La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93719
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces   Dom Dic 26, 2010 4:54 pm

 flower  flower  flower  flower  flower 


Capítulo 27: Entrenamiento y roces.



Harry se dejó caer exhausto en el patio de la mansión. Desde temprano en la mañana, Severus lo había estado entrenando en duelo. Habían luchado por más de cuatro horas y el sol comenzaba a molestarle de verdad.

—Estas demasiado agitado como para que puedas rendir —le dijo extendiendo la mano para que pudiera levantarse —ve a darte un baño y al despacho de tu padre.

Harry sólo asintió, sin soltar la mano de Severus, cosa que el hombre también notó, pero al parecer tampoco la quería apartar.

— ¡Cachorro!

El grito de Sirius les hiso apartarse casi automáticamente. Harry se volteo y vio a su padrino que se acercaba rápidamente y le abrazaba.

—Sirius —le llamó tratando de ganar aire, el cual el moreno le estaba quitando —iré por un baño y vuelvo enseguida.

—Bueno, pero date prisa, por que te tengo algo.

—Claro —se separo y empezó a caminar en dirección a la mansión. De sólo pensar en la cantidad de escalones que tenía que subir para llegar a su habitación, le dio un muy mala sensación —dijeron que no tendría problemas si me aparecía dentro de los terrenos, ¿Verdad? —Preguntó si voltear.

—Mientras estés dentro del terreno, no, no tienes problemas —le respondió Severus.

Ambos hombres vieron como Harry se aparecía.

— ¿Qué crees que hacías con Harry antes de que llegara?

—Raro se me hacía que no preguntaras una idiotez, Black —dijo caminando hacia la mansión.

—A mi no me engañas, Snape. Y que te quede claro algo. Harry es un niño…

—Desde hoy no.

Sirius se quedó con la boca abierta y vio como Snape se iba por las escaleras. Nunca, desde que empezaron ese raro juego con Harry de ir y venir, las miraditas cómplices, o los roces por cualquier motivo, Severus había dado a entender que tenía alguna clase de interés en Harry, por lo menos no hasta ahora.

¿Acaso sabía a que se afrontaba Snape al tratar de tocarle si quiera un cabello al hijo del Lord?

No es que a él le pareciera desfavorable para su ahijado, pero de verdad, no creía que Snape se llegara a atrever a tener un acercamiento más que de maestro a alumno.

Cuando vio hacia donde debería estar Severus, este ya ni siquiera se encontraba. Negó con la cabeza y se encaminó a la mansión, quería ver como había amanecido Remus.

Desde que se enteró de lo que ese viejo desgraciado de Dumbledore le había estado haciendo a su hermanito desde hace años, también tuvo la intención de ir por el vejete y despedazarlo con sus propias manos, pero se contuvo sólo por que Draco se lo pidió. Y era verdad, en este momento él no podía hacer nada para ayudar, así que esperarían las ordenes del Lord para atacara. Arrancaría a su hermano de las manos de ese asqueroso ser, y haría que rogara por que lo matara.

Llegó a las mazmorra y vio a Remus mirando a la nada como el día en que supieron la verdad. Entró a la celda, a la cual sólo él, Severus o el Lord tenían acceso. Harry había reclamado que no lo dejaban ver a Moony, pero para ser sinceros, Harry era demasiado manipulable y Remus podría convencerlo de que lo liberara.

—Hola, Moony —le dijo sentándose frente a él, pero el saludo no fue regresado, así como tampoco la mirada. Lo mismo desde que lo encerraron —sabes que es por tu bien.

—Lo puede estar violando ahora —dijo con voz adolorida. Tanto tiempo sin hablar lo tenían así. —tengo un hijo, Sirius. Un hijo que puede estar sufriendo el mismo destino. Un niño que puede estar siendo violado por ese…

—No pienses en eso, por favor —se acercó y se arrodilló frente a él —los salvaremos.

— ¿Y cuando, Sirius? ¿Cuándo los haya matado, al darse cuenta que Greyback no volvió y empiece a dudar?

—Sólo espera un poco mas, amigo. Yo también sufro el destino de mi hermano y sobrino, pero lo que el Lord dice es Verdad. Si queremos eliminar por completo a ese demente, tenemos que hacerla a la primera. Sin errores… sin bajas.

—No me importaría morir de ser necesario.

— ¿Y luego qué? —Le dijo tratando de sonar duro —vas a dejar a mi hermano luego de todo lo que ha tenido que soportar. ¿No crees que es muy egoísta de tu parte? Estas comportándote como un adolecente herido al que hay que tener encerrado en su habitación para que no haga la estupidez de irse con su amante secreto. Sinceramente Remus… ya no te reconozco.

El licántropo dejó caer los hombros al darse cuenta de la verdad. No podía perdonar al viejo por lo que le había hecho a su pareja, pero tenía que vivir por ellos, por hacerles olvidar las torturas que debieron hacer pasado junto a ese demente.

—Es verdad —dijo levantando el rostro —llama al Lord, Sirius. Es hora de que me ponga a entrenar.

Sirius sonrió de lado y se puso de pie para ir al despacho del Lord, lo había logrado por fin.


Harry dejó caer en su cama, con el cabello húmedo y una toalla aun atada a su cintura. Estaba tan cansado que no podía mover ni un solo musculo.

Llevaban tres semanas entrenando de sol a sol. Hechizos, pociones, incluso el uso de la espada. Y es que según Voldemort, tenía que ser experto en muchos ámbitos del combate y el cuerpo a cuerpo, era parte importante de ello.

Escuchó el ulular de Hedwig en la ventana y se levantó para dejarla entrar. Traía un paquete, que reconoció como de los Weasley. Impresionado se dio cuenta de que ya era su cumpleaños y él ni cuenta se había dado. Se volvió a sentar en la cama y abrió la carta que traía el paquete.

Se le revolvió el estomago al darse cuenta, por las cartas de los pelirrojos, que no tenían ni la mas mínima idea de que ya no estaba en la casa de sus supuestos parientes. Ron le había escrito, lamentando el hecho de no poder ir a verlo y sacarlo de la casa de sus “tíos” pero que sólo quedaban unas semanas para el regreso a Hogwarts. Que Ginny le mandaba saludos al igual que los demás hermanos de su compañero. Que no habían tenido noticias de Voldemort y que Sirius estaba bien.

Le dio una rabia horrible. ¿Cómo pudo confiar tanto tiempo en todas esas personas? Ahora resultaba que su padre era su supuesto enemigo y que todos aquellos a los que tenía por amigos eran unos completos desconocidos.

Escuchó como golpeaban a la puerta.

—Adelante —dijo al tiempo en que se levantaba para poder ir a dejar el paquete a la mesa de centro y poder ir a vestirse.

—Potter, tu padre te espera… —si iba a decir algo más, pues ni se acordaba.

Severus se quedó congelado viendo el cuerpo semidesnudo de Harry. En estos días en la mansión había ganado más peso, todo aquel que perdía en las vacaciones en casa de los Dursley. Esos malditos muggle ¿Qué apariencia tendría Harry si lo hubieran cuidado desde un bebé? Además ahora, su cuerpo estaba más tonificado por los entrenamientos. Era delicioso.

Harry sintió la mirada sobre su cuerpo y se volteó para encontrarse con la mirada hambrienta de Snape sobre él. Sabía lo que provocaba en el hombre, pero también estaba el asunto en que no se atrevía a dar un paso más. Las cosas ahora estaban más complicadas que antes y no podía intentar conquistarlo si estaba en la mansión de Voldemort. Claro que para eso quedaba poco, ya en unas semanas mas se marcharía a Hogwarts y partiría el plan de Voldemort.

—Enseguida voy, profesor —dijo haciéndose el loco, mientras se dirigía al baño con una muda de ropa.

Severus lo vio desaparecer de nuevo y se apoyó contra la pared.

—Demonios —dijo golpeándose la frene con una mano y dejando salir el aire —esto será difícil.

Harry salió del baño. Se había puesto un pantalón de tela azul oscuro con una camisa del mismo tono y una capa encima de color verde musgo. No es la clase de ropa que estaba acostumbrado a utilizar, pero al parecer esa es le ropa que a Voldemort le apetecía, por lo que no le quedaba mas que acatar.

—Estoy listo —dijo abriendo la puerta, haciéndose el que no veía el estado en el que se encontraba el profesor.

Severus, que parecía haber tenido un paro mental al ver a Harry ya vestido, tuvo que reaccionar de manera rápida para poder seguir a Harry hacia el despacho del Lord.

Las cosas para él se pondrían peor, por que el lord ya le había dado una nueva misión. Desde ese día, era el guardián de Harry Potter. Ni siquiera en Hogwarts podía separarse de él.



 flower  flower  flower  flower  flower 



Capitulo anterior
[/color]


Última edición por Majo-san el Lun Jul 07, 2014 3:13 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 29
Galeones Snarry : 25471
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces   Lun Mayo 26, 2014 8:35 am

creo que Harry se esta adaptando a su nueva vida, me gusta que su maestro sea Severus, creo que todos empiezan a notar lo que están sintiendo tanto Harry como Severus, me alegra que Remus entre en razón Smile
Volver arriba Ir abajo
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93719
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces   Miér Mayo 28, 2014 8:33 pm

es que ya era hora de que Remus reaccionara y que Severus y Harry tuvieran un avance, aunque sea mínimo.
Volver arriba Ir abajo
Yuki Fer
Buscador de Quidditch
Buscador de Quidditch
avatar

Mejor posteador del mes  (Mayo 2015) Yo entré-Mes del amor [Mejor posteador del mes] Enero 2015 [Mejor posteador del mes] Junio 2014 Yo entré-Vacaciones 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015
Femenino Cantidad de envíos : 1498
Fecha de nacimiento : 07/04/1992
Edad : 25
Galeones Snarry : 100592
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces   Lun Jun 02, 2014 4:17 pm

si que dificil misión le dieron a sev....ser el guardian de harry.... Cool Cool y bien que lo cuidaa......>.<  Twisted Evil Twisted Evil Cool Cool 
Volver arriba Ir abajo
http://yukif.livejournal.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces   

Volver arriba Ir abajo
 
Penumbras. Capítulo 27: Entrenamientos y roces
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: