La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 18 de Mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93725
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 18 de Mayo    Sáb Mayo 18, 2013 8:35 pm

Titulo: Rómpeme el corazón
Autor: Araleh Snape
Link: http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=36562&index=1

Fragmento:


— Pues no es suficiente. —aseguró respirando hondo en un intento de normalizar su respiración—. Solo con verlo me siento mal, ya ni siquiera puedo tener control de mí mismo, mi frecuencia cardiaca sufre aceleraciones sin sentido, todo gira alrededor, tengo dolores que nunca había experimentado… ¡y este maldito órgano sigue sin querer obedecerme! —concluyó señalando el sitio en su pecho donde se aloja su corazón—. Hágame un favor, y aléjese de mí, Potter, o si no, entonces seré yo quien deba marcharse.


Harry bajó la mirada por un par de segundos antes de ponerse de pie y dirigirse hacia la puerta. Snape le vio hacerlo y sin saber porqué, en lugar de que el alejamiento del chico le aliviara el dolor, se lo acentuó.


Sin embargo, Harry no llegó hasta la salida. De pronto regresó sobre sus pasos volviendo a ocupar su lugar junto a Snape.


— Entonces yo también debo estar enfermo, Señor. —aseguró nervioso.

— ¿De qué está hablando?

— De que mi corazón también late muy fuerte cuando lo veo o lo siente cerca, mi estómago se contrae y un nudo muy apretado se forma en mi garganta casi impidiéndome respirar. Además, siento un ardor intenso en cada sitio de mi cuerpo por donde pasa mi sangre… y también me duele.


Snape le miró confundido, así era justo como él se sentía, sin embargo, Harry no parecía temeroso por su salud.


— ¿Es cierto eso, Potter? ¿Ha acudido con algún medimago?... tal vez deba investigar más al respecto, esto no puede ser normal.

— Para mí es lo más normal del mundo desde que me di cuenta que nunca me pasó con nadie… solo con usted.

— Bien, si a usted no le importa su salud a mí sí me interesa la mía, hablaré con mi medimago sobre sus síntomas, tal vez se trate de alguna enfermedad contagiosa… de ser así, entonces deberíamos tomar las medidas pertinentes para no propagar el agente nocivo.

— ¿Qué es lo que le dice su medimago sobre su “enfermedad”? —preguntó Harry intentando no sonreír demasiado por la teoría de Snape.

— Que debo darle oportunidad a mi corazón de latir a su ritmo… asegura que si se ejercita se fortalecerá y el dolor se irá.

— Interesante teoría… ¿Quiere que le ayude a ejercitarlo?


Snape le miró burlón, no tenía duda de que Harry Potter no sabría cómo lograr un procedimiento médico ¿qué podía saber un imberbe mocoso ignorante?


Para su sorpresa, de pronto tenía a ese mocoso ignorante sentado tranquilamente a horcajadas sobre sus piernas.


— ¿Se puede saber qué está haciendo? —preguntó, y su voz temblorosa le descontroló, sin embargo, Harry parecía no haberse dado cuenta de ello.

— No se preocupe por lo que haga… En todo caso, creo que quien corre peligro de muerte soy yo.


Harry sonrió un poco mientras se inclinaba hasta unir sus labios a los de Snape.


Severus abrió los ojos con intensa sorpresa, puso sus manos sobre los hombros del ojiverde pero no se atrevió a hacer nada más, estaba demasiado ocupado percibiendo las emociones de una boca suave y juvenil succionando con algo de timidez.


Vio como su ex alumno sí tenía sus ojos cerrados y un suave tono rosado se había apoderado de sus mejillas. En ese momento sintió demasiadas cosas, pero no podía evitar preocuparse al sentir que su corazón, ya acelerado, latía todavía más fuerte, su sonido retumbaba en sus oídos. Y aun así, no lograba tener la fuerza necesaria para suspender el beso.


Fue Harry quien primero se separó, sin prisas, suspirando cálidamente en el rostro de Severus quien continuaba observándole alelado.


— ¿Es acaso esta una nueva forma de liberarse de mí, Potter? —cuestionó Snape sin lograr que su voz tomara el tono de reproche que pretendió.


El chico abrió los ojos sin molestarse. Tan solo buscó las manos de Snape para llevarlas hacia su pecho abrazándolas con cariño.


— Siente como late mi corazón. —susurró enfebrecido—. ¿Puedes sentirlo?


Snape asintió el silencio, estaba totalmente asombrado al descubrir que los latidos de Harry eran tan fuertes y acelerados como los suyos. Buscó nuevamente su mirada encontrándose con un brillo especial en esos ojos verdes que provocó en él una sensación de vuelo.


— ¿Q-qué… porqué?

— Porque me gustas. —confesó Harry alargando sus manos para acariciar el rostro del ojinegro—. Y eso es también lo que sientes, Snape. Tú no estás enfermo, tú me deseas tanto como yo a ti.

— Eso es…

— ¿Te atreverías a negarlo?

— ¿Me desafías?

— No. —dijo después de un par de segundos—. Eres peligroso de desafiar, no quiero que niegues tan solo por hacerlo. Demos por hecho lo que ambos sabemos, y ahora Snape, llévame a tu cama y hagamos que nuestros corazones estallen.


Severus se esforzó como nunca en su vida para que la luz de su razón, que ahora titilaba débilmente en algún recodo de su mente aturdida, resurgiera y le ayudara a encontrar las palabras adecuadas para concluir con ese momento dejando a Harry avergonzado por su atrevimiento.


Sin embargo, cuando el joven volvió a inclinarse hacia él, respirando jadeante y provocativo en su oreja, mandó al demonio cuanto razonamiento quisiera impedir que esa noche tuviera sexo… y sexo con Potter.


Fácilmente logró ponerse en pie sosteniendo a Harry por su cadera. A pesar de que el Gryffindor había crecido un poco más, su cuerpo era ligero y ágil. O quizá es que estaba tan deseoso que hubiese podido levantar el castillo entero si incluía a Harry Potter en su interior.


(Me encanta la absurda inocencia de Severus en este Fic. Sólo él puede confundir el amor con una enfermedad cardiaca)
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo... por Majo Walles. 18 de Mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: