La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

Comparte | 
 

 El Conde de Yorkshire. Capitulo 4

Ir abajo 
AutorMensaje
Snarry_Love20
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

Reto one shot DIS 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015 Tú eliges cómo continuar 1 Mejor posteador del mes-Diciembre 2015 Navidad 2015 Reto Fanart DIS 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015
Femenino Cantidad de envíos : 444
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Edad : 27
Localización : Capital Federal, Argentina
Galeones Snarry : 47933
Fecha de inscripción : 06/11/2009

MensajeTema: El Conde de Yorkshire. Capitulo 4   Mar Ago 25, 2015 3:16 pm

Capitulo 4. Buscándote

Para cuando Bella llego con Lucius y Remus ya no había rastro de Harry ni de Rodolphus, y Severus yacía inconsciente en medio de un charco de su propia sangre. Lo primero que atinaron los tres fue a llevar al moribundo al hospital más cercano y dar órdenes a los sirvientes de que avisaran a Scotland Yard del rapto.
 Pasaron horas hasta que finalmente Severus estuvo fuera de peligro y, aun con las vedas y en contra de doctores y familiares, se moto al caballo de turno para salir en busca de su amado junto al capitán de la policía de Londres. Lo primero que se le ocurrió al Conde fue revisar la casona Riddle, pero la descarto al escuchar de Lucius que ya no había nadie allí, reviso mentalmente las otras tres propiedades y dispuso un puñado de hombres para cada una y, junto al aristocrático rubio, se unió al grupo que se dirigía a la mansión del acantilado de York la más grande de las propiedades del padre de Voldemort.

****

Harry tenia tapado los ojos con una venda oscura pero podía escuchar a los caballos que arrastraban a todo lo que da el lujoso carruaje. A su lado derecho estaba el esposo de la señora Bellatrix y a su izquierda el sirviente Peter, mientras que enfrente se encontraba el mismísimo Lord Riddle. No estaba seguro hacia donde viajaba pero tenía un mal presentimiento al respecto, por un lado la angustia de saber de Severus y por el otro su incierto destino le jugaban una muy mala pasada. Tenía miedo, para que negar lo evidente, ya que esa voz maliciosa de su cabeza le decía que nadie lo salvaría y que hasta allí había llegaba su vida.

****

―Severus, eres consciente de que estas medio muerto ¿no?
― ¡Cállate, Lucius!
―Solo digo, que en la condición en la que estas no puedes enfrentarte a tu tío.
―Voy a hacer lo que tenga que hacer, con tal de salvarlo.

Lucius sonrió como si entendiera finalmente algo que se le había escapado hacia unas horas. Y ya no dijo más, entendía a la perfección ese sentimiento: si su Remus corriera el mismo peligro no dudaría nuca en salvarlo aun a costa de su propia vida. Pasaron horas hasta que pudieron divisar un carruaje en el caminito que llevaba a la mansión, a unos cuantos quilómetros adelante pues era tan grande que se lograba ver a una distancia mayor a la usual. Apuraron el paso como almas que lleva el demonio, mientras los policías de Scotland Yard apuntaban a la espera de estar más cerca y disparar e caso de necesidad.

Dentro del carruaje, los ocupantes reñían por el alcance de sus adversarios. Rodolphus maldecía a Peter por haberse detenido en la mansión principal a guardar los documentos del lord, mientras este le discutía el porqué tardo tanto en conseguir a los caballos de su caballeriza si no estaba a mas de 3 metros de la gran casa. Aprovechando la distracción, Harry tomo un cúter que se le había caído al pelirrojo y con cuidado corto sus ataduras. Ágil y rápido clavo el filoso artefacto en la pierna del lord, salto a los otros dos y abrió la puerta para saltar del vehículo en pleno movimiento. Lucius, quien ya se encontraba a un costado, recibió al joven justo a tiempo para que no se lastimara mientras que un oficial tomaba las riendas del carruaje y lo detenía.

Lucius detuvo su caballo y bajo con Harry de este, para ser recibidos por un Severus a punto de perder la conciencia.

―¡Severus! ―fue el grito desgarrador de Harry al ver como el hombre de ojos negros perdía el conocimiento.

****

Cuando al fin despertó, era media tarde. Se podía escuchar las enfermeras pasar por los pasillos, la gente ir y venir, el ruido de la calle y el sonido tranquilizador de una respiración a su izquierda. Severus miro las paredes vestidas de madera fina y no pudo reconocer el lugar, mas sin embargo, reconoció al durmiente que lo acompañaba, su hermoso Harry.

Observo los suaves rasgos del rostro dulce y aniñado del dueño de su corazón. Sus pestañas largas y negras, sus pómulos sonrosados y regordetes, sus pobladas cejas, y sus labios gruesos y apetitosos. Era simplemente perfecto a sus ojos y estaba completamente a salvo. Lo vio despedazarse en la cama, ahuyentando el sueño y abrir los ojos de forma lenta y pausada. Cuando Harry entendió que el otro lo observaba una sonrisa radiante se apodero de él junto con la alegría en sus rojos ojos, por tanto llorar.

―¡Severus! ―susurro con todo el amor que era capaz de transmitir― .Creí que no despertarías, han pasado dos meses.
― Shh, mi amor. Aquí estoy y no pienso irme todavía.
― Te amo, tanto. No soportaría perderte justo cuando te acabo de encontrar.
― Nunca lo harás, aun si la muerte se acerca, el amor que siento por ti no desaparecería.

Severus beso la punta de la nariz de Harry de forma dulce consiguiendo que este se derritiera. Estaba por acurrucarse en sus brazos cuando la enfermera de lord Remus entro para atender al enfermo.

― Veo que al fin está despierto Lord, me alegro mucho. Ahora, joven Harry, debe retirarse para que yo pueda hacer mi trabajo.

― Si, madame Pomfrey. Muchas gracias. ―Harry beso tiernamente los labios del Conde, este se percato que la mujer ya estaba acostumbrada a ello por lo que no hizo gran escándalo. Salió del lecho y, con cuidado de no ser brusco, cerró la puerta tras él.

― Ahora, Milord. Debe decirme si siente algún dolor por pequeño que sea.
― Antes que nada, que ha pasado con mi tío.
― Creí que el joven lo habría puesto al tanto. ―se sorprendió la mujer.
―Usted fue más rápida. ―le dijo con una sonrisa molesta.

―Bueno. ―y respiro hondo para darse ánimos―. Lord Rodolphus Lestrange fue acusado por cómplice de secuestro y le sentenciaron a 10 años de prisión al igual que el vizconde Sirius Black y al joven Peter Petegrew. Sin embargo al Lord Riddle se le descubrieron muchos trapos sucios y se le sentencio a la orca, pues no había años suficientes que le hiciera justicia a los atroces crímenes cometidos y la traición que planeaba contra su Majestad, la Reina Victoria.  

― Lo cual quiere decir, que pago caro su desvarió.
― Ciertamente.
―¿No le hizo daño a Harry, verdad?
― Ninguno.
― Me alegra oírlo.

―Sin embargo, milord Snape, el jovencito ha estado al pendiente de usted estos meses que estuvo en cama. Y si no fuera por la señorita Hermione, el jovencito Draco y el muchacho Ronald, se habría descompasado también. Es muy terco cuando quiere. ―dijo con un dejo cariñoso.

― Hablare con él, gracias por sus cuidados y preocupación.
― Nada de eso, mejórese y listo.
― Lo hare.

El examen de rigor que le siguió dio muy buenos resultados, Severus se recuperaba positivamente de su casi muerte.

Al cabo de unas semanas, Severus ya estaba fuera de la cama disfrutando esos días junto a Harry y Bella, quien a pesar de no demostrarlo sufría por su divorcio. Severus y Lucius le armaron una pequeña cena con show de orquesta para animarla entre todos, lo cual la mujer agradeció conmovida. Sus tres adorables hijas la mantenían ocupada todo el día, lo cual agradecía mientras que las noches eran un poco más difíciles de llevar mas no imposible.

Entretanto, Severus y Harry Vivian su romance libremente, pues tenían la intención de anunciar su compromiso el próximo cumpleaños del muchacho. Para ellos el tiempo les sonreía después de esos duros meses donde el ojinegro yacía dormido sin saber si viviría o no.

Otros dos que parecían querer anunciar su compromiso, eran Draco Malfoy y Theodore Nott, a lo que ambas familias apoyaban de acuerdo con la decisión de ambos jóvenes enamorados. Luna, la hermanita de Draco, recorría los rincones jugando al tratar de pescar el momento en el que Draco le pidiera a Theo su mano en matrimonio, ocasionando la ternura y risas de sus familias.

Ronald, quien quería compartir la buena nueva de su familia, pasaba más tiempo con Harry lo que provocaba celos de Severus. Sin embargo, el joven de ojos esmeraldas sabía cómo calmar las aguas y demostrarle al Conde que su corazón lo había escogido a él y solo a él.

Los meses pasaron si más problemas. Las cosas se habían apaciguado y parecía que la llegada de Harry ilumino no solo la vida del oscuro hombre sino la de toda su familia, pues los hermanos mayores de Bellatrix y Severus, así como las familias de estos, se llevaban muy bien con el joven Potter quien, por primera vez en su vida, podía decir que no le faltaba absolutamente nada. Pues el amor y cariño que le brindaban, dejaba en él una hermosa sensación de que había encontrado su lugar en el mundo.

Aunque todavía le faltaba vivir su compromiso y póstumo casamiento, Harry veía hacia el futuro con luz y esperanza. Mientras que Severus lo veía con impaciencia.


Anterior

Posterior
Volver arriba Ir abajo
http://lamazmorradelsnarry.activoforo.com/profile?mode=editprofi
elamordesnarry
Buscador de Quidditch
Buscador de Quidditch
avatar

[Mejor posteador del mes] Noviembre 2014 Yo entré 2 (D.I.S. 2014) Bombardeo de chistes snarry D.I.S. 2014 [Mejor posteador del mes] Octubre 2014 [Mejor posteador del mes] Abril 2015 Yo entré-Mes del amor Reto Navidad en el Mundo (Fanfics) Posteador del mes (diciembre 2014)
Femenino Cantidad de envíos : 1322
Fecha de nacimiento : 25/10/1950
Edad : 68
Galeones Snarry : 258589
Fecha de inscripción : 25/12/2011

MensajeTema: Re: El Conde de Yorkshire. Capitulo 4   Miér Sep 02, 2015 2:59 pm

oohhh muchas gracias por no hacerme sufrir mucho con el secuestro de Harry, casi lloro de pensar lo que el desvergonzado de Voldy le quería hacer, pero ya esta todo bien así que ahora q esperar la boda jejjeje y la noche de bodas Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
 
El Conde de Yorkshire. Capitulo 4
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Snarry_Love20-
Cambiar a: