La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

Comparte | 
 

 Lograndr lo imposible capitulo 3

Ir abajo 
AutorMensaje
IndraSnape
Explota calderos
Explota calderos
avatar

No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 56
Fecha de nacimiento : 10/05/1995
Edad : 23
Galeones Snarry : 5721
Fecha de inscripción : 03/09/2013

MensajeTema: Lograndr lo imposible capitulo 3   Lun Mayo 26, 2014 12:14 am

-MM...no nada Diana olvídalo



-Harry por dios! Dime ahora mismo cual era el favor que me querías pedir- Me dijo con su tono de voz demandante



-Am… Diana... quería ver si podías llevarte el estéreo que me regalaron para el día de mi cumpleaños y este -La mire con ojos tristes



Me miro con un seño en la cara para luego relajarse… yo me mordí el labio- Claro dame el estéreo y ¿Cuál es el otro favor que me querías pedir?



-Humm... pues… quería ver si... la próxima semana podría ir a ver a Lestat y Eileen -Obviamente ese no era el favor que yo le quería pedir pero este no era el mejor momento, tan solo el pronunciar su nombre me dolía más que nada en este mundo



Su mirada se llenó de asombro y parpadeo un par de veces.



-Claro Harry!!! De hecho la próxima semana Severus y Andre van de cacería, así que claro ¿Por qué no?- Me dio su más grande sonrisa



-Humm ok Diana, entonces déjame ir por el estéreo.



-Claro Harry aquí te espero.



Baje del coche corriendo y llegue al porche abrí la puerta y la cerré con un golpe sordo detrás de mí, Louis estaba desparramado sobre el sillón viendo el partido.



-Harry llegaste temprano



-Ah... si tio espérame, dame 1 minuto



Subí corriendo las escaleras y llegue a mi cuarto, abrí mi closet y tome el estéreo que estaba enterrado entre varias capas de ropa tuve una sensación de vértigo, era lo último que me quedaba de él aparte de los recuerdos, luche por respirar y no dejarme caer en el vacío que se abría bajo mis pies. Baje corriendo las escaleras y Diana seguía en su Porche, me subí en el asiento del copiloto y se los entregue



-¿Harry?- Me miro con ojos fulminantes -¿Sabes lo que van a decir cuando vean este estéreo masacrado? Voy a tener que ir ahora mismo a comprar uno para entregárselos, sino créeme que más noche vas a tener a 5 vampiros enojados en tu ventana



-Ah lo siento Diana, de veras lo siento mucho...-Lo decía con toda sinceridad.



-No te preocupes tontito yo lo arreglo- Se rio con su risa cantarina y yo hice una mueca -Mmm y aparte de eso ¿Deseas que te regrese la pulsera?



-No Diana muchas gracias…-La mire con ojos tristes- Por cierto también dile a Lestat y Eileen que muchas gracias por los boletos de avión y dile a Lucius, Albafica y Remus que les agradezco el estéreo, aaahh y también gracias a ti Diana



Como dolía decir sus nombres en voz alta, sentía que me quemaban la garganta con cada uno, una oleada de tristeza me tomo…y abrase fuerte a Diana



-Oh Harry enserio como te extraño- Me miro con ojos perspicaces -Bueno cariño me tengo que ir, nos veremos el lunes en la escuela



Me invadió una tristeza inmensa al comprender que Diana ya se iba, aunque la fuera a ver el lunes era como mi vínculo con los Snape con él al que no quería mencionar



-Adiós Diana- Musite



Baje del coche y fui directo a mi habitación, tenía muchas cosas en las cuales pensar, en primera que Severus era feliz, eso era lo único que me reconfortaba de todo esto, aunque yo estuviera sufriendo, preferiría verlo feliz, me deje sumir en el duermevela, hasta llegar a la inconsciencia, no soñé con nada, solo el rostro de Severus pasaba por mi mente, sus largas pestañas, sus ojos de un negro fascinante, sus labios de cristal, aquella sonrisa pícara que me derretía, su abdomen brillante.

Era un dios griego, si realmente ahora si me podía contestar aquella pregunta que antes me había hecho con tanto ímpetu ¿Me merecía a Severus? Y la respuesta era que no.

No había ninguna razón por la cual yo podría retenerlo, en mi nada era especial, ni un pelo de mi cabeza, su voz aterciopelada se metía por mi cabeza, sus gruñidos juguetones aquel día en su casa, la facilidad con la que podía hacer que me mareara cuando me besaba, su olor dulce la fuerza con la que me cargaba, cuando corría como se sentía, fue una noche muy muy larga, justo cuando abrí los ojos escuche como Louis se iba, otra vez solo.

Como siempre eh estado solo



Me levante con mucho esfuerzo hoy era de esos días en los que era mejor quedarte en la cama, pero tenía muchas cosas que hacer, cosas que esperaba que me sacaran a el de la cabeza, voltee a mi escritorio y ahí estaba la pulsera una vez más el sufrimiento me inundo… esto ya era cosa de todos los días y me iba acostumbrando cada vez más a como se sentía, aunque no lo niego, me sigue doliendo, me levante rápidamente y tome mi neceser y un juego de ropa limpia.

Sin dejar de ver la pulsera, tenía miedo que si me volteaba por un segundo iba a desaparecer, tal y como desaparecieron todas aquellas cosas, todas aquellas esperanzas todas aquellas bellezas y recuerdos que me mantenían unida a el de todas las maneras posibles, aunque seguía habiendo un lazo más fuerte que todo eso, lo seguía amando mi corazón seguía latiendo y todo gracias a que él seguía presente en mi pensamiento, el agua caliente me hizo regresar a la realidad... el olor de mi champú me hizo sentir de nuevo Harry regrese y me puse a recoger mi cuarto igual el de Luois.

No voltee ni una vez a ver si la pulsera seguía donde la había visto por la mañana, quería pensar que todo era una pesadilla que todo era una simple imaginación mía, baje a hacer la cena y a meter ropa en la secadora, por desgracia mi mente seguía vagando en los más recónditos escondites de mi existencia, recordaba cómo me sentí aquella vez, mi primer beso como lo ataque.

Ja, Ja, Ja me carcajee solo de acordarme, una pequeña parte de mi mente, presiento que la coherencia que todavía me quedaba, me decía que dejara de pensar en el y era la verdad, me hacía más daño…pum, pum, pum

Uno dos tres martillazos de nuevo al corazón, me regreso a la realidad o más bien me regreso al cuerpo el sonido de la secadora que ya había acabado, puse todo en orden, saque la cena de Louis y se la puse en barrita de la cocina, limpie toda la casa, creo que estoy empezando a desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza, ya no quedaban más cosas que hacer, subí corriendo las escaleras buscando mi ejemplar manoseado de Romeo y Julieta, y para mi sorpresa la pulsera seguía ahí, sin pensarlo puse en mi reproductor de discos uno de las nocturnas de Chopin y me senté sobre la cama, la primera canción me hizo recordar, el simple hecho de escucharla me sumió de nuevo en mis pensamientos una ráfaga de tristeza inundo de nuevo mi mente y no pude soportar las lágrimas que salieron de mis ya hinchados ojos.

Inmediatamente quite el disco y aventé la pulsera a la basura, ni una lagrima más... ni una más… me dije a mi mismo una y otra vez… pero no me convencí de la idea… afuera... el crepúsculo ya empezaba a dar sus primeros arrancones de luz… y por mi ventana se filtraban pequeños rayitos de luz roja…recordé su expresión aquel día.. Triste… ¿cómo podía haber transcurrido ya tanto tiempo de eso...? cuando lo recordé lo veía todo tan nebuloso… fiuu... saque el aire rápidamente y me limpie las lágrimas que sin querer salieron de mis ojerosos ojos baje las escaleras lentamente y me senté en la mesa de pino de la cocina... recordaba su aspecto cuando se sentó en la silla que estaba frente a mi… pum, pum, pum… otros 3 martillazos al corazón... realmente no me importaba... si tener recuerdos sobre él podría matarme que así fuera… pero preferiría morir antes de olvidar que él había existido…me pare y me senté en el primer escalón de las escaleras… recordaba aquella vez cuando salte encima de él.. Y lo bese... recordaba cómo me hizo sonrojar cuando menciono el color de mi camisa... o si... como añoraba poder sonrojarme….ahora la sangre ya no subía a mi rostro.. Carecía de color… pum, pum, pum… otros 3 martillazos al corazón... me mordí el labio inferior y me senté en el sillón de la sala… recordé como el día de mi cumpleaños habíamos visto Romeo y Julieta... Ja, Ja, Ja… de repente su voz resonó en mi cabeza como un puñado de campanas…



"Pues no estaba dispuesto a vivir sin ti…



Incluso aunque supiera que Lucius y Albafica no me iban a ayudar estaba pensando en irme a Italia y provocar a los Vulturis… nadie provoca a los Vulturis a menor que quieras morir…



No estaba dispuesto a vivir sin ti… No estaba dispuesto a vivir sin ti…"



Pum, pum, pum... otros tres martillazos al corazón ¿Qué había pasado con aquel amor? ¿Dónde había quedado? me parecía todo una fantasía…todo un lindo sueño que luego se convertía en pesadilla. Escuche las llantas de la patrulla de Louis deslizarse por el terreno de granito… me apure a la cocina para calentarle su cena en el microondas… y regresar de mi eterno sueño… escuche la puerta cerrarse… y los pasos cansados de Louis hasta llegar a la cocina…



-Mmm Harry huele muy bien -Dijo Louis con recelo



Básicamente eso fue lo único que se dijo esa noche… subí tranquilamente a mi cuarto a la espera de volver a caer en mis pensamientos y divagues rápidamente… pero no lo logre... otra cosa llamo más mi atención... la pulsera... seguía en mi bote de basura... relucía porque las luces de afuera de la casa se reflejaban en ella… la herida de mi pecho se volvió a abrir… me senté al borde de mi cama… para después dejarme caer y poner mi cabeza entre las rodillas… me mordí el labio inferior tan fuerte que empecé a sangrar rápidamente…me pare al baño corriendo y me vi en el espejo… seguía igual que esta mañana… igual de demacrado… blanco como un fantasma… las ojeras seguían bajo mis ojos.. Y el único cambio que había era que mi labio inferior ahora esta hinchado y sangrando… pero fuera de eso seguía siendo el mismo Zombi... y lo seguiría siendo por el resto de mi vida… hasta que no encontrara una manera con la cual calmar mi dolor, porque dudo mucho que se quite algún día, se calmara por supuesto, pero quitarse jamás…. Recurrí de nuevo a los antigripales para poder dormir... desperté de nuevo cuando las primeras luces del día entraban por mi ventana... odiaba los domingos Y UN DEMONIO! pensé en mi fuero interno desperté justo cuando Louis se subía a la patrulla para irse de pesca con Oliver y Logan bien de nuevo solo la historia de mi vida, me levante muy despacio y voltee mi cara hacia el bote de basura, la pulsera ya no se encontraba hay me estremecí, la busque con la mirada frenética... y estaba ahí al lado de la computadora, ¿Qué demonios está pasando? Pensé para mis adentros si fue Diana. Claro, Diana, no pretendía concebir esperanzas de ningún tipo... yo sabía que estaba con su novio... y no iba a venir solo por una estúpida pulsera… hice lo que tenía que hacer de nuevo sin voltear a ver la pulsera... ahora ya menos metido en mis lagunas mentales porque quería saber cuál era el misterio de la pulsera.. Es Diana... no tengas ilusión… solo es Diana… Seguí sumido con esa idea hasta que me di cuenta que Louis estaba abriendo la puerta… y vaya que la tarde se pasó rápido… Louis llego con una reserva de pescado como para 5 años los metí al refrigerador... le di su cena a Louis y me retire a mi cuarto... esperando que otra vez mi conciencia fuera demasiado fuerte para sacarme del oyó en el que estaba pero no paso así de nuevo tuve que recurrir a los antigripales.



Al día siguiente solo tenía un recuerdo no muy nítido que me había quedado dormido al tocar la cabeza con la almohada… me levante a trompicones y me cambie… me vi en el espejo y si... mi pelo era un caso perdido... nunca lograría peinarlo... al parecer hoy el día estaba seco… no había rastros de lluvia pero aun así estaba nublado... decidí irme caminando a la escuela... necesitaba urgentemente un poco de aire fresco, mientras caminaba lentamente por las calles de Londres, me di cuenta en lo mucho que había cambiado mi vida y mi manera de pensar… en lo mucho que había cambiado yo… en lo mucho que extrañaba mi vida en Paris pero no tanto como para abandonar la de aquí mis pensamientos fueron pausados por un siseo que se escuchó de uno de los arboles más cercanos… voltee mi mirada.. Pero no había nada… sentía unos ojos clavados en mi pero no había nadie… acelere el paso… por el rabillo del ojo vi algo color negro, negro que iba corriendo por los árboles en dirección contraria a donde yo estaba... como huyendo de mi… bah Harry, estás loco, los antigripales te están haciendo daño pensé para mi fuero interno... por fin llegue a la escuela… pero llegue con tiempo de sobra… el estacionamiento estaba casi vacío a excepción de los coches de los profesores… ningún chico de mi edad rondaba a esas horas… me pregunte qué hora seria.. Fui y me senté en las banquitas de afuera de la cafetería… esperando a que dieran el primer toque para entrar a clases... me perdí de nuevo en mis pensamientos... la pulsera... la pulsera... la pulsera… era en todo lo que podía pensar... me estruje los sesos intentando sacar una explicación… pero lo único que conseguí es que de morderme el labio tan fuerte de nuevo se me volviera a abrir... aunque no sangraba tanto como el día anterior... y que me doliera la cabeza peor que nunca… una mano blanca y fría toco mi hombro.. Salte del asiento del susto…



-Hola Harry- Sonrió Diana con su sonrisa color plata…



-Ah... Hola Diana...-No parecía muy emocionado de verla…



-Humm…Harry necesito hablar contigo… -Su voz tenía un matiz de histeria y me preocupe



-Si dime Diana ¿Qué pasa?-Conteste ansioso



-Mmm Pues bien Harry- tomo aire y continuo -La he visto regresar… quiere venir por ti… te quiere a ti...



Mire a Diana con expresión confundida



-No entiendo Diana ¿A qué te refieres?



-Bellatrix- Sus ojos flamearon—



-No- Sofoque un grito y se me bajo la sangre… ósea que ella había sido a quien había visto hoy por la mañana... ella era la que me observaba desde los arboles... ella... tan cerca... estuve tan cerca… me quede frío y congelado del shock que me dio…



-¿Qué pasa Harry?-Pregunto Diana aún más ansiosa



-La vi… la vi hoy... me estaba viendo... desde un árbol…



-¿Qué? ¿A qué te refieres con que la viste?-La voz de Diana venia cargada de histeria….



Le conté lo que me había sucedido por la mañana... él porque me había venido caminando etc. etc.… omití la pequeña parte de la pulsera... no quería que ella me creyera un loco… Diana no me interrumpió ni un minuto hasta que acabe de contárselo.



-Pues bien Harry sabes bien que ahora los Snape vamos a intervenir verdad -Enarco una ceja perfecta



-No… Diana enserio no... Lo que ella quiere es a mí... nada me ata para seguir huyendo de ella, antes me ataba -La garganta me quemaba al repetir su nombre -Severus ahora ya que no tengo nada que ver con el... no tengo ninguna intención de ponerlos a ustedes en peligro…



-Harry, no seas tonto Harry, estas mal si crees que vamos a dejar que te pase algo malo- Me acaricio con su pequeña mano nívea la mejilla -Y cuando me refiero a que vamos a meternos los Snape, me refiero a todos los Snape…



Pensé varios minutos hasta captar todas sus palabras….



-A no…, no, no, no… él no puede... no debe...- No me salían palabras de la boca... Severus… peleando por mí... No... Eso no podía pasar...



-Si debe, si puede y si quiere…-Movió la cabeza con una sonrisa…



-No Diana… te repito que de ninguna manera los voy a poner en peligro… punto final de esta discusión….



-Ja, Ja, Ja -Diana sufrió un ataque de risa mientras yo la miraba consternado -¿Enserio crees Harry que no le preocupas lo suficiente como para defenderte de Bellatrix? ¿Crees que no estaría dispuesto a dar la vida por ti?



Ahora fui yo quien sufrió un ataque de risa mientras Diana me miraba consternada.



-Ja, Ja, Ja claro que no Diana, él tiene cosas más importantes en que pensar que en estar salvando a Harry- Lo decía mientras me limpiaba las lágrimas con las mangas de la chaqueta... no sabía si eran lágrimas de risa o de tristeza.



Diana frunció el ceño y note que su mirada se endureció por conforme estudiaba mis facciones…



-Diana, tienes que aceptar que no es el mismo Severus de antes- Lo dije más para mí, que para ella… y me dolió hasta el alma -No querría ni siquiera involucrarse en un asunto que tenga que ver conmigo…., el ya no me ama... no me ama…- y me lo seguí repitiendo una y otra vez en la cabeza para que se me quedara guardado -Así que por favor Diana no hagas de esto un lio más grande y si Bellatrix viene a buscarme que es lo más probable… pues… dejare que me lleve sin chistar créeme es lo mejor.



-Harry enserio no sabes de lo que hablas- Su rostro era serio y como tallado en piedra -Si por Severus fuera... daría la vida por ti…



-Claro Diana... y por eso me dejo… y ahorita está de la mano de Andre- Hable lo más fríamente posible…



-Eso es muy diferente y hasta tú lo sabes...-Se puso a la defensiva y la verdad yo no quería pelear con Diana… era mi mejor amiga así que le di la razón... o más bien por su lado…



-Ok Diana... es diferente -Lo dije con tono ausente y ella frunció el ceño.



Sonó el timbre… puagh… empieza mi tortura… llegue a mi asiento en Lengua donde el señor Binns ya nos estaba esperando con un examen sorpresa Yupi! justo lo que necesitaba para un día como hoy… Severus estaba muy quieto en el asiento contiguo… pero no levanto la vista para verme cuando me senté al lado de él… ni tampoco cuando salió de esa clase... hizo simplemente como si yo no existiera… eso dolió más que nada en este mundo... ningún otro dolor se le puede igualar, así paso todo rapidísimo hasta la hora del almuerzo… pedí una limonada …me senté en el lugar de siempre… y observe justo enfrente de mi... la escena que se desarrollaba todos los días... hasta que saliera de esa maldita escuela y me pudiera ir lejos de ahí… Severus besando a Andre y sonriendo feliz de la vida… Diana por otro lado tenía la vista clavada en mi rostro… Esboce una sonrisa… la cual me regreso... pero esa alegría no subió a sus ojos… Severus vio ese gesto y me observo solo por 2 segundos en los que sus ojos se encontraron con los míos y luego evadió mi mirada como si nada hubiera pasado… PUM,  PUM, PUM el monstro del dolor del pecho gritaba por salir… estaba ausente de las pláticas que había en mi mesa viajes a la playa, carnes asadas, etc. etc... Cosas sin importancia... tome mi limonada lento...y sonó el timbre... de nuevo a sufrir otra hora fue... ya iba preparado para saber que se sentía tenerlo tan cerca… tan, tan, tan cerca... Y no poderlo tocar… llegue... y para mi suerte todavía no llegaba... me imagino que ha de haber ido a dejar a su niño de cabellos largos y ojos grandes a su salón como es su costumbre, igual que lo hacía contigo retumbo una vocecita en mi cabeza ¡CALLATE! Gruñí para mi fuero interno... estaba tan metida en mi conversación conmigo, que no me di cuenta que él ya se había sentado a un lado mío mirando hacia la ventana hacia como si yo no estuviera hay por completo… me recordó los 2 meses que no me hablo después de que me salvo la vida...mmm suspire recordando aquellos tiempos... me miro por el rabillo del ojo para luego volverse a voltear hacia la ventana...la clase empezó enseguida… sus ojos seguían clavados en la ventana…. Y su puño cerrado descansaba en la mesa…algunas veces durante la clase volteaba y admiraba su belleza… sonó el timbre y me levante lentamente… el por supuesto ya se había esfumado… me pregunto ¿Qué sentiría al verme? ¿Qué pensaría de mí? ¿Se acordara si quiera, que existo cuando no me ve? Mil preguntas se volvieron a formular en mi cabeza mientras iba a clase de Gimnasia…de nuevo... sentada… escuchando sin escuchar las reglas básicas del Tenis... Sentí esa sensación horrible de una mirada clavada en mi rostro... por supuesto yo sabía quién era... sabía quién me estaba observando… y podía sentir las hondas de hostilidad que emanaban de su persona… ¿Alguna vez esta situación pararía? ¿Podría llegar a olvidar completamente a Severus Snape? Buscaba la respuesta en mi fuero interno, me estruje los sesos… y por fin pude encontrarla… No… esa era la respuesta... no podría olvidarlo... al único y más grande amor de mi vida... aunque eso ya no se significara nada para el… para mi si… sus besos... su respiración gélida… sus dedos rosando mi clavícula… me deje llevar de nuevo por mis pensamientos… me deje caer en el vacío que se me ofrecía… al parecer ese era el lugar más seguro para mi… ¿Cómo Diana podía pensar si quiera que Severus lucharía por mí? ¿Diana estaba loca?... no, más bien el loco hay era yo… que empecé a concebir esperanzas… aunque fuera muy muy dentro de mi…



-¡Harry!-Grito una vocecita cantarina detrás de mí.



Sin pensarlo ya estaba en el estacionamiento... justo a 3 pasos de llegar a la salida para irme caminando, no quería voltear, sabía que si me seguía juntando con Diana me haría más daño del que se le puede hacer a una persona…



-¡Harry!- Volvió a gritar la misma vocecita de antes….



Gire sobre mis talones para verla ahí pequeña y meticulosa, con la sonrisa plateada que tanto recordaba



-¿Qué pasa Diana?- Conteste con un hilo de voz



-Humm… me preguntaba Harry ¿Te gustaría ir hoy a dormir a mi casa?- su tono de voz era de curiosidad y ansiedad…



-Esteee... Diana... no sé si has notado que ya no soy bien recibido en tu casa.- Por desgracia -Y tu hermano va a estar hay… así que prefiero no ir… y voy a ir a ver a Arturus hoy a la playa- Un nudo se me hizo en la garganta al pronunciar las últimas palabras



-Pues no Harry, él y Andre se van hoy de cacería... y a Lestat y Eileen  les encantaría verte… anda ¡Por favor!... y aparte Arturus puede esperar, prometo solemnemente que yo mañana misma te llevare hasta la línea del tratado!!! Y te recogeré por favor si?- Sabia que no me iba a dejar en paz… y era tan capaz de llevarme a la fuerza que solo asentí una vez con la cabeza…-Bien Harry ¡Yuppy! Paso por ti a tu casa en media hora.- Y así se fue con sus andares de bailarina… aún seguía teniendo aquella punzada de celos.



Llegue a mi casa 10 minutos más tarde... aun con los ojos de Severus clavados en mi cerebro… aquella mirada fría que me dedico en clase de biología… ese no era mi Severus, aquel Severus amoroso y paciente… este era otro... o más bien seria que el verdadero Severus, o más bien el que yo quería pensar que era así. Era fruto de mi imaginación, aunque claro, dudo que mi imaginación de para tanto…



Subí corriendo las escaleras para sacar mi pequeña maleta de lona que estaba debajo de mi cama… puse un juego de ropa limpia y mi cepillo de dientes…Pum, pum, pum... voltee la cara a mi escritorio y ahí estaba la pulsera… justo donde había estado esta mañana… lo tome con las 2 manos como si fuera algo frágil…y deje que mi mente volara… que mi mente retrocediera a hacia unos cuantos meses… cuando mi vida era la vida que toda persona quiere… recordé como se sentía estar vivo, el rubor por mis mejillas, mis ojos de suspicacia cada vez que se le ocurría una idea y lo decidí… metí la pulsera a mi maleta de lona… la iba a dejar en su casa… no quería más recuerdos que me pudieran lastimar, aunque de todos modos… ¿De cuantas maneras una persona pude romperle el corazón a otra, y esperar que siga latiendo?... me inunde el pensamiento con mil preguntas más… y tuve un flash-back De Severus y de mi… sentados en el bosque. Aquel horrible día en que me dijo que ya no me amaba... que tenía otras distracciones… estaba seguro que Severus ya no sentía nada por mí, sus ojos eran diferentes cuando me observaban y de nuevo tuve una punzada de dolor en el pecho que se fue extendiendo a todo el cuerpo... me deje caer en el piso para luego poner mi cabeza entre las piernas y con una mano tomar mi pecho para apretarlo… sentía como si me estuvieran destazando por dentro… un clacson me regreso a la realidad…



-Diana- Gemí.



Baje corriendo las escaleras con mi maleta de lona… y salí como un bólido por la puerta… a Diana no le gustaba que la hicieran esperar… subí rápido al auto y ahí me encontré con aquella sonrisa plateada que tanto me gustaba…



-Hola Harry, no te preocupes por Louis- Puse los ojos en blanco -Eileen ya le hablo para decirle que te ibas a quedar a dormir en mi casa y yo mañana te llevaría a la escuela.



-Ah… gracias Diana- Puse los ojos en blanco y me mordí el labio



Recordaba muy bien el camino por el que íbamos… los grandes árboles creciendo al lado del empedrado... los pequeños rayos de luz que se filtraban por sus copas… aquel camino que parecía que nunca se iba a acabar y entre todo ese bosque majestuoso… aquella casa blanca y grande… los recuerdos me inundaron la cabeza… desde donde yo me encontraba… se podía vislumbrar muy bien el ventanal del cuarto de Severus. Una punzada de nuevo me tomo por sorpresa y el dolor se volvió a extender, Diana me miraba con ojos ansiosos.



-Harry ya te dije que todo va a estar bien-Tenia una voz serena y en paz -Ellos no están aquí, se fueron de caza al noroeste de Escocia y regresan hasta mañana por la mañana.



Subí mecánicamente las escaleras del porche y Diana me abrió la puerta… ahí parados en la entrada estaban Lestat y Eileen  una oleada de varios sentimientos me inundo el cerebro hasta dejarme sin respiro, Eileen corrió a abrazarme.



-Oh Harry cariño, cuanto te extrañábamos- Me abrazo fuertemente y me dio un beso en la frente.



-Si Harry estábamos ansiosos por volver a verte- La voz de Lestat era sincera... ni un atisbo de mentira -Vamos pasa, tenemos muchas cosas de las cuales platicar.



Me sentí tan familiarizado con aquella casa… todo seguía igual... las pinturas en las paredes, el piano de cola en el pequeño tapanco de la sala los sillones blancos, la televisión de pantalla de plasma, me hicieron recordar muchas cosas. Me senté en el sillón blanco que ya tanto conocía a mi lado izquierdo se sentó Diana y a mi lado derecho Eileen.



En un momento Albafica se encontraba detrás de mí.



-Hola Harry gusto de verte- Su voz era fuerte pero serena.



-Ah... hola Albafica- Solté con un hilo de voz



-Mmm Harry necesitamos hablar contigo de un tema muy serio- La voz de Lestat me tomo por sorpresa sus ojos eran inescrutables.



-Em... si ¿De que desean hablar?- Mi voz tembló en la última silaba.



-Pues bien- Comenzó Lestat -Como sabes Bellatrix ha regresado, aunque no por eso tienes que tener miedo, sabes que los Snape te vamos a proteger pero necesitamos que estés siempre cerca de alguno de nosotros para poder ayudarte- Todos menos uno… pensé para mis adentros.



-Ah... este, Lestat -Dude un momento para luego tomar aire y volver a comenzar -No creo que eso sea posible, mira, Bellatrix a quien busca es a mi… no a ustedes…así que les pido de la manera más atenta que por favor, no me malinterpreten, pero mientras menos personas estén entrometidas en este asunto…mejor será para que nadie este herido.



Cuatro pares de ojos me observaban... unos con gesto de ira y otros con tristeza.



-No Harry, tus eres el que está mal si piensas que te vamos a abandonar ahora- La voz melodiosa de Eileen sonó impaciente.



-Exacto Harry, tú siempre serás parte de esta familia-Agrego Albafica.



-Y siempre nos vas a tener a nosotros para protegerte- Dijo Diana.



-Así es... y haremos todo lo que esté en nuestras manos para protegerte- Termino Lestat.



De repente una oleada de paz me lleno el cuerpo y un Demonio Albafica!!! Masculle para mis adentros, si ahora me sentía así, pero ¿Que pasaría cuando saliera de esa habitación? Me volvería a inundar la sensación de tristeza volvería a pensar en aquellas cosas de las que me había mantenido tan alejado, no dije ni una sola palabra y asentí con la cabeza.



-Pues bien- la voz de Lestat interrumpió la secuencia de mis pensamientos -Tendrás que venir todos los días después de la escuela aquí Harry- ¿Qué? ¿Lestat se había vuelto completa y totalmente loco? ¿No sabía que mi corazón no podría soportarlo? negué con la cabeza…-¿Por qué no Harry?



-Lestat, no creo, bueno este dudo que a Severus- Su nombre me retumbaba la cabeza -Le agrade la idea de mantenerme cerca de aquí.- y ni a mí tampoco me gustaba esa idea.



-Humm...- Lestat lo pensó un momento -De hecho querido Harry, fue su idea que te mantengamos aquí hasta que atrapemos a Bellatrix.



-¿Qué?- Grite una octava más alta... mis pensamientos no podían imaginarse a Severus, dando esa idea era simplemente imposible.



-Así es- Dijo Eileen con voz cautelosa



Para ese entonces mis pensamientos ya volaban a varios kilómetros de ahí… ¿Cómo? ¿Porque Severus quería hacerme tanto daño? ¿Que ganaba con mantenerme encerrado tanto tiempo en su casa con Andre a su lado?



-¿Harry?- La voz de Diana me trajo de regreso a la realidad -Aunque no lo creas Severus, se sigue preocupando por ti.



-Así es- Asintió Albafica con la cabeza



No, no y no... Eso no podía ser posible… estaba en una dimensión desconocida, no sabía cuál era la expresión de mi cara, pero por los ojos de Lestat no podía ser nada buena.



-Bueno Harry, entonces mañana saliendo de la escuela te esperamos aquí- Lestat me sacudió el brazo suavemente



Lo único que pude hacer fue asentir con la cabeza…no sabía dónde tenía el cuerpo... no sabía dónde tenía el alma... no supe cuánto tiempo me perdí viendo hacia la ventana… solo tenía la extraña sensación de que estaba solo. Ja, Ja solo en una casa de vampiros…mi mente retrocedió a inicios del marzo pasado... a aquella sensación que me dio al verlo por primera vez… con su tez blanca y sus ojos hostiles en mi cara, tal vez ese era el sentimiento que tenía por mí desde el principio.



-Vamos Harry, necesitamos hacer la tarea- Diana interrumpió mis pensamientos una vez más



-Si… calculo no se va a pasar solo



Mientras me desparramaba por el suelo de la habitación de Diana todo se me hizo tan normal, los días que había pasado en esa casa volvieron a tomar mis recuerdos y una vez más me perdí… no supe cómo ni cuándo pero ya era de noche… fui por mi maleta de lona y la abrí- La pulsera -dije para mis adentros, el cuarto de Severus se encontraba enfrente… y Diana estaba en la cocina… ¿sería muy arriesgado de mi parte llevar la pulsera al cuarto?¿El oyó en mi pecho se haría más grande? ¿Me echaría a llorar como es mi costumbre?... las preguntas iban y venían mientras yo cruzaba el corredor y me encontraba con la gran puerta de madera de su cuarto. Lo abrí sigilosamente y me metí rápidamente, todo estaba en oscuras, pero la luz de la luna que se asomaba por su ventanal le daba a todo un toque de luz plateada, aquí estaba su sillón de cuero negro y su equipo de música, puse la pulsera sobre este y me quede mirando por el ventanal, una oleada de tristeza me tomo por sorpresa, recordaba aquellos días en los que jugueteaba con mi Severus, en los que me quedaba dormido sobre su pecho pétreo y me mareaba con su exquisito olor. Rayos… tenía que salir de ahí antes de que me tirara al piso para poner mi cabeza entre las rodillas, salí lo más rápido que pude y me volví a meter en el cuarto de Diana hiperventilando, no podía mantener los ojos abiertos, las lágrimas me lo impedían, el corazón me dolía más que nunca y no podía respirar, todo se fue volviendo negro y lo siguiente que recuerdo es haber despertado en el sillón de Diana, con Lestat a mi lado.



-Harry, ¿Te sientes bien?



-Sí, si... -Dije con un hilo de voz.



-Te desmayaste porque no has comido nada



-Humm... lo siento- Como esperaba Lestat que yo siquiera pensara en comer si me la pasaba pensando en Severus o cielos... cuanto necesitaba a Arturus en esta situación.



-Pues bien… le diré a Diana que te traiga algo Harry, por favor si necesitas algo solo pídelo.



-Gracias



Al siguiente minuto Diana ya estaba enfrente de mí con una gran bandeja de fruta, carne y jugo



-Nos metiste un buen susto eh Harry- El tono de Diana era de desaprobación.



-Lo siento...-Logre decir por la comida que tenía dentro de la boca...



-Bueno… mínimo teníamos aquí a Lesthat.



-Aja



Mi pensamiento se encontraba muy fuera de ahí… me encontraba vagabundeando en los confines de mi existencia… ¿Qué haría Severus al ver la pulsera sobre su reproductor? ¿El habría sido el que la llevo a mi casa? ¿Se molestaría? Esas y mil preguntas más abordaban mi mente en ese momento… lo último que recuerdo fue haber acostado la cabeza sobre la almohada… dormí muchas horas pero para mí parecieron minutos... las manos de Diana me despertaron…



-Harry ya levántate flojo, tenemos que ir a la escuela



Oh, oh… no, no, no me pregunto si ya habrá regresado… tenía miedo de levantarme de donde estaba… ¿Por qué de todas las habitaciones de la casa tenía que dormir en la que estaba justo enfrente de su cuarto?



Me levante a regañadientes y fui directo al baño a arreglarme... no quería pasar ni un momento extra fuera del cuarto de Diana más que el que fuera suficiente… no me iba a exponer a las miradas furtivas de Severus y Andre no, no me iban a lastimar más. Salí cuando estaba listo, un escalofrió recorrió mi espalda… y baje las escaleras casi corriendo... Diana ya me esperaba en el vestíbulo…



-Vaya que te has tardado eh...-La voz de Diana era de desesperación...



-MM... lo siento… ¿Nos vamos?



-MM. Espera un minuto estoy esperando a Severus y Andre.



Me quede helado ¿Cómo esperaba Diana que yo estuviera en el mismo auto que Andre y Severus? Aunque fueran unos pocos minutos ¿no sabía que iba a morir en cuanto los viera? ¿Qué demonios pasaba con Diana?



-Tranquilo Harry, ellos 2 irán en el volvo. Tú te irás conmigo- Pareció notar mi expresión de espanto…



Resople… no aun así no lo quería ver... bastante duro era con verlo en la escuela… bastante duro era tener que ir a su casa y todavía querían agregar el que lo viera con Andre justo a 2 metros de mi… ¿Qué clase de loco, masoquista y enfermo era yo?¿Cómo podía aceptar aquello?... se me fue el aire... y voltee a ver a Diana que ahora miraba hacia la puerta trasera... seguí el camino de su mirada... y lo vi... lo vi ahí entrando de la mano con su nueva noviecito riendo.



-Oh hola Diana, Harry-Saludo con tono formal



-Oh Severus, me preguntaba si podríamos irnos ya a la escuela... te recuerdo que necesito ayuda para la protección de Harry y yo sola no puedo ir.



Andre me miro con ojos envenenados mientras Severus, solo asintió con la cabeza una vez...



-De acuerdo solo déjanos ir a cambiar…



Esperamos otros 3 minutos a que volvieran a bajar de las escaleras vestidos espléndidamente… Severus llevaba un sweater verde y unos pantalones de mezclilla… Andre llevaba un sweater blanco y unos pantalones de mezclilla... En ese momento una punzada de celos me tomo por sorpresa y arrugue el ceño como demonios podían lucir así con las prendas más comunes bah, pues si yo fuera vampiro también me vería así.



-¿Vamos? -Pregunto Severus cuando bajo por las escaleras observando primero a Diana y luego dándome un rápido vistazo, me sentí en el abismo negro de nuevo.



¿Qué demonios estaba haciendo hay? ¿Mi seguridad valía tanto para estar aguantando esto?... no... Preferiría que Bellatrix me matara, no soportaba la sensación de vacío que tenía mi cuerpo una y otra vez los escasos recuerdos me volvían a la mente... y todo pareció una fantasía… ¿Qué tal si entre Severus y yo no había ocurrido nada? ¿Y si hubiera sido fruto de mi imaginación? Ohm vamos Harry, despierta, decía mi pequeña vocecita en mi fuero interno.



Y ahí fue cuando me decidí… nunca más ni una sola lagrima más por Severus Snape, lo olvidaría así fuera lo último que hiciera... y ya sabía la manera…NECESITO A ARTURUS URGENTEMENTE!!!
Volver arriba Ir abajo
Yuki Fer
As de oclumancia
As de oclumancia
avatar

Mejor posteador del mes  (Mayo 2015) Yo entré-Mes del amor [Mejor posteador del mes] Enero 2015 [Mejor posteador del mes] Junio 2014 Yo entré-Vacaciones 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015
Femenino Cantidad de envíos : 1500
Fecha de nacimiento : 07/04/1992
Edad : 26
Galeones Snarry : 101529
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Lograndr lo imposible capitulo 3   Vie Jun 06, 2014 10:05 pm

oh sensei que cruel eres pobre harry porque no se nego eso le hace mas daño... :'( pobre harry maldito severus...T___T como se atrevio a cambiarlo por ese baka...y encima quiera protegerlo....T__T baka
Volver arriba Ir abajo
http://yukif.livejournal.com/
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 30
Galeones Snarry : 26398
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Lograndr lo imposible capitulo 3   Dom Jul 06, 2014 3:44 pm

Pobre Harry espero que pueda ir a ver pronto a Arturus, creo que necesita sacar un poco del sufrimiento que tiene
Volver arriba Ir abajo
IndraSnape
Explota calderos
Explota calderos
avatar

No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 56
Fecha de nacimiento : 10/05/1995
Edad : 23
Galeones Snarry : 5721
Fecha de inscripción : 03/09/2013

MensajeTema: Re: Lograndr lo imposible capitulo 3   Miér Jul 09, 2014 12:19 am

Cuando estamos así cualquiera necesita un escape como Harry.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lograndr lo imposible capitulo 3   

Volver arriba Ir abajo
 
Lograndr lo imposible capitulo 3
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de IndraSnape-
Cambiar a: