La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Una verdadera sorpresa. Capítulo 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93542
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Una verdadera sorpresa. Capítulo 1   Sáb Mayo 24, 2014 1:14 am

Una verdadera sorpresa
Resumen: Harry está de cumpleaños y lo único que desea es estar con su amante, pero este no aparece por ningún lado ¿Dónde demonios está metido Severus Snape?
Géneros: Humor, Romance.
Clasificación: NC-17
Advertencias: AU=Universos Alternos, Chan=Adulto/Menor, Lemon.
Capitulo: 2

flower  flower  flower  flower  flower  flower 

Capítulo 1


Caminaba por los pasillos que daban al despacho de su amante, esperando poder encontrarlo en el lugar. Le había preguntando al director del instituto si le permitía ir a buscar a Severus al despacho. Dumbledore le miro alzando una ceja y le dio el paso sin preguntarle mucho más. Harry sabía que el director estaba algo loco, usaba unas ropas que rayaban en el excentricismo y sus discursos eran bastante desconcertantes a veces, pero el tipo en si era un genio, por lo menos a la hora de controlar a maestros y alumnos que se sublevaban. De hecho, estaba seguro que si no fuera por que es tan bueno en el arte de controlar a la gente, ya estaría internado en una clínica psiquiatrita por sus desbarajustes momentáneos, pero ¿Quién era él para juzgar al viejo hombre? Él mismo era una persona que no entraba en los parámetros de normalidad. De hecho, sus padres aun no entendían como era posible que anduviera con un tipo que le doblaba la edad y que –según palabras de su amigo Ron- compartían una obsesiva situación casi marital. Como era lógico a estas alturas de la vida, su amigo y varios más, aun no comprendían por que demonios se fue a enredar con un hombre tan “especial” como lo era su ex profesor.

Harry tenía que admitir que su vida con Severus era bastante difícil a veces. Aunque también tenía muchas ventajas. Snape era un perfecto amante y, aunque podría haber situaciones hostigosas, un hombre al que podría amar por el resto de su vida por sus casuales situaciones románticas. Casos muy aislados, por su puesto.

Lo que le llevó a buscarlo hoy fue precisamente la desaparición misteriosa de su amante. Sabía que estaría en su despacho a la hora que terminaba con sus reuniones antes del inicio de clases. Era un verdadero alivio ya no tener que ir a Hogwarts a estudiar, pero se le hacía raro que su pareja no estuviera en la mañana en su casa. Había llegado la noche anterior para que celebraran juntos su cumpleaños numero veintiuno  y habían hecho el amor hasta la saciedad. Había disfrutado como siempre, sintiendo como Severus lo clavaba contra la cama y se encargara de hacerlo llegar al orgasmo por lo menos tres veces, cosa que no habían hecho nunca, tomando en cuenta que una de las veces fue él quien domino la situación, literalmente- y Severus, de una manera que nunca se imaginó, lo había guiado de manera tranquila, casi como cuando se encerraba en sus pociones. De hecho, hubo un momento en la noche en que de verdad pensó que estaba creando una poción con Severus en vez de hacer el amor, pero ciertamente, el cuidado con que le tomó, había hecho que viera un millos de estrellas, y lo mejor es que no era mentira, si cuando llegaron al segundo orgasmo, había cerrado con fuerza los ojos y su vista se nublo y miles de centellas se le presentaron tras los parpados.

Dejó de rememorar sus calientes recuerdos de la noche anterior para poder centrar su atención en buscar a su amante. Lo primero que había hecho cuando despertó, fue notar que Severus ya no se encontraba a su lado. De hecho, estaba solo en la cama y se notaba que su amante lo había dejado hace poco, por que el calor de las sabanas así lo demostraban. Se había ido directamente al laboratorio que estaba en el sótano de la casa que compartían. Le desconcertó que su pareja no se encontrara tampoco ahí. Sus cosas no habían desaparecido tampoco, su maletín de trabajo y esa gran cantidad de ingredientes que tenía almacenado y que parecían pon haber sido revueltos por nadie, era como si se hubiera evaporado por obra de la magia. Siempre Severus le decía que sus experimentos eran magia, que cada producción química que realizaba era una mágica experiencia. De hecho hubo veces, cuando fue su alumno, que de verdad parecía hacer magia en los laboratorios de ciencia. Él estaba seguro de que Severus tenía muchos admiradores, por que notaba en la mirada de anhelante de los chicos y chicas que se perdían en los movimientos de su amante cuando los tenía que enseñar.

Le había preguntado a su amiga Hermione, profesora recién egresada de historia y que enseñaba en el mismo instituto que trabaja Severus, si lo había visto llegar por haya, pero le había respondido, aguantándose la risa, que no, que su amante “supuestamente secreto” no estaba hay y no tenía por que ir ese día. Harry sabía eso también. Severus le había dicho que había pedido no tener que ir a esa estúpida reunión por pasar el día con él, pero también sabía que había cosas en el despacho de Severus que había olvidado la noche anterior, y se imaginó que podría haber ido por ellas temprano para no molestarlo.  Cosa que quedó completamente descartada en ese momento. No había nadie en el despacho y se notaba que se había mantenido cerrada, las cosas de su pareja estaban en el mismo lugar de siempre esto es raro pensó para si mismo y prefirió ir a hablar con el director, quizás el hombre sabía algo de su desaparecida pareja.

— ¡Harry, muchacho, que bueno que estas por aquí! —Le dijo animado, alcanzando al chico que caminaba hacia él.

—Director, quiero saber si sabe algo de Severus —Le preguntó esquivando el abrazo feroz al que el anciano siempre le sometía.

—No lo sé, pero si sé que tus amigos te buscan…

—Pero Severus…

—No te preocupes, muchacho, si llegó a ver a Severus le diré que te alcance en casa, estoy seguro que también estará pendiente de ti.

Harry no creía mucho en las palabras del director, pero no tenía muchas más pistas del paradero de su amante.

—Esta bien, me iré, pero por favor, dígale que valla a casa en cuanto lo vea.

—Lo haré muchacho, no te preocupes.

Harry salió del instituto mirando hacia todos lados, por si encontraba a Severus cerca del lugar. Al ver que no sacaba nada con seguir dando vueltas prefirió llegar a su casa, pero antes tenía que avisarles a sus amigos que estaba bien. Sacó su celular y marcó el numero de Ron y esperó hasta que le contestara, pero no pasó, así que marcó a Hermione, esperando que estuviera con su novio.

—“¿Harry?” —Se escucho al otro lado.

—Sí, Hermione. El director me dijo que me estaban buscando.

—“Sí, lo que pasa es que te fuimos a saludar a tu casa, pero no estabas… ¡A propósito, feliz cumpleaños, Harry!”

—Gracias, amiga —dijo divertido —estaba buscando a Severus.

—“¿Qué paso con ese hombre tuyo? “

—No sé, esperaba poder encontrarlo… espera… ¡Taxi! —Se subió al auto que paró frente a él —. Mitshuar a la altura de 6800, por favor —le indicó al taxista que se puso en camino —. Ya voy de regreso a casa.

—“¿Ya vas?” —Su voz sonó algo nerviosa y Harry sintió mucho ruido tras el teléfono —“. Lo siento, los chicos están jugando aquí.”

— ¿Quiénes?

—“Ron y sus hermanos, les dio por ver un partido de futbol y movieron todo de su lugar.”

—Bien. Yo sólo llamaba para reportarme, ahora iré a casa.

— “¿Te molestaría que fuéramos en un par de horas?”

—Claro que no. Sabes que me encanta que me acompañen.

—“Bien, entonces nos vemos en un rato.”

Harry colgó el celular y se quedó viendo el paisaje, ya eran cerca de las tres de la tarde, y lo más probable es que Severus llegara pronto, y de verdad esperaba que así fuera, por que quisiera pasar lo que le quedaba de cumpleaños junto a su pareja. Llegó a casa cerca de media hora después y le pagó al taxista la carrera. Caminó a la entrada y se dio cuenta de que la puerta esta abierta. Lo primero que pensó fue que Severus había llegado, pero luego se detuvo al recordar lo encontrar que estaba su pareja de que la entrada quedará abierta, así que esa posibilidad quedaba completamente descartada. ¿Quién entonces estaría en casa? Se asustó mucho de que hubiera ladrones adentro, pero todo lo que tenía estaba en ese lugar, así que armándose de valor se encaminó a la casa, tratando de ver que podía pasar adentro. Sintió murmullos y su sangre se congeló. Si había ladrones, eran más de dos. Estuvo a punto de tomar su celular para llamar a la policía, pero no alcanzó a hacerlo cuando una mano lo atrajo desde adentro de la casa. Pataleo y le pegó a quien lo sujetaba hasta que se canso, sin atender a los gritos de que se calmara, hasta que abrió los ojos y reconoció un rostro amigo.

— ¿Ron? —Preguntó al ver su pelirrojo amigo con la cara roja, seguramente le había golpeado. Entonces lo entendió — ¡Demonios, Ron! —Le gritó soltándose del abrazó al que estaba siendo sometido, así que se fijo en cuantas personas más estaban en el lugar —. Claro, ¿Cómo no lo pensé antes? —Preguntó en voz alta, al ver a todos sus amigos, incluyendo al director en el lugar.

— ¿Sorpresa? —Dijo Hermione, un tanto nerviosa por la cara descompuesta de Harry.

—Chicos, realmente casi muero del susto —dijo realmente molesto — ¿Creí que me estaban asaltando?

—Lo sentimos, pero tú tienes la culpa. Mira que asustarte por tan poco.

Harry trató de no gruñirle algo a su amigo. Ron era muy raro a veces. Dirigió su mirada al centro de la casa, todos sus amigos ahí, saludándole y deseándole un feliz cumpleaños. Y él l único que quería era ver a Severus, quien no estaba, como era de esperarse.


Continuará...

Siguiente capítulo


Última edición por Majo-san el Dom Jul 13, 2014 10:56 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 29
Galeones Snarry : 25294
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Una verdadera sorpresa. Capítulo 1   Dom Jun 01, 2014 8:48 pm

pobre Harry el susto estuvo bueno y donde esta Severus el ya me empieza a preocupar
Volver arriba Ir abajo
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93542
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Re: Una verdadera sorpresa. Capítulo 1   Lun Jun 02, 2014 12:41 pm

Sí, está preocupado, pero como dice el Fic, es una verdadera sorpresa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una verdadera sorpresa. Capítulo 1   

Volver arriba Ir abajo
 
Una verdadera sorpresa. Capítulo 1
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: