Lily siempre había sido una bruja de la luz, y no sabía que conocía esos hechizos y menos que podía realizarlos. Se requería furia y odio de verdad para poder realizarlos. Había estado pensando sobre ello toda la semana. Aún así no estaba cerca de entenderlo. Sabía en el fondo que nunca lo haría, sin importar las explicaciones.

"¿Tres hechizos de tortura?" preguntó Chris.

"Sí," dijo Kate.

"¿Todos realizados en rápida sucesión?" preguntó Chris.

"Sí, con intervalo de un minuto." dijo Kate.

"¿Examinó también la varita del señor Peverell?" preguntó Chris.

"Sí," dijo Kate asintiendo afirmativamente.

"¿Qué hechizos fueron realizados desde la suya?" preguntó Chris.

"Contego el cual es un escudo, Aguamenti, Stupefy, Incarcerous y Contego otra vez." dijo Kate.

"Todos hechizos defensivos, los cuales no le habrían defendido de la maldición Cruciatus si no hubiera conseguido con éxito esquivarla." dijo Chris, "Lo cual no todos pueden hacerlo, por supuesto, ante el horror de que se les lance tal hechizo."

"Exactamente, el hechizo fue sólo un atentado, lo cual significa que no debería recibir cadena perpetua." dijo Robert levantándose.r32;

"Es por ello que deberíamos, si la dejamos libre entonces sentaríamos precedente por el cual se permite realizarlo siempre y cuando no de en el objetivo." Chris contra argumentó.

"Suficiente," dijo Scrimgeour levantándose, no quería que la corte se convirtiera en una pelea entre abogados. Que era exactamente a donde se derivaba; tenía problemas más grandes de los que preocuparse. Como una guerra, todavía no se admitía, pero había habido pequeños ataques a pequeña escala. Eso sólo por que mejoraron la seguridad en Azkaban. Después pidieron a los innombrables que intentaran entrar, para probar la seguridad. Hasta entonces había sido suspendido, esta noche sería la última antes de volver a estar otra vez alerta. Los innombrables tuvieron que ir a vigilar a mortífagos sospechosos, vigilar Azkaban y esperar a que se les llamara. "Creo que es el momento para que el Wizengamot's decida, sino hay más evidencias"

"No Ministro," dijo Robert sacudiendo su cabeza negativamente.r32;

"No señor," dijo Chris respetuoso, asintiendo hacia Snape y Harry.

"Muy bien," dijo Scrimgeour mirando hacia el Wizengamot "¿A favor de la condena?"

Obviamente era un grupo muy dividido, aún así más de la mitad levantó la mano de inmediato, otros muchos les siguieron cuando vieron que las habían levantado. Tanto como les dolía, sabían que pagaría el precio, fuera o no la madre del Niño que Vivió. Harry no se dio cuenta de que retenía el aliento hasta que Severus rodeó sus hombros. Dejándolo salir, asintiendo que estaba bien, antes de relajarse. Harry no sabía lo que hubiera sentido si la hubieran dejado escapar. Parte de él lo esperaba; ella era una Potter, la madre del llamado “héroe” del mundo mágico. Era bueno ver que la justicia podía servirse todavía. El hecho de que se pusieran de su lado todavía le sorprendía, no estaba acostumbrado. Había sido ignorado por tanto tiempo, invisible realmente, pero ahora... todos ofrecían su ayuda, dándole la enhorabuena y pensando que era el mejor. Podían decirlo pero Harry en el fondo no lo creía.

Tan pronto como estaba hecho, los abogados hablaron con los miembros del wizengamot en privado. Poniendo un hechizo de silencio, ni siquiera el Ministro de Magia podía intervenir en su discusión ni tampoco los Aurores.

"Lily Potter cometió un horrendo error, uno del que se arrepiente enormemente. Dejó que su furia eliminara a su juicio, sólo una vez. No se merece una sentencia de vida en Azkaban. Servicios a la comunidad y clases para controlar la furia sería lo mejor para este caso. Especialmente con la especial situación de ser la madre de Nick Potter. Si metemos en prisión a su madre... puede no sentarle muy bien y su furia puede hacerle capaz de actuar contra nosotros." Era el argumento de Robert para que saliera Lily bien parada. Era abogado por una razón, sabía como empujar los botones correctos y hacerlos caer. Se sentó cerca de James una vez que finalizó, mirando a Christopher con furia competitiva.

"Si dejan que Lily Potter se salga con la suya... el público no responderá favorablemente. Hubo gritos en todo la comunidad mágica de Gran Bretaña tras los anuncios de hace unos años. No me puedo imaginar cómo responderán si la dejan libre. Durante la guerra lo que menos necesitamos es un alboroto y que la gente sienta que está por encima de la ley. ¿Cuánta gente se creen que intentarán hacer el hechizo viendo que ella ha quedado libre? ¿Cuántas veces se saldrá el hecho de que ella salió libre y otros no? Si no tienen intención de darle una cadena perpetua, creo sinceramente que se merece algo de tiempo en prisión. Debemos crear un ejemplo... ¡NADIE. ESTÁ. POR. ENCIMA. DE. LA. LEY!" Chris les dijo, enunciando cada palabra para tener más impacto. Con esto se sentó dejando al Wizengamot tiempo para deliberar.

No le tomó mucho al wizengamot llegar a una decisión, sólo una hora en la cual todos se tomaron un descanso. Después de conseguir algo de comer todos volvieron a la corte otra vez, frescos y con ganas de saber el resultado. Los únicos que no se movieron fueron Scrimgeour, James Potter, los dos innombrables y Lily Potter. James incapaz de mirar a su esposa a la cara; sus manos seguían cubriendo su cara escondiendo quién sabe qué.

"¿Debo asumir que ha llegado a una conclusión?" preguntó Scrimgeour una vez que todos estaban sentados otra vez. Especialmente Percy Weasley el cual se esperaba que escribiera todo.

"La hay," dijo Albus Dumbledore hablando como presidente warlock, tuvo que jurar que tomaría el caso imparcialmente si no le habrían quitado. Parecía que Scrimgeour estaba tomando su puesto de Ministro muy seriamente. Estaba haciendo las cosas bien a pesar de la situación de guerra, estaba orgulloso del hombre. Ultimamente estaba más orgulloso de aquellos a los que había subestimado que de los que tenía altas expectativas. "Se ha decidido que Lily Potter sea sentenciada a un año en la prisión de alta seguridad de Azkaban. Esto fue sólo por no ser capaz de lanzarlo con éxito sobre nadie. Una vez libre la soltarán bajo libertad condicional por cuatro años durante los cuales tundra que ir al ministerio y tener su varita revisada para asegurarse de que no se lo volviera hacer a nadie. También hemos decidido que recibirá sesiones con una curandera de la mente, pues obviamente las necesita, empezando esta semana y por los próximos años. Sólo cuando la curandera esté satisfecha terminarán las sesiones."

Dumbledore también tenía que pensar en la ley de Merlin, si se hubiera librado, habría habido posibilidad de que perdiera su magia. La ley de Merlin era impredecible, es por ello que solo se usaba en algunas circunstancias en las que era obligatorio – irónicamente para proteger a los aprendices de sus padres o cualquiera que quisiera hacerles daño. En aquellos tiempos los aprendices estaban muy protegidos, era vital tener a alguien a quien transmitir tu conocimiento para que no se perdiese. Esto era antes y después de Hogwarts, hasta que las cosas se publicaron y distribuyeron. Incluso hoy en día, información del mundo mágico se ha perdido para nunca poder recuperarse. Muchas cosas se robaron, quemaron y destruyeron durante la guerra del mundo mágico. La ley de Merlin era información muy querida. Se mantenía en la bóveda más baja de Gringotts, gran seguridad y casi nadie recibía permiso para verlo. Castigaba a la persona bajo ella, ya sea con dolor, pérdida de magia e incluso pérdida de vida dependiendo de lo que la ley decidiese que merecías en función de lo que hacías. La magia es algo viviente, llenándolo todo, y bendiciendo cuando lo consideraba. Ningún sitio tenía tanta magia flotando como Hogwarts, e incluso era impredecible allí. Mover escaleras es sólo un ejemplo de lo que podía hacer, nadie solía pensar sobre ello, simplemente asumían que era un hechizo.

"Que así sea," dijo Scrimgeour, "Un año de condena en la prisión de Azkaban, llévensela."

"¡James!" lloró Lily, mientras los Innombrables se la llevaban, llevándola directamente a Azkaban.

James simplemente miró a su esposa con una cara de derrota mientras se la llevaban. No trató de ayudarla, sabiendo que si lo hiciera sería maldecido más que rápidamente. Si pensabas que los Aurores eran rudos, los innombrables eran irrompibles. Eran letales, y no podía arriesgarse, sus hijos era todo lo que tenía. No iba a dejar que terminasen con la familia Muggle de su hermana. Eso no era exactamente cierto; Sirius era su padrino así que irían con él antes.

"¿Estás seguro que deseas que haga esto?" preguntó Severus mirando pensativamente a Harry.

Harry asintió seguro; no quería mirarle. Tenía que seguir con su vida, y de esta forma no tendría que volver a verles. Podría haber mandado una carta pero las cartas no hacían más que volver a la Mansión Prince cuando las enviaba. Eileen le agarró, dándole apoyo silencioso para que pudiera pasar por esto. Los tres eran lo suficientemente fuertes para apoyarse en cualquier cosa. Severus ayudó a su madre a superar a su marido abusador, y comenzar una nueva vida. Ella estuvo allí para amarlo y cuidarlo. Harry les juntó más fuerte que nunca. Por primera vez tenían una relación madre hijo sin ninguna nube oscura encima. Ambos salvaron la vida de Eileen, y ella era lo suficientemente fuerte para alentar su relación. Estaban formando un círculo, una familia, y morirían por ellos.

Desafortunadamente Harry no iba a conseguir su deseo pues se aproximaba su padre. "¿Harry?" preguntó James, de pie al lado de su hijo. Su cara un reflejo de dolor, derrota y odio hacia si mismo.

"Déjale en paz Potter, ya habéis causado suficiente daño." dijo Severus su cuerpo ocultando a Harry, protegiéndole. Tocando su varita, preguntando si la necesitaría, pero a juzgar por la rota expresión de Potter – no estaba lo suficientemente fuerte para dañar a alguien y menos para hechizarlo.

"Sólo quería decir que lo siento," dijo James, agradecido de que todos lo demás se hubieran ido y no pudieran ver su humillación. Era mucho más duro que disculparse con Sirius y Remus. De ellos sabía que no iba a ser directamente rechazado, de Harry por otro lado... probablemente lo sería.

"¿Lo sientes? ¿LO SIENTES? ¡¿Crees que eso arregla 13 años de miseria automáticamente?!" dijo Harry, incapaz de detenerse. Quería lanzarse contra el hombre, golpearle con todas sus ganas, algo para que probas un poco de lo que él había sentido. "¿Sabes lo que es tener 5 años y que tu familia te deje sólo todo el día en una gran mansión? Te odio y siempre lo haré." Severus tenía el brazo envuelto en su cadera impidiendo que se lanzara contra James.

James se encogió ante sus palabras, su cara cambiando a blanco completamente.

"Llévatelo a casa," dijo Severus dándole a su madre el traslador, y activándolo. Eileen desapareció con Harry; con suerte sería capaz de calmarlo. Lo suficiente para avanzar, a lo mejor debería sugerir que Harry escribiera todo lo que le hicieron y se lo enviara a Potter. A lo mejo entonces Harry podría quitarse el peo que lleva encima.

"No quiere tus disculpas Potter, sólo te quiere fuera de su vida, para poder avanzar y ser feliz. O tan feliz como pueda serlo, no tienes ni idea de lo que duran vuestras acciones ¿cierto? No se tienen ninguna estima, y creo que siempre será así." dijo Severus sus labios curvados en disgusto. Sacando un paquete del bolsillo lo puso contra el pecho de James, con la suficiente fuerza como para que le causara dolor. "Esto es para ti. Si te preocupas un mínimo por él, lo cual dudo. Déjale. En. Paz."

Con esto Severus dejó la sala, su capa ondeando a su alrededor dramáticamente. No era tan severo como siempre, puesto que no iba de negro ni con túnica. En cambio llevaba unos pantalones negros y una camisa blanca. Tanto como le gustaba ver la cara de idiotas, no se quedaría ahí cuando Harry estaba herido. Convenció a Harry para que dejase ir todo, y dos días después acudió a él para devolverles todo. Severus le dijo que no había que devolverlo todo, puesto que técnicamente parte era suya también. Potter como apellido o no, siempre tendría una parte como herencia. Les devolvió ambas propiedades insistiendo que nunca querría vivir en una mansión que todavía le perseguía. Incapaz de argumentar contra eso, no dijo nada, Harry era libre de hacer lo que quisiera.

Las lágrimas de James empañándole la visión, se quitó las gafas y limpió sus ojos y las gafas. Volviéndolas a colocar abrió el sobre, e inhaló, después de lo que pasó no se esperaba esto. Las propiedades de Godric Hollow y la mansión Potter, así como bóvedas a nombre de Nick y Roxy, las cuales serían dadas en su 17 cumpleaños. Era suficiente el verles vivir bien el resto de su vida. Él también tenía una cámara, una de las principales de los Potter, mayormente dinero pero algunas de las armas de los Potter se metieron dentro. Un llanto salió de la garganta de James, lágrimas una vez más llenando sus ojos. Tomando aire, se puso un hechizo glamour encima para que la gente no viese cómo estaba. No sabía qué hacer, ir con Sirius y Remus o estar solo.

Decidió ir con Remus y Sirius. No quería estar sólo ahora. Acababa de ver a su esposa encarcelada, su hijo gritarle, y a pesar de odiarle, darle la mitad de la fortuna y todas las propiedades que tenían. Las palabras que dijo Snape hacían eco en su mente mientras llegaba al Atrium y se iba vía Floo. No estaba en condiciones de aparecerse; su magia estaba descontrolada, reaccionando a sus emociones. El alivio, tristeza, horror, el auto odio estaba siempre con él, haciéndole sentir mareado.

Su hijo era el mejor hombre. Lo sabía y le estaba matando. Nunca le habría dado todo esto a alguien que odiaba. Simplemente espera a que saliera el Profeta de mañana...

Volver arriba Ir abajo
 
Traducción Invisible Capítulo 47
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Eowyn-
Cambiar a: