La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
La Mazmorra del Snarry... El escondite favorito de la pareja más excitante de Hogwarts

Comparte | 
 

 Se admiten apuestas (One shot)

Ir abajo 
AutorMensaje
gintonic&vicodina
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

[Reto de Fanfics]Renovación No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 277
Fecha de nacimiento : 05/04/1988
Edad : 30
Localización : Dál Riata
Galeones Snarry : 12677
Fecha de inscripción : 14/02/2009

MensajeTema: Se admiten apuestas (One shot)   Miér Feb 18, 2009 1:41 pm

Empiezo a subir aquí historias con este shot ya publicado en slasheaven y que lo divido en dos post porque me dice que es demasiado largo y no me deja subirlo entero en uno solo xD


CAPITULO I

— Potter, nuestra más conocida celebridad, parece que el haber derrotado al señor oscuro lo ha conducido al completo libertinaje— declaró Snape al situarse detrás de Harry en la primera clase de pociones del año tras las vacaciones de navidades.

— No más que a usted profesor Snape— contestó el ojiverde, sin acobardarse, tras las palabras de su profesor

La atención de todos los alumnos, tanto gryffindors como slytherins, que ocupaban el aula se centró en el profesor y su alumno más odiado. En el rostro de los jóvenes, pertenecientes a la casa de las serpientes, se podía observar a la perfección una mueca de diversión y maldad que cruzaba sus labios, esperando que su jefe de casa quitara puntos y dejara otra vez más en evidencia a San Potter. La cara de los jóvenes leones era de pánico absoluto ante la contestación de su compañero de casa al profesor más temido e injusto de la escuela, aquel atrevimiento les iba a costar unos cuantos puntos y a Harry un buen castigo.

— Siento tener que contradecirlo, Potter. No soy yo el que luce en su cuello una marca hecha por unos dientes, así que no me puede considerar tan libertino como lo es usted. A saber cual de todos los admiradores, que deben pasar por su cama, se lo habrá hecho— dijo socarronamente Severus girándose para seguir observando las pociones de los demás estudiantes— Está usted castigado mañana viernes, lo quiero a las seis en este aula, y su imprudencia de contestar de malas formas le costará a su casa veinte puntos, por faltar al respeto a un profesor— terminó de decir Snape mientras corregía la poción de un slytherin

— Por lo menos yo tengo alguien que me hace disfrutar, no como usted Snape que es un amargado— volvió a decir Harry sin poderse contener ante el injusto castigo recibido, a pesar de que Hermione le había intentado tapar la boca al prever esa posible reacción de su amigo

— ¿Sabe Potter que después de estas palabras está castigado hasta finales de año, que acaba de hacerle perder cien puntos a sus compañeros de casa por su falta de respeto, y que va a tener muy negro aprobar pociones? — cuestionó Severus dando por finalizada la clase y haciendo salir a todos los inútiles de sus alumnos

Los compañeros de Harry estaban enfadados con él, y lo demostraron al salir del aula. Seamus, Dean y Parvati se fueron tras echarle una mirada furiosa, Lavender le torció la cara y Neville al pasar por su lado negó con la cabeza tristemente, sabiendo que aunque su amigo llevara razón nunca había que contradecir a Snape si se quería salir bien parado.

— No te preocupes, todos sabemos que Snape es un desgraciado— le dijo Ron a Harry al que no le gustaron aquellas palabras

— ¡Ronald!— exclamó enfadada Hermione a su novio— no hables así de Snape, se merece un respeto aunque sea injusto con nosotros es nuestro profesor. Además Harry sabiendo como es él podrías haberte callado, que nos has hecho perder ciento veinte puntos— terminó su discurso de siempre la castaña, elegida ese mismo año premio anual

— Espero que el sexo con el que te hizo eso en el cuello valiera todos esos puntos— bromeó el pelirrojo con su amigo que sonrió enigmáticamente ante el recuerdo de cómo fue producido el chupetón

Antes de que Harry pudiera contestar a su amigo se vio puesto contra la pared. No sabía quien era aunque suponía que sería Malfoy, y efectivamente lo era. El rubio había estado escuchando la charla del Trío Dorado, y junto con sus dos matones particulares más Pansy habían decidido intervenir en la conversación. Ahora Draco se encontraba apresando al ojiverde, Crabbe a Ron, Goyle a Hermione y Pansy vigilando que no apareciese Snape.

— ¿Quién pudo ser el pobre infeliz que haría a San Potter morder la almohada mientras se la clavaba por detrás?— preguntó el rubio apretando bruscamente las manos del ojiverde tras su espalda

— Siento que mi rechazo te haya dañado tanto. Se que te piensas el centro del universo y el más bello, pero Malfoy enserio hazme el favor de crecer de una vez

— No me gustan los hombres, los enfermos como tú deberíais estar encerrados— escupió el rubio a Harry que rió falsamente a pesar de su situación

— Entre ser gay o ser mortífago, prefiero ser lo primero. Entiendo que tú siempre hayas preferido vestirte con esas túnicas negras con capucha para servir a un loco, te viene de familia con papi y mami torturadores, pero yo prefiero mil veces más que me la metan por detrás y me hagan disfrutar, es mejor el sexo que el asesinar a inocentes— ironizó Harry cansándose de aquello y deseando estar suelto para mandarle un buen desmaius al idiota de Malfoy.

— Estoy seguro que ha sido el pobretón el que para saber lo que es tener algo de valor ha tenido que acostarse contigo, ¿cuánto te ha pagado Potter?

— ¿Acaso quieres saber mi tarifa para que me acueste con tu padre como regalo de cumpleaños?— preguntó el ojiverde a un Draco cada vez más enfadado— Siento decirte que hay cosas que no aceptaría hacer ni por un millón de galeones: una es acostarme con tu mortífago padre y otra montarme un trío con Voldemort y su serpiente Nagini. Si quieres a alguien tan desesperado por hacer la primera ves a buscar a tu amigo Zabini que se tira a todo ser viviente, y si quieres a alguien para realizar la segunda lo primero que deberías hacer es revivir a Tom y a su serpientucha— terminó de decirle Harry al slytherin, a quien le impactó un desmaius en la espalda provinente de la varita de Hermione

La castaña se había logrado soltar de Goyle, ese idiota, gracias a su inteligencia, no como su novio que lo estaba intentando hacer con Crabbe por la fuerza. Tras dejar allí a los cuatro slytherins desmayados, en medio del pasillo que iba a dar a la clase de pociones, los tres leones se fueron a su sala común, a descansar antes de bajar a cenar. Un descanso que para los dos chicos consistía en una partida de ajedrez mágico mientras charlaban de quidditch, o en detrimento de unas cuantos objetos de la tienda de bromas de Fred y George, y que para Hermione significaba lectura ligera, un libro de más de mil páginas, porque al ser el primer día tras las navidades no tenían aun deberes, a pesar de que a finales de curso tendrían que realizar sus EXTASIS y la premio anual ya anduviera estudiando estresada desde el verano tras derrotar a Voldemort.

Al llegar la hora de la cena, Ron y Hermione bajaron antes que el ojiverde, quien había decidido tomarse un baño y quitarse de encima el tacto de las manos de Malfoy sobre sus brazos y en su nuca. Poco tardó Harry en olvidarse del creído rubio, el tiempo que rememoró como hacía escasos días en una ducha similar a esa estaba apoyado en la mampara gimiendo sin descanso. Al final la ducha además de para limpiarse la piel del toque de Malfoy había servido para que Harry se masturbara pensando en su chico, ése que le aceleraba el corazón siempre que estaban juntos.

— Parece que soy un salido pervertido— se dijo a si mismo el salvador del mundo mágico tras secarse y vestirse al ver como empezaba a tener otra erección

Varios minutos más tarde, una vez consiguió que su polla se quedara quietecita y nada excitada, bajó a cenar sabiendo que llegaría en el segundo plato. Harry iba caminando despreocupadamente hasta que al entrar al Gran Comedor todo el mundo se lo quedó mirando y comenzó a cuchichear más alto de lo que lo había hecho antes. El gryffindor al pasar por al lado de la mesa de los ravenclaw escuchó algunos comentarios que no le gustaron nada

— Yo creo que el que le dejó la marca en el cuello a Potter fue Creevey, siempre anda detrás de él con su cámara y besa el suelo que pisa— comentó un alumno de sexto de ravenclaw

— Me juego dos galeones a que fue con Longbottom. Solamente hace falta ver como le mira cuando anda cerca que parece que sea su ídolo, aunque también podría ser Weasley porque van juntos hasta para mear— opinó otro de la misma casa

— Fue tu hermano mayor Davies, no veas como la tiene— soltó Harry enfadado al pasar por lado de ese idiota

Tranquilamente tras decir aquello se fue a sentar a su habitual lugar al lado de Hermione y enfrente de Ron. No le gustaba que la gente se inmiscuyera en sus asuntos y menos en su vida privada, además ni que ellos no follaran nunca con nadie. En un internado con centenares de alumnos adolescentes nadie era tan mojigato, quien dijera que no se hacía pajas o que no se tiraba a nadie era un mentiroso de cuidado, si hasta Ron y Hermione lo hacían.

— Snape es un capullo, maldito murciélago grasiento que ha hecho que ahora todo Hogwarts esté haciendo apuestas sobre con quien te acuestas hermano— bufó el pelirrojo enfadado al escuchar como unos críos de cuarto curso de su misma casa estaban apostando unos cuantos knuts de bronce

— Harry no hagas caso a esas tonterías, pasa de todos. Malfoy no es el adecuado con las orgías que se monta con los slytherin, y los demás tampoco que ellos bien que se lían cuando les da la gana. Sobre Snape, Ron muéstrale algo de respeto, no me creo que se pase todo el curso escolar sin sexo, quizás la profesora Sinistra o la profesora Vector le sirvan para desfogarse, porque no le veo con McGonagall que la veo con Dumbledore— terminó de especular la castaña

El pelirrojo y el ojiverde estaban completamente alucinados de lo que acababa de decir Hermione, aquella no parecía la estudiante modelo, la que terminaba de especular sobre la vida sexual de los profesores no podía ser su novia y amiga respectivamente.

El resto de la cena pasó relativamente en calma, a pesar de los cuchicheos y susurros que escuchaban por todo el lugar. El trío de amigos que estaba acostumbrado a ser el centro de todas las miradas y todas las críticas pasó de los comentarios al respecto de quien habría sido el que pondría contra la pared al salvador del mundo mágico.

— Potter es un escandaloso en la cama, si hasta nos escuchó Theo a pesar del hechizo silenciador, esos gritos no eran normales— estaba diciendo Blaise a unos compañeros de casa que se reían tontamente ante la información que les estaba proporcionando

— Estando en séptimo curso y aun te piensas que un hechizo silenciador se puede traspasar con un gemido, tus chacras negativos inundan tu aura negra de pensamientos de persona sin neuronas— se escuchó la suave voz de Luna cortar el discurso del fantasmón de Zabini

— Lunática ¿quién te ha dado permiso para meterte en esta conversación?— preguntó uno de los amigos del fanfarrón de Blaise

La ravenclaw no les hizo caso y se fue de allí dando media vuelta y juntándose con su amiga Ginny. La pelirroja había estado atenta a todo y había estado a punto de intervenir para llevarse de allí a su rubia amiga, pero por suerte Luna ya había decido, con su aura de ser de otro mundo, pasar de esos cafres.

— Gracias Luna— agradeció el ojiverde a la chica poco antes de llegar a la sala común de gryffindor, donde ella se despidió de la manada de leones y partió rumbo a su sala común.

La noche pasó tranquila, sin ninguna disputa ni ninguna pesadilla por parte del ojiverde. Desde que tenía pareja a Harry se le habían ido las pesadillas y le habían aparecido sueños mucho más placenteros. Esos que eran recuerdos de lo que había hecho y que seguiría haciendo por mucho tiempo, porque su chico le había pedido que al salir de Hogwarts se fueran a vivir juntos y lejos de todos, a otro país donde pudieran estar juntos sin ser reconocidos ni tener que soportar los prejuicios infundados de la gente.

Los gritos, y el ruido de sus compañeros de habitación, despertaron al buscador del equipo de los leones. Ron seguía durmiendo a pierna suelta, Neville estaba bostezando y rasgándose los ojos, y los que estaban montando jaleo eran Dean y Seamus que según le parecía a Harry se estaban peleando por una maquinilla de afeitar y un bote de espuma. No quiso preguntar nada del porque discutían, menos aún tras ver como tenía una erección mañanera, la cual se alivió después de cerrar los doseles de su cama que tenía con un hechizo silenciador.

— Nos ha hecho perder ciento veinte puntos pero él a este paso va a perder su mano— bromeó Seamus viendo como su compañero de habitación había cerrado sus doseles y les había aplicado un hechizo silenciador

— Mientras no se quede ciego, déjale que se la pele las veces que le de la gana. Te recuerdo, además que tú te dislocaste la muñeca de tanto machacártela. Lo que no entiendo es como teniéndola tan corta, que no te mide ni un palmo, pudo pasarte eso— picó Dean a su amigo que le tiró el bote de espuma que esquivó sin problemas

— Eso es envidia que me tienes, igualmente no se como sabes como la tengo— espetó Seamus viendo como Neville entraba a ducharse

— Te he visto saliendo de la ducha, como he visto a Neville, a Harry o a Ron— dijo Dean zanjando el tema al ver como el pelirrojo y el ojiverde se levantaban

Una ducha rápida fue suficiente para despertar completamente a los dos amigos, que bajaron preparados para emprender un nuevo día en el que el salvador del mundo mágico tenía que cumplir un castigo con Snape, en el que probablemente se cansaría de fregar calderos. En la sala común les estaba esperando pacientemente Hermione que saludó a su amigo con una sonrisa y a su novio con un beso.

— ¿No nos vas a decir quién es tu ligue?— preguntó la chica antes de llegar a desayunar

— Cuento con quien me beso pero no a quien me tiro. Siento no poderos decir nada pero es secreto de confesión, si alguien pasa por mi cama o nos cogéis en plena faena o no voy a soltar prenda hasta el día que me comprometa— dijo sonriendo Harry a Hermione y cogiendo su cintura con sus brazos


Última edición por gintonic&vicodina el Miér Feb 18, 2009 4:09 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
gintonic&vicodina
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

[Reto de Fanfics]Renovación No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 277
Fecha de nacimiento : 05/04/1988
Edad : 30
Localización : Dál Riata
Galeones Snarry : 12677
Fecha de inscripción : 14/02/2009

MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   Miér Feb 18, 2009 1:42 pm

Entraron al Gran Comedor riendo sin importarles nada más que no fueran ellos tres y sus futuras aventuras. Ese buen rollo se terminó cuando llegaron las lechuzas con el correo. Al ver la primera página del Profeta, y las ediciones especiales de la revista de Corazón de Bruja, a Harry se le encendieron las mejillas de un rojo intenso al sentir como la furia le invadía por completo, ¿cómo podían esos idiotas publicar algo como un chupetón en primera página?

Harry Potter, de salvador a gay depravado
El joven que este verano terminó con la vida de El-que-no-debe-ser-nombrado disfruta de no tener que enfrentar a la muerte. Según algunos compañeros de colegio, el salvador que se declaró gay tras terminar con el señor oscuro luce una muy visible marca en el cuello que ha debido ser hecha por cualquier libertino en una noche de sexo desenfrenado con nuestro joven gryffindor. ¿Estará tomando las medidas adecuadas Harry Potter para no contraer ninguna enfermedad sexual? ¿Se estará tomando la poción para no quedarse embarazado o querrá tener un pequeño para seguir sintiéndose el centro de la noticia? Las respuestas a estas preguntas no las tenemos pero creemos que debido a que nunca ha tenido una figura tanto materna como paterna bien marcadas, puede ser que haya decidido darse al vicio sin tomar precauciones. Si nos estás leyendo joven Potter, desde El Profeta esperamos que realmente lo estés haciendo, tanto tú como el misterioso chico que te marcó como suyo. Hablando del misterioso desconocido, ¿quién será señores lectores? Según algunos informantes sería su amigo inseparable Ronald Weasley, quien a pesar de tener novia, Hermione Granger, no le haría un feo a alguien tan atractivo como su mejor amigo. ¿Estamos ante una perversión del famosísimo Trío Dorado? ¿Comparten cama Potter, Weasley y Granger? ¿Si no es Weasley, qué otro chico puede ser?. Queridos lectores, se admiten sugerencias y apuestas sobre quien es el que está convirtiendo a nuestro salvador en un hombre cada noche. La persona que crea saber la respuesta que envíe una lechuza a la redacción de nuestro periódico, cuando sepamos la respuesta se hará un sorteo con el dinero acumulado. Artículo firmando por: Rita Skeeter


— Quién demonios se cree que es está mujer?— preguntó muy enfadado Harry al terminar de leer el artículo, que había escrito esa loca que estaba obsesionada con mentir sobre su vida— Estoy harto de que mienta sobre mi vida, voy a ponerles una denuncia por todas las veces que se han inventado falsos testimonios sobre mi. Ya no puedo soportarlo más que se metan en mi vida— bufó enfadado el ojiverde

— Parece que a nuestro querido Potter le gusta tirarse a la gente pero no que después hablen de su vida— se burló Malfoy que estaba riéndose de él como lo estaba haciendo toda la mesa de las serpientes

— Hurón será mejor que cierres la boca— gritó Ron sacando su varita sin importarle que los profesores le estuvieran mirando

— Ahora entendemos porque defiendes tanto a Potter, porque sino por las noches te tienes que consolar solo mientras la sabelotodo de Granger y el cara rajada se lo montan juntos— le dijo esta vez Pansy al pelirrojo que si no fuera por la mano de su novia que le cogía la muñeca ya se hubiera lanzado a por las serpientes

— Dos amantes mejores que uno, Parkinson, y si son tan buenos como Harry y Ron mucho mejor— le contestó tranquilamente Hermione a la chica de la casa slytherin.

— Llevas razón— dio la razón el ojiverde a su amiga, a la vez que se subía encima de la mesa para ser el centro de atención y dejar todo bien claro, ya cansado por las especulaciones de todos— Escucharme todos, profesores también por favor— pidió Harry logrando que se hiciera el silencio completo en el lugar— Sí, tengo un chupetón en el cuello como bien observó ayer en clase de pociones Snape— confirmó el ojiverde mirando levemente a su profesor de pociones que lo miraba entre enfadado y divertido por aquel desayuno con espectáculo— Sí, yo Harry Potter follo cuando y donde me da la gana con mi chico— siguió confesando el chico caminando por la mesa de su casa, intentando no pisar ningún alimento— Soy sexualmente activo y a quien no le guste o le parezca algo anormal que un chico de diecisiete años tenga sexo que se lo haga mirar, porque estoy cansado de que hasta cuando vaya al baño sea noticia. Mi tarea terminó al exterminar del mapa al loco de Voldemort, desde entonces soy un chico normal al que nadie tiene que importarle que haga o deje de hacer— expuso sus pensamientos el chico— Dos últimas cosa antes de terminar y que podáis poneros a cotillear un poco más sobre mi vida, como hacen en El Profeta y el especial de Corazón de Bruja: Ron, Hermione y yo no somos el Trío Dorado a la hora de ir a la cama, y siempre utilizo protección no como la mayoría de aquí, uno de ellos Malfoy que ya ha mandado abortar a Parkinson antes de navidades— con esas últimas palabras finalizó su exposición del tema Harry, bajó tranquilamente de la mesa y salió del Gran Comedor antes de que nadie pudiera reaccionar y miraran directamente a Draco que con su porte típico Malfoy se retiró haciendo como que no escuchaba los murmullos levantados con la última frase del maldito de Potter.

— Nuestro amigo no ha podido ser más claro en sus palabras— le susurró al oído Ron a su novia que asintió con la cabeza, a la vez que una sonrisa brotaba en sus labios al ver como su amigo no se avergonzaba de nada y como había avergonzado a su máximo enemigo de Hogwarts

El desayuno terminó y todos se fueron en grupitos comentando las palabras de Harry Potter, y siguiendo con sus apuestas sobre quien sería el dueño de la marca que tenía el ojiverde en el cuello. La competición había empezado y todos querían su parte del premio, si El Profeta iba a sortear lo que ganaran con las apuestas querían intentar ser ellos quienes se llevaran el dinero.

A lo largo de aquella mañana las listas de posibles había crecido tremendamente. Muchos a pesar de que el mismo Harry lo había negado, optaban por la opción de Ron, otros pensaban que podía ser Neville, otros que se montaba orgías en su habitación con sus cuatro compañeros, algunos votaban por un trío con los hermanos Creevey, si el pobre Dennis también y especulaban con que había sido Harry quien lo había desvirgado, la opción de Zabini también se barajaba bastante, y sorprendentemente también la de Malfoy, ya se sabe lo que se dice de los amores reñidos y a enfados esos dos eran inigualables.

— Nunca pensé que unos cuantos galeones, el tiempo libre y las ganas de saber la vida ajena, pudiera ser tan pesado. Maldita Rita Skeeter y maldito desgraciado por ser tan salvaje— dijo el ojiverde, aunque la última parte fue en voz tan baja que solamente la pudo escuchar él

— Siento tener que frenar tu momento de poner a todo el mundo de este colegio, y gran parte del mundo mágico, a parir pero creo hermano que en diez minutos tienes castigo con Snape— le recordó Ron a su amigo que se levantó como un rayo y salió corriendo de la sala común.

Harry había olvidado por completo que tenía detención en las mazmorras, y eso que estaba esperando con ansias el momento de encontrarse con Snape para decirle cuatro cosas bien dichas. Llegó jadeando enfrente del aula de pociones y entró sin llamar a la puerta. Allí se encontró con su profesor sentado tranquilamente sobre su escritorio, mirando fijamente a su alumno que aun estaba recuperando la respiración por la carrera que había tenido que hacer para no llegar tarde

— Tiene que limpiar calderos— ordenó el jefe de la casa de slytherin

— Y tu me tienes que dejarte morder el cuello pedazo de desgraciado— dijo Harry a Severus que sonreía de medio lado cerrando a cal y canto el aula, e insonorizándola

— Mi cuello es sagrado, no quiero que me pase como te ha pasado a ti que un capullo te ha condenado a ser noticia por algo así— bromeó Snape besando y mordiendo el lóbulo de la oreja de su alumno aventajado entre las sábanas— Hay que ser mala persona para hacértelo y después llamarte depravado pero la frase de esta mañana de: Sí, yo follo cuando y donde quiero con mi chico; ha sido muy interesante. A mi se me ocurren un par de sitios en estos momentos, o contra la pared o sobre mi escritorio, decida Potter— finalizó Severus desabrochando la camisa de su alumno con el que se fugaría al terminar el curso escolar, una vez que él se graduara

— Creo que podemos hacerlo primero sobre tu escritorio y después contra la pared por haber sido un chico malo y bocazas esta mañana— opinó Harry quitando la túnica de su pareja

Las ropas de ambos amantes desaparecieron con una facilidad pasmosa, ésa que solamente la da la práctica de desvestirse muy seguido. Por una vez en todos los años que llevaba ese escritorio en aquel lugar por fin vio como Severus Snape ponía una buena nota a alguien, un sobresaliente en materia sexual a Harry Potter. Después de hacerlo sobre el escritorio se tomaron un tiempo de relax, para recuperar fuerzas y poder hacerlo contra la pared. La segunda vez de aquella tarde fue más salvaje, tanto que al final Harry terminó con sus uñas clavadas en la espalda de Severus logrando excitarlo más y haciendo que ambos gimieran más alto y más desesperados de lo que solían hacerlo.

— Me encanta limpiar calderos— confesó el ojiverde una vez vestido de nuevo y observando a su profesor y amante

— Estás castigado hasta final de curso, así que no te preocupes que te vas a cansar de limpiarlos— ironizó Severus

— Sev, me tengo que ir que ya es tarde y mis compañeros de casa pensarán que me has estado torturando por demasiado tiempo. Me gustaría seguir siendo torturando toda la noche pero no habría explicación para que volviera con todos mis dedos o todas mis extremidades— bromeó Harry besando fugazmente a Snape aunque el mayor le cogió de la barbilla y profundizó un poco en el beso

— Te torturo toda la noche y luego ya veremos como hacemos para que parezca que te he mutilado o te he arrancado parte de tu cuerpo— siguió con la broma el profesor— Por cierto Harry, si apuesto porque soy yo el que te he hecho el chupetón y luego nos repartimos el dinero, ¿te parece bien?— le preguntó el hombre al joven mirándolo a los ojos

— Esperemos unos cuantos días cuando veamos como van las apuestas y entonces lo hablamos, si acumulan más de cien galeones me parece bien— dijo el chico— No creo que haya nadie tan loco como para pensar que tú me has puesto una mano encima, menos para pensar que me has puesto esa magnífica boca en mi polla y la tuya en mi trasero— se burló Harry saliendo del aula dejando al pocionista sonriendo

— Porque Severus Snape y Harry Potter nunca pierden: disfrutan del sexo y del dinero que los demás se apuestan a su costa— terminó diciendo con una sonrisa socarrona en la cara Severus, saliendo del aula tranquilamente y muy relajado después de descargar adrenalina en una muy notable sesión de sexo con su joven y candente amante.

THE END
Volver arriba Ir abajo
silhermar
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo
avatar

No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 419
Fecha de nacimiento : 02/08/1983
Edad : 35
Galeones Snarry : 11245
Fecha de inscripción : 15/02/2009

MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   Miér Feb 18, 2009 3:33 pm

buenisimo...no se si lo habia leido.. pero creo que no
mira que hay gente cotilla doh
besos
pd. no tengo ninguna foto..o similar porque no se hacerlo gift
Volver arriba Ir abajo
ninduim
Aprendiz de vuelo
Aprendiz de vuelo


No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 336
Fecha de nacimiento : 27/11/1976
Edad : 42
Localización : Málaga
Galeones Snarry : 11097
Fecha de inscripción : 14/02/2009

MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   Miér Feb 18, 2009 3:43 pm

Hola!!!!

Como ya te dije en su dia me encanta el fic... lo que se puede armar con una sola frase, eh? jajajaja... y con gente que tiene mucho tiempo libre... y como la otra vez mi escena favorita el discurso de Harry sobre la mesa del comedor.

Un millón de besos
Olga
Volver arriba Ir abajo
Susy Snape
Duelista
Duelista
avatar

No tienes logos aún.
Femenino Cantidad de envíos : 634
Localización : Valparaíso, Chile
Galeones Snarry : 11267
Fecha de inscripción : 14/02/2009

MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   Vie Feb 20, 2009 3:25 pm

Hola....
buenísima la historia...
no recuerdo si te había dejado mensaje en SH
pero la primera vez que la leí me encanto...
y es bueno recordarla

Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Yuki Fer
As de oclumancia
As de oclumancia
avatar

Mejor posteador del mes  (Mayo 2015) Yo entré-Mes del amor [Mejor posteador del mes] Enero 2015 [Mejor posteador del mes] Junio 2014 Yo entré-Vacaciones 2015 Juego lechuza chismosa-D.I.S 2015 Juego Yo entré-D.I.S 2015 Juego palabras hechizadas DIS 2015
Femenino Cantidad de envíos : 1500
Fecha de nacimiento : 07/04/1992
Edad : 26
Galeones Snarry : 101781
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   Dom Dic 04, 2011 8:13 pm

mmmmmmmmmmmmm deberias de hacerla larga...........*0* me encantoo ..XD
Volver arriba Ir abajo
http://yukif.livejournal.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Se admiten apuestas (One shot)   

Volver arriba Ir abajo
 
Se admiten apuestas (One shot)
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Rasaaabe-
Cambiar a: