La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Un mes para el recuerdo… por Lizie CoBlack, 5 de Mayo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lizie CoBlack
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

[Reto de Fanfics]Renovación Tú eliges cómo continuar 2 Reto libre de fanarts D.I.S. 2014 No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 162
Fecha de nacimiento : 24/02/1995
Edad : 22
Localización : Morelos, Mexico
Galeones Snarry : 7690
Fecha de inscripción : 22/08/2012

MensajeTema: Un mes para el recuerdo… por Lizie CoBlack, 5 de Mayo   Dom Mayo 05, 2013 9:48 pm

a) Título del fanfic: ¡¡¡Él!!!

b) Autora: Pichurri

c) Link a la historia: http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=1504


d) Fragmento que deseen recordar del fanfic en cuestión.

“-La vida de ese chico esta en tus manos, Severus - dijo Remus - No dejaras que viejas rencillas se interpongan entre el bienestar del chico y de la comunidad mágica con tu afán de venganza.-

Después de varios minutos de silencio Snape se dejó caer en la silla pesadamente a la vez que pronunciaba en un susurro su capitulación.

-Está bien Albus, tu ganas-

Dumbledore se levantó y se acercó a él, le puso una mano sobre el hombro diciéndole

-No Severus, aquí no hay ganadores, solo dos personas que se necesitan, no me mires así porque aunque tú no lo quieras reconocer, necesitas una persona a tu lado que te haga feliz y sé que Harry te puede dar una sorpresa. Te aseguro que no te arrepentirás.
Snape contestó con una mueca.”





“-Yo no busqué la fama como usted puede pensar y no le tengo miedo, me he enfrentado varias veces con Voldemort y no creo que usted esté a su altura para que yo me pueda preocupar y en cuanto al hechizo si usted no tiene problema en hacerlo porque tendría que tenerlo yo - contestó Harry con furia a su profesor.

Snape que se encontraba apoyado en la pared con los brazos cruzados sobre su pecho lo miraba con una ligera sonrisa burlona en los labios.

Tanto Dumbledore como Remus sonrieron al darse cuenta de la astucia del profesor al retarlo para aceptar el hechizo y Harry había caído de lleno en la trampa.

-Bueno, ya que estamos todos de acuerdo, lo mejor será empezar. Acercarse los dos- tanto Snape como Harry se situaron en medio de la sala

-Severus extiende la mano- dijo Dumbledore

Este extendió su brazo con la palma de la mano abierta hacia arriba.

-Ahora tú Harry, pon tu mano en la suya-

Harry hizo lo que le mandaban. Se sentía intimidado, el chico no estaba acostumbrado a tanta familiaridad y menos con Snape. Este le sujetaba la mano con firmeza pero sin apretar demasiado.
Dumbledore empezó a recitar el conjuro en una lengua desconocida, después de media hora fue apareciendo una luz blanca en forma de cuerda que rodeo las muñecas de ambos. Harry notó que el corazón empezaba a latirle con tal fuerza que parecía que se le iba a salir del pecho llenándose de un sentimiento aún desconocido para él y que lo unía sin compasión a la persona que le sujetaba la mano. Levanto su mirada hacia él y no pudo evitar que el rubor cubriera sus mejillas al ver unos ojos entornados fijos en él.
Todo había acabado, estaba demasiado perdido para notarlo, cuando escucho la voz del director.”





“-La puerta de la izquierda es su dormitorio, el mío es el de la derecha y al fondo del pasillo está el baño. Bueno, es muy tarde será mejor que descanse Potter mañana nos espera un día muy duro. ¡Ah!, otra cosa - hizo una pausa como buscando las palabras correctas -quiero que entienda una cosa Potter, voy a ser su tutor y como tal no voy a permitir que haga lo que le viene en gana, seguirá teniendo las mismas obligaciones y los mismos privilegios que sus compañeros. En cuanto a... -Snape dio un paso hacia Harry que se vio atrapado entre el muro del pasillo y el cuerpo dominante de su profesor - nuestra...hum...llamémosla "relación personal", soy un hombre posesivo y no me gusta compartir - apoyo sus manos contra la pared a ambos lado del chico acerco su cara hasta rozarle la mejilla y le susurró al oído - la infidelidad se paga cara, entiendes Harry-
El chico asintió lentamente con la cabeza. El cuerpo de Snape tan cercano al suyo, rozándole, le provocaba un estremecimiento que le recorría todo el cuerpo.

- No te oigo Harry- continuo su profesor con suavidad

-Si...si señor - balbuceo el chico con dificultad

Snape se enderezo de nuevo observando la cara de su pupilo. Sus ojos estaban cerrado, las mejillas con un ligero color sonrosado, los labios ligeramente entreabiertos y la respiración agitada. Su sorpresa fue enorme nunca antes había visto reflejado con tanta claridad la inocencia en un rostro. Ahora estaba seguro, el chico jamás había mantenido relaciones íntimas.”





“Harry entró corriendo al dormitorio cerró la puerta y se recostó en ella. ¡¡¡ Qué diablos había pasado ahí fuera!!! , nunca había sentido algo parecido, todavía podía sentir el olor de su profesor y el roce de su cara contra la suya y ¡¡¡ le había gustado !!!.”




“Snape entornó los ojos peligrosamente, en un rápido movimiento lo atrapó con una mano por la cintura y lo atrajo hacia el dejándolo pegado a su cuerpo mientras que con la otra le sujeto la nuca. Harry intentó liberarse pero la fuerza de su profesor era bastante mayor que la suya.

- bien, puesto que no eres un crío no hay problema si nos comportamos como adulto, no Harry - dijo bajando lentamente la cabeza.

Sus labios rozaron suavemente los del chico para acto seguido apoderarse de ellos con su boca. Harry que se había quedado petrificado al sentir los labios de su profesor sobre los suyos reaccionó y volvió a luchar con toda sus fuerzas, pero Snape lo apretó con más fuerza contra su cuerpo obligándolo a abrir la boca y tomando posesión de ella. Introdujo su lengua en la boca del chico acariciándolo, rozándole los labios, haciéndole vibrar, pero por encima de todo exigiéndole su sumisión, quería que el chico supiese quien era su dueño.

Harry sentía un calor subiendo por su cuerpo que le instaba a dejarse llevar, a desear más del hombre que lo sujetaba, por lo que dejó de luchar dejándose llevar por las dominantes caricias y correspondió con timidez y torpeza. Todo le daba vuelta y su cuerpo se veía invadido por unos escalofríos y unos temblores que lo hicieron agarrarse a los hombros de su tutor para no caerse.

- te advertí Harry, conmigo no se juega, te guste o no " Eres mío" - le recalcó - Y no tolerare ese tono de voz ni tus escapadas por las noches, entendido, sino atente a las consecuencias- le dijo Snape sin soltarlo y con voz seria

Harry tenía su frente apoyada sobre el pecho de su tutor y unas lágrimas salían de sus hermosos ojos. Le dolía demasiado saber el poder que tenía su maestro sobre él. Se avergonzaba de no poder, mejor dicho no querer combatirlo. Se sentía vulnerable.
Poco a poco fue cerrando los ojos dejándose llevar por la suave respiración del hombre, estaba tan agotado que no se dio cuenta cuando su tutor lo llamó por su nombre, solo notó que alguien lo cogía en brazos llevándolo a su habitación. Abrió con dificultad los ojos para encontrarse con la mirada penetrante de su tutor que lo cargaba, soltó un suspiro y luego acomodo la cabeza en su pecho y se quedó dormido.

Snape no pudo evitar apretarlo más contra su cuerpo, " Dios mío es tan dulce " pensó recordando el momento en el que el chico le correspondió entrelazando sus lenguas. Se notaba que el chico nunca había besado, pero a él, acostumbrado a tantas cosas a tanta violencia le pareció maravillosa esa inocencia.”





“Harry se puso blanco cuando lo vio acercarse varita en mano. En su rostro se veía el miedo y el cuerpo le temblaba, con las prisas se le había olvidado su varita en el dormitorio. Empezó a retroceder hasta chocar con el pecho de su nuevo tutor. Este le puso las manos sobre los hombros en un intento de tranquilizarlo, al tiempo de decirle al hombre.

-Quieto ahí Mcnair si quieres pruebas yo te las daré - dijo poniéndose delante del chico para protegerlo.

Dumbledore que miraba a los dos hombres no pudo evitar una sonrisa en su rostro al ver como Severus se interponía entre el chico y el mortífago dispuesto a protegerlo. Solo habían pasado unas cuantas hora desde que le realizase el conjuro pero este ya estaba dando sus frutos. Sabía que en otras circunstancias el profesor hubiese estado al asecho pero nunca se hubiera interpuesto entre los dos. “






“Snape estaba sentado delante del fuego de la chimenea tomándose una copa y pensando en lo difícil que iba a ser que el chico y él se entendiesen. Estaba enfrascado en sus pensamientos cuando se escuchó un grito proveniente de la habitación de Harry. Era el grito más espeluznante que había escuchado en su vida. Se levantó de un brinco con el corazón encogido y salió corriendo varita en mano hacia la habitación. Abrió la puerta de golpe y vio al chico sentado en la cama con una mano apoyada en su frente y el rostro crispado por el dolor. Guardo la varita y se acercó a la cama con cara de preocupación.

Snape lo miró un instante y luego salió del cuarto para regresar al momento con un frasco en la mano, se sentó al lado de Harry y se lo hizo beber. Pasaron unos minutos y la cara del chico se fue relajando.

- ¿quiere contármela? -continuó con voz suave

-es... es Voldemort, ha matado a Mcnair- dijo Harry con dificultad al tiempo que se abrazaba a Snape

Este, primero se sorprendió pero luego lo rodeo con sus brazos y lo estrechó contra su cuerpo.

- tranquilo, ya paso Harry - mientras le acariciaba la espalda

- ¡¡¡ NO, ha dicho que ira detrás de usted y de mí, no quiero que muera por mi culpa!!!

Harry se acomodó entre los brazos de su tutor agarrando con sus manos la túnica de este y apoyó su cara en su pecho. No quería que se marchase, que lo dejase solo con sus fantasmas. Snape entendiendo la necesidad de protección que sentía el chico siguió abrazándolo y reconfortándolo hasta que notó que el chico se tranquilizaba.

- Harry-

- Hum...-

-Harry, será mejor que me vaya -

El chico levantó la cabeza para mirar a su tutor, Snape le devolvió la mirada sus ojos estaban muy brillantes y se veía deseo en sus profundidades.

- por favor no se vaya - suplicó Harry

- Harry si me quedo, no sé si podré controlarme -

Harry se había puesto rojo, pero tanta era la necesidad de sentirlo contra el que dijo sin pensar escondiendo su cara en su pecho

- no me importa -

Snape cogió una profunda inspiración y lo separó un poco de su cuerpo mirándolo a los ojos

- Harry, ¿sabes lo que me pides? - dijo Snape mientras se levantaba de la cama.

Salió de la habitación sin mirar atrás.”





“-bueno, veras, lo abrasé para consolarlo y el chico se me insinuó, bueno, lo que quiero decir es que cuando me iba a marchar el insistió en que me quedara -

- ¿Y? - dijo Dumbledore con una sonrisa

- ¿cómo que "y”?, ¡¡¡Albus, es un crío y además un Potter maldita sea!!!- dijo Snape furioso

- ¿Y? - volvió a preguntar Dumbledore con una chispa de malicia en sus ojos

- ¡¡¡ ESTA BIEN, YO TAMBIEN QUERIA QUEDARME, ESTAS CONTENTO!!! - gritó furioso

- vamos, vamos Severus, no te pongas así. Tengo que reconocer que tenéis una voluntad de hierro, otros habrían caído hace ya tiempo, pero sabes que es batalla perdida, no puedes hacer nada y tarde o temprano te rendirás a la evidencia –“





“Eran las diez de la noche, tanto Snape como Harry estaban en la sala común charlando sobre lo que había hecho el chico durante el día y sobre las bromas de los gemelos. Harry había recobrado su alegría al conmemorar como Fred intentó hacerle una broma a Remus.

- Potter, no he podido desearle felicidades antes, pero ahora que estamos solos, quisiera que aceptara esto - Snape metió la mano en su bolsillo para sacar de el una caja, se la tendió al chico al tiempo que le decía - felicidades Potter -

Harry la reconoció enseguida, era la misma caja que traía cuando estaba en la heladería.

Harry abrió la caja, dentro había una cadena de la que colgaba un medallón, el chico lo examinó, era una obra de arte en oro y plata, tenía una esfera en el centro donde se podía ver una constelación. Harry supo enseguida cual era, su padrino se la señalaba para mostrarle donde estaba Sirius, la estrella con la que compartía su nombre. A cada lado de la esfera se encontraba un escudo, en el izquierdo el de Griffindor y en el derecho el de Slytherin, y coronando la parte superior del medallón un fénix.

Harry se quedó mudo, tenía que haber costado una fortuna pero lo que le llegó al alma fue el hecho que tuviera la estrella que le recordaba a su padrino.

- profesor...no sé qué decir...es demasiado - fue todo lo que pudo decir el chico.

- si me lo permite, me gustaría colocárselo - contestó Snape

- sabe Potter, este medallón tiene un hechizo que me permitirá saber dónde se encuentra por si le ocurre algo y si lo coge en su mano y lo aprieta sabré lo que usted siente en ese mismo instante -

- ¿todo lo que yo sienta ? - pregunto Harry mirándolo de forma penetrante

- sí, absolutamente todo - contestó Snape devolviéndole la mirada

Harry cogió con su mano el medallón cerró los ojos y se dejó llevar por sus sentimientos.

Snape notó una fuerte sacudida, no se esperaba tal avalancha de sentimientos entremezclados, gratitud, felicidad, pasión y un ferviente deseo de ser besado. Los sentía dentro de el con tal fuerza que no pudo resistirlo.

Se acercó al chico que en ese instante había abierto los ojos, clavó su mirada en los ojos esmeraldas mientras sus manos lo atraían con dulzura hacia él. Cuando los dos cuerpos se tocaron, Harry no pudo evitar que se le escapara de su boca un gemido, Snape no necesito más invitación, agachó la cabeza y con extrema suavidad lo besó. El chico volvió a cerrar los ojos, levantó sus brazos y rodeó el cuello del hombre. Nada ni nadie lo había preparado para esa tormenta de emociones que sentía, Snape lo besaba con tal maestría y dulzura que su cuerpo no pudo más que rendirse y proclamar su pertenencia, por demostrarle que era suyo y que podía tomarlo cuando quisiese.

Snape fue recorriendo con las manos la espalda del chico hasta llegar a las caderas, atrayéndolas con más fuerza , acoplándolas con suaves movimientos a su cuerpo. Harry se quedó por un momento sin aliento al sentir como sus caderas se unían con las de su tutor, se derretía al sentir tanta sensualidad emanar del hombre y su respiración se volvió cada vez más agitada deseando que los labios de su tutor no parasen de recorrer su cuello.

- profesor... por favor...quiero... - Harry habló con voz trémula

- chisss... Harry, lo sé - contestó Snape con una ligera sonrisa ante la proposición inocente del chico.

Unos golpes en la puerta hicieron que toda la magia del momento se esfumara. Snape se separó despacio del chico, mirando su cara sonrosada que reflejaban la pasión del momento vivido.”





“Harry se sentía abrumado por la avalancha de preguntas. Inconscientemente se llevó la mano al medallón y levanto la cabeza un momento para encontrarse con los ojos de su tutor. Este sintió el miedo, la pena y la súplica de su pupilo. En aquel instante Snape se levantó y se dirigió hacia la mesa de Gryffindor. Cuando llego barrio la mesa con una mirada que podría congelar hasta un volcán en erupción, y las preguntas cesaron instantáneamente, luego posando su mirada en Harry le dijo.

-es hora de retirarse sr. Potter -

este asintió y se levantó para seguirlo. Cruzaron el gran salón y salieron dejando a todos los alumnos cuchicheando excepto los de la casa Slytherin que no paraban de reírse. Estaba agradecido de que lo sacara de allí, tantas preguntas le hacía sentirse incómodo.

- Gracias- musito el joven.”





“Harry se concentró para que sus sentimientos no salieran a la luz y sostuvo el medallón con la mano temblorosa. Pero lo que no sabía Harry es que no se podía engañar al medallón.

Snape se imaginaba lo que realmente había pasado pero quería una confirmación. Se relajó y cerró los ojos para poder captar mejor las emociones del chico y lo que sintió no le gusto en absoluto. Cuando abrió los ojos pudo ver los del chico bañados en lágrimas.

- porque Harry, porque me obligas a utilizar la fuerza contigo, deja de luchar contra mí, ríndete, soy más fuerte que tú en todos los sentidos y solo conseguirás salir lastimado - le susurró Snape al tiempo que le acariciaba con delicadeza la mejilla enrojecida por los golpes.”





“Estaban todos reunidos en la sala común cuando un cuarto de hora después entró Snape.

- nunca pensé que tendría que decir esto, pero en esta casa hay una pandilla de cobardes que no es capaz de enfrentarse a un crío de uno en uno. Bien pues les diré que no me ha querido dar nombres, pero les puedo asegurar que esto no se va a volver a repetir - hizo una pausa y bajo el tono de voz haciéndola más aterradora -al que ose tocarle aunque solo sea un solo de su cabello preferirá sufrir un cruciato antes que enfrentarse a mí, como le vea un roce, un rasguño, una simple marca en su cuerpo no tendré piedad. ¿Está claro? -

la mayor parte de los alumnos asintieron con la cabeza demasiado asustados para contestar”





“- Harry mírame -

pero el chico negó con la cabeza apretándose más sobre su pecho

-Harry por favor- siguió insistiendo con suavidad

pero el chico no atendía a razones, por lo que optó por dejarse caer hacia adelante con lo que el chico volvió a quedar recostado sobre las almohadas y su tutor encima. Snape se incorporó un poco, lo suficiente para que el cuerpo maltrecho del chico no sufriera más por su peso, y con la mirada clavada en los ojos esmeraldas le susurró

- no te merezco, Harry, eres tan dulce y tan inocente. No quiero que pienses que el estar unido a ti me supone un sacrificio, bueno para ser franco, al principio si pero hace mucho que deje de pensar eso. Y jamás me podrás decepcionar, sabes porque, porque superas con crecer a cualquier chico de tu edad, ningún chico de tu edad ha tenido que pasar por lo que tú has pasado, y siempre has salido victorioso. En cuanto a los chicos de mi casa, no se atreverán a tocarte ni un solo pelo de eso ya me he encargado - Snape hizo otra pausa para terminar diciendo en tono burlón - no voy a permitir que nadie destruya mi propiedad

- entonces porque no...- Harry sentía tanta vergüenza que no pudo terminar

- ¿quieres saber porque no te he tomado ya? - pregunto su tutor viendo como el chico asentía con la cabeza mientras se ponía más rojo que una amapola

- es muy sencillo, Harry, sé que tu cuerpo responde al mío pero no tu mente. Cuando seas mío lo serás en cuerpo y alma. No me interesa solo poseer tu cuerpo sino ya lo habría hecho, lo quiero todo, Harry, todo.

- yo...yo no sé qué decir - balbuceó el chico

- solo tienes que decir que te rindes, Harry -

- no puedo, nunca me rendiré -

- entonces prepárate para la batalla, Harry, ya te dije una vez que soy más fuerte que tú y no podrás vencerme - murmuró- sí, la verdad es que va a ser interesante domarte, me gustan los retos y las cosas difíciles de conseguir y el premio lo vale-“





“- ¿podrías repetirme la última frase? -

- la...la infidelidad se paga cara - balbuceó el chico



- No hay más excusas, Harry, esta vez no. te voy a domar aunque sea la última cosa que haga en esta vida -

Snape le soltó las muñecas para acto seguido cogerlo en brazos. Harry luchó para poder soltarse, pero la fuerza de Snape era infinitamente mayor a la suya y a cada intento del chico por soltarse, más fuerte lo retenía el hombre contra su pecho.



Harry empezó a luchar para poder quitárselo de encima y Snape soltó una risita al tiempo que le decía.

- lucha Harry, lucha. La sangre caliente estimula el deseo -

…Conforme iban pasando los minutos la furia del profesor se iba tornando en pasión, sus besos eran más suaves, más delicados mientras su lengua exploraba cada rincón de la boca del chico. Harry se dejó llevar, correspondiendo a la exigente lengua que le reclamaba que se uniera a ella, el chico se agarró a los hombros de su tutor deseando que aquello no acabase nunca. Snape deslizó su boca al cuello del chico besándolo y mordisqueándolo, mientras sus manos viajaban por todo su cuerpo .Harry no pudo evitar unos escalofríos atravesándole el cuerpo al sentir los labios sobre su cuello y soltó un gemido que más bien parecía una súplica porque esos labios volvieran a tocar los suyos.



- y bien Harry, ¿quieres que me pare ? - le dijo en tono burlón

el chico no pudo evitar sonrojarse


Harry estaba tan avergonzado al notar que no había ninguna barrera entre los dos cuerpos, que no sabía dónde esconder su cara. Snape se había encargado de quitar la ropa de sus cuerpos.

Snape entrelazo sus piernas con la del chico y volvió a besarlo, pero esta vez con tanta dulzura que el chico pensó que se desmayaría, luego sus labios se desplazaron hacia su garganta haciendo que el chico tensara el cuello y echara la cabeza hacia atrás, la sangre corría ardiente por sus venas y su corazón palpitaba con tal fuerza que pensó que se le saldría del pecho. Snape recorría su cuerpo con sensualidad, sus manos acariciaban cada curva con exquisita maestría y el chico arqueo su cuerpo pidiendo un contacto más íntimo.

-profesor… Yo...- gimió Harry

….
- dilo Harry, sabes de sobra lo que quiero oír -

Lágrimas empezaban a recorrer sus mejillas, se sabía derrotado pero le costaba admitirlo

- quiero ser suyo en cuerpo y alma - dijo con un hilo de voz

- falta algo Harry -

- me...me rindo - dijo en un susurró dejando caer libremente las lágrimas por su cara

una expresión de triunfo apareció en la cara de Snape para ser enseguida reemplazada por otra que reflejaba toda la pasión reprimida hasta ahora.

- déjame amarte como te mereces, Harry - le susurró Snape - yo te enseñare -

Harry se dejó llevar por su tutor, nunca antes se había sentido tan vivo, Snape lo condujo poco a poco por unos senderos de pasión donde solo contaban ellos dos, sus cuerpos se abrazaban, acariciaban y besaban, entremezclándose sus gemidos con el sonido de la lluvia que caía fuera.

Harry abrió los ojos clavando su mirada en los ojos de Snape y por primera vez le dijo sin que le temblara la voz.

- tómame -

Snape no lo dudo y tomo al chico.

Un halo de luz brillante los envolvía aumentando progresivamente con la intensidad de sus sentimientos, sus cuerpos se unían a la par que sus almas, sus movimientos acompasados fueron dejando poco a poco paso a un placer que culmino en un estallido de emociones haciendo que los dos cuerpos se desplomaran por el cansancio y la luz se extendiera a través de los muros por todo el castillo para desaparecer al momento.





“Harry bajo a desayunar, mientras comía pensaba en como vengarse de Draco cuando de pronto tuvo una idea.

- profesor, lo mismo que hay un hechizo para convertir una carta en un " howler”, ¿hay alguno para una carta de amor? -

Snape lo miró sorprendido

- ¿y se puede saber para qué quieres ese hechizo? -

- es que quiero mandar una carta a una persona, pero necesito que sea como los "howler”, ya sabe -

- ¿y a quien ira dirigida la carta? -

- a un estudiante, señor, pero usted estará presente para poder escucharla - contestó rápidamente viendo la cara que ponía su tutor.

- está bien Harry, luego te lo enseñare –

Un par de minutos después aparecieron las lechuzas portando el correo. Harry estaba tranquilo, desayunando. Cuando de pronto se escuchó una voz muy melosa proveniente de la mesa Slytherin.

- lo siento Draco pero te equivocaste, no son rumores, es bueno, es buenísimo,¡¡¡es mejor de lo que dicen, todo un maestro!!! (Suspiro) -

Draco estaba rojo como una amapola, todo el mundo pudo reconocer la voz de Harry pero nadie entendió el mensaje, salvo Remus que se atragantó con la tostada y Dumbledore que sonrió con picardía.

Snape se acercó más y agachó la cabeza para susurrarle en el oído
- este tipo de venganza es más propia de un Slytherin que de un Gryffindor, Harry - hizo una pausa para proseguir con burla - A ver si te van a confundir con un Slytherin -



Harry apoyó sus manos en los hombros de su tutor, se puso de puntillas para estar aún más cerca y le dijo al oído

- el sombrero no me quería mandar a Gryffindor, sino a Slytherin. Me costó mucho trabajo convencerlo de que me dejara allí -

Harry se soltó y sin previo aviso regreso a su sitio. Snape se había quedado tan estupefacto con la noticia que no había podido reaccionar, pero al momento se enderezó lo miro a la cara y soltó una carcajada que resonó por todo el comedor dejando a alumnos y profesores con la boca abierta, ya que era la primera vez que lo oían reírse y más de esta manera.

Todos los chicos estaban asombrados, no sabían que era lo más chocante si la carcajada de Snape o el hecho de ver a Harry apoyarse sobre su profesor. Además todo el mundo se preguntaba que le había dicho Harry para hacerlo reír de esa manera.”




“- " Dios mío, no es el hechizo, él me amaba antes de que se hiciese. ¿Cómo he sido tan estúpido para no darme cuenta?" - Snape suspiro mientras iba camino de sus habitaciones. La reunión se había alargado más de la cuenta y ya eran casi las diez de la noche. Recordó por el camino cuando el chico le dijo " tómame", su cara crispada por el dolor en su primera penetración y luego sus ojos clavados en el con una sonrisa en los labios que le decían que confiaba plenamente en él. " Como puedes confiar en mi tan ciegamente, en alguien como yo, que he sido un mortífago, DIOS MÍO, ¿PORQUE ME ENTREGASTE TU ALMA, HARRY?."”





“Todo el mundo estaba desayunando cuando entró Snape, se acercó a Harry y sin previo aviso le puso una mano debajo de su barbilla, le levanto la cara y se inclinó sobre el posando sus labios sobre los suyos.

- buenos días, Harry - dijo con voz suave

-bu...buenos días profesor - balbuceó Harry todo ruborizado

- ¿Has descansado bien? -

- si señor -

- bien, luego te veré Harry- dijo al tiempo de marcharse en dirección a la mesa de los profesores.

Todo el comedor estaba mudo al ver lo que había pasado. ¡¡¡ SNAPE HABÍA BESADO A POTTER!!! .



Harry estaba tan abochornado que no sabía dónde mirar, pero su corazón rebozaba de alegría porque el hombre, con el que compartía su vida, no se sentía avergonzado de estar con él. No se lo pensó dos veces, cogió el medallón y lo apretó con fuerza mirando a su tutor. Este se dejó llevar por las emociones del chico cerrando los ojos y lo que pudo sentir hizo que el también rebozara de felicidad."





“- profesor -

- y ahora que Harry, ¿también me vas a decir que te forzaron? - le dijo Snape clavando su mirada en la cara del chico.

Harry se puso blanco

Snape lo cogió por la muñeca y lo arrastro por los pasillos hasta llegar a su habitación.

- quítate la ropa -

- yo...-

- ¡QUE TE QUITES LA ROPA! -

Harry obedeció, no quería que se enfadara más de lo que estaba, sabía lo que iba a pasar y en su fuero interno deseaba de que pasara. Cuando terminó de quitarse la ropa se quedó mirando a su tutor, este no se había movido ni un solo milímetro, lo único que hizo fue recorrer el cuerpo del chico con la mirada y Harry no pudo evitar excitarse.

Snape soltó un suspiro y le dijo con voz suave

- ¿qué voy a hacer contigo, Harry, eres extremadamente dulce y por lo que he podido ver tienes bastante moscones alrededor -

- señor yo no he buscado lo que ha pasado esta noche -

- lo sé Harry, pero yo tampoco puedo evitar sentir celos cuando alguien quiere de ti algo más que simples palabras -

- ¿ celos, señor? -

- si celos, ya te dije que no me gusta compartir -

Harry no podía estar más feliz, si Snape estaba celoso eso significaba que lo quería.

Harry se acercó a su tutor y con algo de timidez le fue desabrochando la túnica al tiempo que le decía.

- yo tampoco quiero compartirlo, señor...yo solo quiero que me ame –“





“El chico abrió los regalos que había recibido de todas las personas que más apreciaba, cada regalo venía con una nota del que se lo mandaba, y cuando por fin abrió el ultimo se quedó mirando a su profesor con los ojos llorosos.

- ¿de verdad puedo tenerla? -

- si Harry, sino no te la hubiese regalado -

Harry no pudo aguantar el impulso, se abalanzo sobre su tutor y lo abrazo.

Durante las vacaciones de Navidad Harry se pasaba gran parte de su tiempo hablando con la serpiente, Snape ya se había acostumbrado a escucharlo hablar en parsel.

Snape que había levantado la vista de su libro, se sorprendió al ver a Harry hacer unos movimientos con la mano y cerrar los ojos murmurando en parsel. Se quedó observándolo mientras esta ajeno a todo reía y volvía a hacer los movimientos y otros similares, una y otra vez. Después de un rato Snape no pudo evitar la curiosidad y le pregunto

-Harry, ¿se puede saber qué haces? –

Snape se dejó arrastrar al dormitorio del chico, preguntándose que era lo que el chico tenía en mente. Cuando entraron el chico empezó a desnudarlo, Snape se sorprendió ya que sabía que aunque el chico lo deseaba era demasiado tímido para tomar la iniciativa y aún menos de esa manera tan provocativa.

Un par de hora después Snape estaba tan agotado que apenas podía respirar

- ¡¡¡ Dios mío Harry, tu serpiente es más peligrosa de lo que yo creía!!! -

Harry, que reposaba sobre el pecho de su tutor, levanto la cabeza y lo miró diciendo con algo de pena

- ¿no le gustó? -

El profesor al ver su cara triste, soltó una carcajada y le dijo.

- como no me va a gustar, Harry, es la experiencia más hermosa de todas las que he tenido hasta ahora. Pero la próxima vez que quieras hacer un conjuro como este, avísame, no creo que pueda hacer esto muy a menudo. No sobreviviría-

Harry estaba contento de haber complacido a su tutor, y pensó que tendría que pedirle más conjuro de este tipo a Esarion.”





“El chico se le quedo mirando, pensaba que su tutor no quería acercarse a él porque estaba sucio, manchado por lo que le hizo Voldemort. Las lágrimas empezaron a salir de sus ojos, no podía soportar que su tutor estuviese asqueado de él.

- Harry, ¿qué pasa? - le preguntó Snape al verlo llorar

El chico rompió a llorar con más fuerza al tiempo que de su boca salían las primeras palabras que pronunciaba en un mes.

- no puedo más, yo.... no fue culpa mía...Usted ya no me quie...estoy sucio, pero no pude evitarlo -

Snape se dio cuenta que el chico creía que no se acercaba a él porque consideraba que estaba sucio y no por miedo a lastimarlo. Con mucho cuidado se acercó a él y lo abrazó.

- no digas eso Harry, te quiero demasiado para que una cosa así pueda importarme, además tu no tuviste la culpa, como tampoco pudiste evitarlo. Me siento culpable de no haber podido hacer algo para evitar que sucediese - le dijo mientras le besaba la cabeza.

- ¿de verdad me quiere, no siente asco de mí? - le pregunto mirándolo a los ojos.

- te quiero más que a mi propia vida, Harry y ¿ quieres que te demuestre el asco que me das ? -

Snape lo cogió en brazos, lo depositó sobre la cama con mucha ternura, y lo amo, se entregó a el en cuerpo y alma.

Era la hora de la cena y todo el mundo estaba en el comedor. Una luz brillante resplandecía iluminando cada rincón del colegio. Los alumnos y profesores admiraban el espectáculo preguntándose de dónde provenía, mientras que Dumbledore y Remus se miraban con una sonrisa en los labios.

Supieron que esta vez los dos compartían una sola alma.”





e) Razones por las que recuerdan ese fragmento en especial.

Para empezar esta autora tiene unas historia tan buenas que no sé por dónde empezar, bueno esta fue la primera historia que leí de su autoría y es tan atrapante que al terminar cada capítulo te quedas con las ganas de saber que sigue y lo mismo me paso con el final, me quede ansiando más.

Los fragmentos que puse son mis favoritos a lo largo de esta historia, y si son de la mayoría de los capítulos.

Adore a ese fuerte, oscuro y posesivo Snape pero que por sobretodo ama incondicional y apasionadamente. Y luego ese dulce e inocente Harry, ¡Merlín! tan angelical que lo ame, esos reparos en Sev pero que al final no puedo resistirse a su encanto y poderío. En general la idea me gustó muchísimo y las actitudes de los personajes me atraparon. Si alguna vez tiene la oportunidad de leerla, espero lo disfruten.

PD: Si alguien conoce a Pichurri, o saben de ella o el, comuníquenle que hay gente que adora como escribe y que es una pena que se haya retirado muy aparte de no terminar sus historia. Si pudiera continuarlas o regresar al fandom sería muy grato.
Volver arriba Ir abajo
 
Un mes para el recuerdo… por Lizie CoBlack, 5 de Mayo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry-
Cambiar a: