La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... Juno Snape...28 de mayo

Ir abajo 
AutorMensaje
Juno Snape
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

Yo entré 2 (D.I.S. 2014) Juego del verano 2 Juego del verano 1 Tú eliges cómo continuar 1 El pergamino Apolillado-Navidad 2015 Navidad 2015 Yo entré-Mes del amor Yo traje mi regalo
Femenino Cantidad de envíos : 329
Fecha de nacimiento : 13/09/1991
Edad : 27
Galeones Snarry : 61469
Fecha de inscripción : 27/04/2012

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... Juno Snape...28 de mayo   Mar Mayo 28, 2013 1:45 pm

a) Título del fanfic: 2 Semanas conociendo la felicidad

b) Autor (a):valethsnape

c) Link a la historia:http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=22453&ageconsent=ok&warning=5

d) Fragmento que deseen recordar del fanfic en cuestión.:
La verdad Severus se quedo como si no hubiese dicho nada, sabia que sus palabras habían sido muy duras, pero por eso no dejaban de ser ciertas, el no quería y no tenía porque explicarle algo que le terminaría haciendo tanto daño como a si mismo.


Harry dejo sus cosas en una palma y se quito la ropa que dando en bañador que esta vez era negro, se sentó en la arena y dejo sus pensamientos volar.


La verdad le agradecía mucho a Hermy que lo arrastrara a venir a este viaje, pero aun estando aquí y junto a Snape sentía ese vació que siempre había tenido en lo profundo de su alma, una vez creyó que sus amigos lo llenarían y lo hicieron, hasta que le dieron la noticia que después de un año de noviazgo, se comprometían en matrimonio posiblemente casaran cuando terminaran el colegio, ahí sí que se sintió solo, pero no más que en este momento, se sentía usado y extrañamente viejo.


Si aunque solo tuviera 17 años sentía que había vivido como un hombre de 50, la verdad se arrepentía de muchas cosas que había echo, como no tratar de parar esta guerra antes, habría evitado mas muertes, pero sabia que no se arrepentía de sentirse usado, no por lo menos por Severus Snape, aunque eso le hacia odiarse más.


¿Cómo podía ese hombre controlarlo de esa manera? ¿Aun mejor como podía controlarlo, dejándolo libre? Estaba confundido, pero tenia miedo de saber con claridad las cosas, la realidad siempre había sido cruel con él y sabía que esta vez no seria diferente.


Extrañaba en estos momentos Ron y Hermione, sus amigos consejeros, ellos sabrían que decirle en estos momentos, extrañaba Hogwarts su paz, sus pasillos, ¡su comida! su ambiente de hogar, Si eso era lo que mas extrañaba de todo “su hogar” la verdad uno que nunca había tenido, y habría deseado con ansias conocer, pero la cosas no pueden pasar como queremos, él le toco afrontar la vida solo y hasta ahora creía que lo hacia bien, pero le hubiese gustado ver el alborotado cabello de su padre y las brillantes esmeraldas de su madre, había muchas cosas que el le hubiera gustado descubrir.




Se levanto y comenzó a pasear por la playa, lagrimas cubrían su rostro, él no parecía tener intención de secarlas, se adentro un poco al mar y miro al horizonte ¡como le hubiese gustado ver esto antes! Con sus padres trayéndolo tomado de a mano y no ahora solo.

De repente sintió una mano tomar la suya, al voltear ahí estaba él, Severus mirando al frente, con expresión melancólica, no le dijo nada solo se quedo allí, agarrando su mano, Harry fijo su vista en el cielo y habló en voz baja:


—Juro que algún día el vendrá junto a mi ustedes y yo le mostraremos este paraíso.


Severus lo escucho, no sabia que quería decir Harry, pero por su voz sonaba importante, así que agrego:


—Y yo vendré contigo.



Harry volteo y embozo una sonrisa, el mayor se acerco, limpiando sus lágrimas, le dio un beso en la mejilla y le susurró:


—Me gustas más cuando estas sonriendo, Harry.


Harry se sentó en la orilla del mar donde quebraban las olas, Severus lo acompaño.

—Lo siento, no debí tratarte de esa forma a veces me olvido de lo que significas para mí –dijo el hombre mirándolo


— ¿Qué significo para ti? –Cuestionó Harry con la vista perdida en los onix de su acompañante.

—Eres alegría, sinceridad y paz, todo lo opuesto de mis pensamientos, eso es lo que mas me gusta de estar a tu lado, me olvido completamente de que yo y el mundo existe.


—El mundo existe severus, solo que nosotros decidimos cuando enfrentarlo, aunque tarde o temprano nos alcance, y nos haga despertar de “este sueño”.

— ¿Cuánto falta para que nos alcance? –preguntó Severus mirando los verdes ojos de Harry


—Una semana –respondió el ojiverde con un nudo en la garganta.

—Tengo una semana para quererte, conocerte y olvidarme de ti –la voz del mayor tenía un deje de melancolía.

(...)Harry que no aguantaba la incertidumbre, miro el reloj eran las 5:35 el sin poder aguantarse bajo a ver que sucedía.

Cuando se asomo, los vio tomados de la mano, Severus estaba increíble, y la señora malfoy como siempre elegante.

Cuando alcanzo a oír algo escuchó.

— ¿Alguien tiene algún impedimento para que se lleve a cabo esta boda? –mirando a los presentes.

Todos miraron a todos, los novios, voltearon a mirar a sus invitados, Narcisa fijo su vista en Harry que estaba sentado entre los últimos asientos, Severus también lo vio y suspiro, cuando el silencio se hizo patente una voz dijo:

—Yo tengo un impedimento -Una voz ronca y cansada.

Narcisa sonrió, de todo el mundo no esperaba que fuera él.

Severus se volteo a la novia y le dijo:

—Lo lamento pero esto es ridículo tú y yo no nos amamos, siempre te cuidare, velare por ti y Draco, pero este matrimonio es una locura –Tomando sus finas manos.

— ¡Al fin! –Exclamó la mujer sonriendo, empezó a bajar del altar, Severus la vio marcharse, esta cuando iba por la puerta se detuvo.

—Toma Potter, tal vez tengas más suerte que yo –Dejo en las manos del joven el hermoso ramo, caminando junto a un alegre Draco.

Los invitados empezaron a murmurar, Harry sentía una inmensa confusión, aunque estaba feliz porque Severus no se había casado, también una tristeza al saber que Severus nunca llegaría amarlo.

El ojinegro veía a la gente marcharse y él se quedo allí, parado en el altar, cuando todos se hubieron ido, él se sentó en el piso y cerró sus ojos.

Al sentir pasos los abrió, encontrándose con las hermosas esmeraldas mirarlo, el joven se sentó a su lado y entregándole el ramo le dijo:

—Lo siento –viendo como Snape rechazaba el bouquet diciendo.

—Es tuyo, como dijo Narcisa, algún día te traerá suerte –con cansancio en su voz.

—No lo creo –Tocando su vientre por debajo de la túnica Blanca que llevaba.

Severus hizo aparecer su licor favorito y sirviéndose le ofreció a Harry:

—¿Quieres?

—No, gracias –negó cautelosamente.

Éste se tomo su vaso entero en un solo trago y le susurró a Harry:

—A pesar de todo me siento bien, tal vez no cumplí con la promesa que le hice a Lucius pero me siento libre, como en vacaciones –Mirando la cara del joven que estaba un poco pálido.

Harry sentía su mundo dar vueltas, el bendito olor a licor lo traía mareado, que podía decirle a Severus, “me voy porque tengo nauseas”

El moreno se levantó y tambaleándose dijo:

—Voy a enfer….-pero no acabo cuando sintió su ahora desvanecerse en la oscuridad.

Antes de que el ojiverde diera contra el duro piso Severus lo atrapo entre sus brazos, este pudo ver que el chiquito estaba gordo y pesado, así que levitándolo lo llevo a la enfermería.

Cuando estuvieron allí la señora Pomfrey que ya extrañaba a Harry le dijo que lo acostara sobre la cama.

Al examinarlo, y ver su composición física tuvo la ligera sospecha de los que le estaba pasando así que extrayendo su sangre fue a hacerle unos análisis mientras dejaba estabilizado al chico a base de pociones.

Severus se sentó en una silla al lado de la cama viendo dormir a Harry, este se movió un poco y se despertó con una gran pereza.

Al toparse con los ojos negros de su amor, sonrió preguntando.

— ¿Dónde estoy? ¿Soñando? Si es así, no quiero despertar todavía. –mostrando una bella sonrisa.

—Lo siento jovencito pero no estas soñando, estas en la enfermería, te desmayaste –dijo seriamente el mayor.

Harry se incorporo de golpe, se sentó en la cama y preguntó.

—¿Ha dicho algo madame pomfrey? –con visible angustia.

—No, pero ya vuelve –Mirando la cara de nervios de Harry.

Al cabo de un rato en silencio Harry le preguntó.

—¿Por qué te quedaste?

—Te dije que me importabas, pues no mentí, no suelen gustarme las mentiras –dijo Severus tranquilamente, Harry sintió su estomago revolverse ante esas palabras, de cierta forma el le había estado mintiendo al no decirle lo del niño aunque no fuera del todo seguro.

En ese instante llego pomfrey con los resultados que sin previo aviso le tendió a Severus.

—Creo que el personal docente debe ser informado –con severidad, Snape sorprendido tomo el papel y leyó.

Harry James Potter Evans


PRUEBA DE EMBARAZO HA SIDO POSITIVA
EDAD DE LA CRIATURA: 5 MESES
SEXO: MASCULINO

Levanto la vista encontrándose con unos curiosos unos verdes que con pena preguntaron:

— ¿Es cierto, estoy embarazado? –más era su emoción que su nerviosismo.

Severus le paso el papel y el joven se le ilumino la cara con una sonrisa al ver lo que decía, como en costumbre se toco su pancita y se quedo así un buen rato.

La enfermera indignada preguntó.

— ¿Quién es el otro padre señor Potter? Porque necesitara su ayuda, en realidad de mucha gente, esto no va a ser fácil.

Severus contestó.

—Yo soy el otro padre, lo ayudare, avísale al director, dile que mañana los reúna a todos los profesores y los informe, después iremos y hablaremos sobre los riesgos de este embarazo, ahora te pido que me dejes solo con Harry.

La enfermera se marcho dejando a los futuros padres solos.

Harry iba a hablar cuando Severus se le acercó y le preguntó.

— ¿Por qué no me lo dijiste?

—Era solo una sospecha, no quería arruinar tu boda –habló Harry suavemente.

(...)Habían pasado ¿Cuánto? No sabía, solo que la luna se acercaba orgullosa mientras el cielo se estaba tiñendo de negro, el parto estaba terminando, Harry había pasado todo este tiempo pujando, según Alexia era normal ya que el cuerpo de un hombre no estaba diseñado para un embarazo por lo que el alumbramiento era mas lento.

Harry había soportado todo eso sin quejarse, él sentía cierto orgullo hacia el joven, este pujaba fuertemente hasta quedar sin aliento para empezar otra vez, ya la mitad del niño estaba fuera, Severus ya estaba viendo sus finos rasgos a pesar de la sangre que lo cubría.

El ojí-verde mientras tanto se sentía débil, si no fuera porque su bebe estuviera en su vientre caería inconciente, pujo fuertemente de nuevo, sintiéndose libre por fin después de tantas horas, se dejo caer sin mas en la camilla, cerrando los ojos, oyendo el llanto de su criatura lejos, dejándose llevar por la atrayente oscuridad.

Severus miraba embelezado al retoño, este fue limpiado por madame, colocado en sus brazos mientras alexia limpiaba a Harry y lo curaba.

Al levantar la vista vio algo inesperado Harry tenia los ojos cerrados y sobre las mantas no se veía signo de respiración, se acerco con el niño en brazos, acaricio sus cabellos dejando las lágrimas correr libres por su rostro, bajo a atenta mirada de las mujeres, acerco sus labios a los de Harry, para luego separarse al oír el llanto de su bebe, éste vio como el bebe abría la boquita y los ojos, estos eran verdes acaramelados, él sonrió mientras lo acomodaba en la manta.

Alexandra se acerco al hombre y este coloco el bebe en los fuertes brazos de Harry, mirando a ambos se sentó a su lado llorando a lagrima viva.

La muchacha soltó lágrimas involuntarias al ver la escena apoyando su hombro en el de madame se echo a llorar junto a la enfermera.

Unos ojos verdes volvieron abrirse para ver la escena mas triste que hubiera presenciado un padre llorando la perdida de su amor y dos mujeres la perdida de un buen amigo, en sus labios se curvo algo semejante a una sonrisa, moviendo suavemente sus débiles manos, las poso en unos suaves cabellos negros revolviéndolos, el dueño de estos levanto la vista, para encontrase con unas cansadas esmeraldas mirarlo con amor, mientras que con voz débil le decía:

—También te amo Severus –mientras lloraba de felicidad.

El hombre salto de alegría al ver a Harry vivo y aun mas diciéndole tan bellas palabras en ese momento estuvo seguro de algo su vida era perfecta.

e) Razones por las que recuerdan ese fragmento en especial.: Es una historia entretenida con mucho drama, eso de que se aman pero no pueden, Maldito Severus ¬¬ cno su compromiso con narcissa >.<, pero terminan juntos con una hermosa familia, es una historia divertida que te hace sufrir un poco en especial cuando nace su bebe! oh cuando parece que se iba a casar, pero vale la pena leerla, aun la recuerdo Smile
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... Juno Snape...28 de mayo
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: