La Mazmorra del Snarry


 
ÍndicePortalRegistrarseConectarseFacebook
Mejor posteadora de Enero: Nanndyta ¡¡Felicitaciones!!

Comparte | 
 

 Salvaje, Valiente y Dulce. Capítulo 8. Solo besame

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Majo-san
Vencedor de Voldemort
Vencedor de Voldemort
avatar

Juego del verano 2 Juego del verano 1 Reto Feliz cumpleaños Harry 2014 Maraton Junio 2014 Reto Navidad 2015 FanArt Reto Fanart DIS 2015 Reto one shot DIS 2015 Reto navideño de fanarts D.I.S. 2014
Femenino Cantidad de envíos : 3106
Fecha de nacimiento : 21/01/1986
Edad : 31
Localización : chilena
Galeones Snarry : 93725
Fecha de inscripción : 22/06/2009

MensajeTema: Salvaje, Valiente y Dulce. Capítulo 8. Solo besame   Sáb Nov 14, 2009 11:32 am

8º Capítulo: Sólo bésame


Por fin habían pasado los malditos 15 años de condena para Severus Snape. Era sábado y el Mundo Mágico en pleno estaba volcado a las calles. Nadie estaba muy contento de que el hombre saliera, ya que luego de que este entrara en Azkaban, su querido héroe había desaparecido.
En Hogwarts las cosas estaban bastante bien.
-¿Profesor, le podría hacer una pregunta? -indagó una suave voz desde la puerta.
Neville dejó todo lo que estaba haciendo para poner atención a la persona que lo llamaba. Miró hacía la puerta y se dio cuenta de que era Damián Snape.
-Claro, Damián, pasa -le dijo con voz calmada y fuerte, para que no se notara los cambios que el menor provocaba con su presencia.
-Gracias -dijo al entrar y luego dirigirse hacia la silla que estaba frente al escritorio de su jefe de casa, donde se sentó, luego de ver que el hombre se lo indicaba con un gesto de mano.
-Y dime ¿Qué es lo que necesitabas? -preguntó, al tiempo que se apoyaba en la mesa con las manos cruzadas sobre esta.
-¿Usted podría ayudarnos a mis hermanos y a mí, a pedirle permiso al director para salir del colegio? -le preguntó rápidamente y no era por que tuviera miedo de que se negara, pero se ponía realmente nervioso cuando el hombre estaba cerca.
-Hoy sale vuestro padre ¿No? -curioseó, pero sabía muy bien que la respuesta era afirmativa.
-Así es, y queremos ir al ministerio para apoyar a papá.
Neville había aprendido a descifrar cada uno de los movimientos del menor, por eso le extrañaba que se mostrara tan nervioso.
-Bien, trataré de hablar con el director ahora mismo, pero tú y tus hermanos me tendrán que acompañar, para apoyar mi petición -dijo al tiempo en que se ponía de pie y se dirigía a la puerta.
-Claro -dijo el menor, siguiendo a su profesor que ya tenía la puerta abierta le indicaba que pasara, con toda caballerosidad.

***

En los dormitorios de Slytherin, Rudy estaba paseándose de un lado para el otro. Se supone que Damián les tenía que avisar como le había ido con el profesor Longbottom, pero aun no daba señales de vida.
-¿Rudy, porque mejor no te sientas? -le pidió Patrick mientras se dejaba caer en su cama, que se encontraba junto a la del oji verde.
-No puedo -dijo dando más vueltas, hasta que miró a la habitación y se dio cuenta que faltaban dos de sus compañeros de cuarto- ¿Dónde están Scorp y Cris? -preguntó curioso.
-Ese par de idiotas deben de andar en algo raro -le dijo demasiado molesto para el gusto de Rudy-. No aparecen desde que salimos del comedor y no tengo puta idea de donde están.
Bien eso como que causo extrañeza en el chico que se dirigió a su cama y movió un poco a la hermosa Mamba verde que reposaba sobre su almohada.
-//¿Mack, podrías ir a ver por donde andan Scorp y Cris?// -le pidió en su idioma.
La serpiente se desperezó y lentamente fue bajando de la cama.
-// Vuelvo enseguida, amito// -le respondió la víbora.
-¿Qué le dijiste? -preguntó Patrick, fascinado por el don de su compañero.
-Bueno, digamos que es mejor que un rastreador -le dijo guiñándole el ojo.
Pasaron unos minutos y la serpiente volvió a la alcoba. Se enroscó alrededor del oji verde que estaba impaciente por el reporte que le daría su fiel amigo.
-//¿Los encontraste?// -le preguntó impaciente.
-// Sí, amito, estaban en el jardín delantero, estaban conversando algo que no entendí muy bien// -le dijo confundido.
-¿Qué dice? -le preguntó Patrick, que ahora se encontraba junto al moreno.
-Espera un momento, dice que estaban en el jardín -le comunicó, para luego volver a dirigirse a la serpiente- // ¿Qué era lo que decían?// -le urgió.
-// Bueno, el rubio le dijo algo de que no resultaría nada entre ellos y el más alto le dijo que sería sólo un beso// -Rudy tenía los ojos más que abiertos.
-Rudy, por favor dime que dijo, ¿Por qué te pusiste así? -le preguntó al ver la piel clara extrema, que había adquirido el moreno.
-Dijo que… dijo que Scorpius le decía a Cris que no resultaría nada entre ellos y Cris le dijo que sólo sería un beso.
Eso dejó al otro chico plantado en su puesto, no decían absolutamente nada. Cuando la puerta fue abierta y por ella entraban los otros dos habitantes del lugar.
-¿Qué les pasa? -preguntó Christopher, al ver las auras depresivas alrededor de los otros chicos.
Rudy no dijo nada, sólo se puso de pie y se dirigió a la salida pasando entre los chicos que sólo se apartaron al ver que Mack estaba enredado en el cuello del oji verde y los miraba fijamente.
-¿Qué le pasó a Rudy? -le preguntó Scorpius a un muy ausente Patrick.
El chico elevó la mirada para ver a los dos que estaban frente a él y no pudo evitar la lágrima que le cayó por el ojo derecho y sólo corrió a encerrarse al baño.
Los otros dos se impresionaron de la reacción del muchacho y se dirigieron a la puerta del baño para tratar de saber que era lo que pasaba con su amigo de infancia.
-¡Patrick, abre la puerta! -exigió Christopher, pero sólo el silencio fue su respuesta.
-¡Pat, o abres o echamos la puerta abajo! -le advirtió el rubio
-¡Váyanse al demonio! -gritó una voz angustiada, desde el interior del baño.
-Bien, tú lo decidiste -dijo el moreno mientras sacaba su varita y apuntaba a la fuera- Alohomora -conjuró y vio que la cerradura cedía.
Cuando entraron al baño se encontraron con el más alto, sentado en el piso y la cabeza escondida entre las rodillas.
-¿Qué pasó, Pat? -preguntó el rubio, cuando llegó a su altura.
-¿Por qué no se van y me dejan en paz? -les dijo serio, pero sin mirarlos a la cara.
-¿Por qué no dejas el escándalo y nos dices que demonios te pasó a ti y a Rudy? -dijo el moreno mientras se agachaba y levantaba la cara de su amigo.
-¿Saben algo? -dijo al fin mirándolos- Sería bueno que trataran de tener algo entre ustedes, quizás resulten ser el uno para el otro -dijo bastante fastidiado, siempre le había gustado Christopher, por eso le dolió mucho lo que les dijo Mack.
Los otros dos se miraron entre ellos con los ojos muy abiertos.
-¿Qué dijiste? -le pidió el rubio, mientras se decidía en esperar explicaciones o ir tras el oji verde.
-Eso, como no sabíamos dónde estaban, Rudy le pidió a Mack que los fuera a buscar, pero cuando llegó nos dijo que estaban demasiado enfrascados en su declaración de amor -le dijo resentido.
Eso fue suficiente para que Scorp saliera corriendo de la habitación y buscar al oji verde.
En el baño Cris trataba de evaluar las posibilidades y terminó por reír muy bajito, pero que fue captado por el otro que lo miró con rencor.
-¿De qué demonios te ríes…? -le iba a gritar algo como idiota o estúpido, pero eso quedó atrás cuando su “amigo” se acercó y le dio un sutil beso en los labios.
-Resultó mejor de lo que esperaba -le dijo rozando sus labios-. Queríamos ponerlos celosos, pero no nos decidíamos -le dijo picando sus labios-. Sólo me gustas tú, idiota -le dijo viendo la cara de bobo que tenía el otro. Y como al parecer había perdido su capacidad de pensar lo volvió a besar, pero ahora el más alto respondía fogosamente al ósculo.
En los jardines de Hogwarts se encontraba Rudy, pateando cada miserable piedra que se atravesara en el camino.
-¡Estúpidos, idiotas, tarados! -gritaba su frustración.
-Te falto increíblemente guapos e irresistibles -le dijo una voz a su espalda, logrando que se volteara de golpe.
-¿Qué mierda quieres aquí, Scorpius? -dijo irritado y volvió a emprender su camino al lago sin importarle lo que el otro tuviera que decir.
-¿Sabías que eres bastante infantil a veces? -le dijo caminando tras él, pero acelerando el paso para llegar más rápido a su lado.
Scorpius corrió el tramo que le faltaba para llegar a su lado y lo tomó del codo para voltearlo, pasar su brazo derecho por el cuello del más bajo y acercarlo para darle el beso más exquisito que había recibido en sus 15 años de vida.
Rudy estaba más que sorprendido e incluso dejó caer a Mack, al que llevaba en sus manos, el cual se alejó en dirección al bosque, para darle privacidad a su amito.
-Son un par de idiotas -le dijo el rubio, luego de soltarlo un poco, pero sólo para soltar el codo del moreno y llevar su brazo a la cintura del anonadado oji verde-. Teníamos un plan con Cris. Hacernos pasar por pareja, para ver como reaccionaban, pero al parecer resultó antes de que empezáramos -le dijo con una sonrisa.
-¿He? ¿Cómo? ¿Ustedes…? -preguntó confundido e impresionado.
-Ustedes son los que nos gustan -le dijo riendo y besando nuevamente al menor, que pasó sus brazos alrededor del cuello del rubio, para profundizar más el beso.
Las cosas comenzaban a caldearse, por lo que llegaron a saltar cuando un carraspeo los sacó de su nube de felicidad.
-Veo que empleaste muy bien el tiempo que les dije que tardaría en hablar con mi jefe de casa -le dijo Damián en un tono entre burla y reproche, mientras sonreía de lado al ver el sonrojo en la cara de su hermano.
-Yo… o sea nosotros… -trataba de excusarse, pero su hermano sólo rio un poco.
-Está bien, luego me cuentas, pero ahora necesitamos ir a hablar con Dumbledore -le dijo caminando hacia el castillo, seguido por Neville.
-Ve -le dijo el rubio, pero antes lo acercó y le dio un beso corto que dejó al moreno en las nubes de nuevo -, pero después debemos hablar -le dijo empujándolo suavemente en dirección al castillo.
-Bien -dijo el moreno, luego de partir corriendo donde su hermano que lo esperaba en la entrada. Vio la cara de “Te lo dije” que tenía su hermanito-. No preguntes nada -le advirtió a lo que el otro sólo se encogió de hombros y se dirigió a la torre de Gryffindor donde debería estar Levi.

***

En la torre de los leones, el mayor de los chicos se encontraba en la sala común. Algunos estudiando y otros conversando, jugando o besándose en algún lugar más aparado.
Levi estaba sentado en uno de los sillones frente a la chimenea que se encontraba apagada por la cálida temperatura que aún les daba el ambiente. Sujetaba fuertemente su libro de pociones y trataba de poner atención a su lectura, pero se le hacía tremendamente difícil, pues los nervios que le causaba el saber que por fin conocería a su padre, lo tenían al borde del colapso. Trató de relajarse, metiéndose disimuladamente en la mente de algún estudiante, que distraídos hacían cualquier cosa. Pero su atención fue captada completamente por el pequeño angelito que venía bajando por la escalera de los chicos de primero, con una pila de libros que apenas lo dejaban ver por donde caminaba. Se puso de pie y se encaminó en dirección del menor para quitarle la mayoría de los libros que cargaba.
-¿He? -exclamó el chico dirigiendo sus grandes y azules ojos hacia arriba para ver quien lo había liberado de tanto peso.
-Hola, Hugo -le dijo el mayor, con una sonrisa arrebatadora que logró sonrojar al menor.
-Ho… hola, Levi -le respondió nervioso, ya que su padre le había advertido que no lo quería ver cerca del chico Snape, pero el mayor siempre aparecía cerca de él.
-¿Dónde te dejo los libros? -le preguntó, divertido por los pensamientos contradictorios del muchachito.
-Sobre la mesa, por favor -le dijo dirigiéndose al lugar. Vio que el mayor dejaba las cosas ahí y se sentaba a su lado -¿qué pasa? -preguntó al ver que el otro se acercaba mucho y se ponía a ver lo que estaba haciendo.
-Así que saliste más a tu madre ¿Cierto? -dijo con una sonrisa de lado. El menor le vio extrañado- Mi papá era compañero de tus padres y me dijo que tu madre era la bruja más inteligente y estudiosa que había conocido en sus años en Hogwarts.
-¿En serio? -dijo emocionado. Él sabía que su madre era sumamente inteligente, pero no había escuchado nunca que hubiera sido la más inteligente del colegio.
-Sí, pero nunca me dijo si era hermosa o no, por lo que no puedo decir de donde sacaste tanta belleza -le dijo sonriendo de lado, al ver que el chico se había puesto rojo hasta la punta del pelo.
-Por favor, no digas eso -le dijo muy bajito y agachando la cabeza para que no lo viera a la cara.
En ese momento un chico llegó hasta ellos para decirle a Levi que sus hermanos lo esperaban en la puerta por lo que se puso rápidamente de pie.
-Bueno, nos vemos al rato -le dijo al menor que levanto la mirada para verlo -¡Ah sí! -dijo de repente y se acercó al chico y le dio un piquito en los labios- Para que te acuerdes de mí -luego le guiñó un ojo, dejando al menor congelado en su lugar y con las manos sobre su boca.
-¿Qué hacías scandaleux? -le dijo Rudy, con los brazos cruzados frente a él.
-Supongo que lo mismo que tú, mon petit curieux -le dijo pasando por su lado y dirigiéndose a la dirección, seguido por los demás.
-Tus hermanos son muy especiales ¿No? -dijo Neville, que venía junto a Damián y caminaban tras los otros dos que seguían discutiendo adelante -¿Qué fue lo que se dijeron? Digamos que mi francés esta un tanto oxidado.
-Oh, pues Rudy le dijo “escandaloso” y Levi le respondió con “mi pequeño curioso” -le tradujo-. A los chicos les gusta molestarse en diferentes idiomas -le dijo riendo suavemente.
-Bien, llegamos -les dijo a los chicos -, ustedes se mantendrán en silencio y yo hablaré con el director ¿De acuerdo? -le preguntó y vio como los chicos asentían -“Chicles ácidos” -le dijo a la gárgola que se abrió dando paso a los cuatro.
-¿Profesor Longbottom? -preguntó el director al ver al hombre para do en la entrada, pero luego vio que no venía solo- Ya me estaba preguntando si vendrían o no -les dijo asiéndolos pasar a todos.
-Director, los chicos quieren ir al ministerio, hoy sale su padre de Azkaban -le informó, parándose firmemente.
-Ya lo sabía y un carruaje los espera en la entrada del colegio que los llevará a una zona de aparición que los llevará al ministerio, pero deben estar de vuelta en cuanto termine el juicio -les advirtió, pero los chicos ya ni escuchaban sólo querían salir corriendo- Bien ¿Qué esperan? -dijo seriamente- Tienen que arreglarse para salir ¿No? -los chicos hicieron una reverencia y se dirigieron corriendo a la salida -¿Crees que algún día me lo perdonen? -dijo al hombre que se dirigía a la puerta.
-Supongo que Harry sí, él no es de las personas que saben odiar -le dijo saliendo y dejando al hombre solo con sus cavilaciones.
Afuera del despacho lo esperaba Damián.
-Gracias, profesor -le dijo el menor.
-No hice nada, Damián, el director lo tenía todo planeado -le dijo caminando junto al menor.
-De todas maneras, gracias -le dijo parándose al lado del hombre y depositando un beso en su mejilla -. Por intentarlo al menos -le dijo sonriendo y caminando en dirección a las habitaciones de Ravenclaw, seguido por un muy sonriente Neville Longbottom.



Continuará...

Siguiente capitulo


Última edición por Majo-san el Jue Mayo 12, 2016 7:46 am, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Helen Black P
Duelista
Duelista
avatar

Maratón Junio 2014 [Reto de Fanfics]Renovación [Tú eliges cómo continuar] Juego 1 [Mejor posteador del mes] Mayo 2014 Maratón one shots D.I.S.2014 [Mejor posteador del mes]  Septiembre 2014 Juego del verano 2 Tú eliges cómo continuar 2
Femenino Cantidad de envíos : 557
Fecha de nacimiento : 02/07/1988
Edad : 29
Galeones Snarry : 25477
Fecha de inscripción : 23/12/2010

MensajeTema: Re: Salvaje, Valiente y Dulce. Capítulo 8. Solo besame   Dom Sep 07, 2014 7:15 pm

Creo que Severus y Sirius no serán los únicos que vallan por personas mucho mas jóvenes, empiezo a notar que Neville va a sentir cierto cariño por uno de los hijos de Potter
Volver arriba Ir abajo
 
Salvaje, Valiente y Dulce. Capítulo 8. Solo besame
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mazmorra del Snarry :: Biblioteca de la Mazmorra :: Fanfics Snarry :: Fanfics de Majo-san-
Cambiar a: